Escenarios

Obra “El esqueleto del manantial” se presentará este 11 y 18 en el foro La Ceiba
Omar Arriaga Garcés Jueves 10 de Agosto de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Una leyenda de Panindícuaro sirve al grupo Pequeños Narradores Escénicos para construir la obra El esqueleto del manantial que, tras presentarse el 4 de agosto en el Foro La Ceiba, estará este viernes 11 y 18 a las 17:00 horas, como parte del proyecto “La vuelta al sol, un año de funciones”.

De acuerdo al director de la puesta, Enrique Alejandro Martínez Reynoso, fueron seis niños, dos jóvenes y tres técnicos quienes llevaron a cabo el proceso de montaje, para dar cuenta de cómo -cuando hay luna llena- el manantial del pueblo se llena de almas y la sombra de una niña aparece en torno al agua, sin dejar acercarse a nadie al venero.

El director de la compañía de teatro infantil decidió tomar la leyenda y recrearla, algo por lo que Martínez Reynoso se dijo contento.
El director de la compañía de teatro infantil decidió tomar la leyenda y recrearla, algo por lo que Martínez Reynoso se dijo contento.
(Foto: Especial)

"Elegir esta leyenda surge a partir de que nos damos cuenta de que los relatos en esta parte del estado, en el Bajío michoacano, sí que existen, pero están en desuso: ya nadie los cuenta, las abuelas son muy jóvenes y el cambio generacional que hay a partir del uso de las tecnologías ha disipado el interés por estos relatos”, refirió el director de Pequeños Narradores Escénicos, grupo integrado por niños y adolescentes de entre ocho y 17 años, que se reúnen en torno a la Casa de la Cultura de Panindícuaro “Eduard. R. Malayán”.

La sinopsis de la obra dice: “En el pacífico pueblo de Panindícuaro surge una leyenda, la de Titina, la niña esqueleto que en las noches de luna llena se baña en el manantial del Granado.

“¿Por qué sus huesitos de porcelana quedaron ahí? ¿Quién fue Cristina Villalpando? ¿Qué la hizo abandonar su querido Aguanuato? Aquella niña amorosa y tierna, la pasada noche de luna, se transformó en un horripilante espectro al mirar sus adoradas aguas cristalinas, convertidas en un basurero”, se lee en la invitación a la puesta escénica.

Cuidar el entorno



Al situarse el relato en un escenario que existe en Panindícuaro, Martínez Reynoso tomó la determinación de rescatar El esqueleto del manantial con un doble propósito: primero, conservar la tradición oral de la comunidad y darle una identidad y, segundo, no quitar el dedo del renglón en lo referente a los desperdicios que se arrojan sobre el estanque, ojo donde nace el agua, por lo que entonces la obra tiene una función de generar conciencia para detener la polución.

“Hemos trabajado con los niños del taller y con las madres de familia para limpiar el manantial y poner algunos botes de basura en el lugar, para cuidar y preservar el lugar donde nace el agua; es una cuestión que consideramos importante inculcar en los niños”, indicó el egresado de la Facultad Popular de Bellas Artes (FPBA) de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

Pero para ello, Alejandro Martínez debió previamente investigar la leyenda, algunas de cuyas versiones más antiguas se remontaban al periodo de la Revolución Mexicana, cuando Titina fue llevada al manantial de Panindícuaro, donde se le asesinó y arrojaron sus restos, motivo por el que desde entonces su espíritu sería albergado por el venero, del que se convirtió en su guardiana.

Por la contaminación de la que a últimas fechas ha sido presa el manantial El Granado, el director de la compañía de teatro infantil decidió tomar la leyenda y recrearla, algo por lo que Martínez Reynoso se dijo contento.

“El trabajo de la cultura que se realiza en comunidad siempre se queda, estamos contentos por traer este montaje a la capital del estado”, externó el encargado del montaje y del diseño musical, a quien en el aspecto técnico apoyaron Martha López García con el vestuario y Jesús Sánchez Ávalos en la iluminación y el sonido.

Cabe señalar que el propio Martínez Reynoso funge como narrador en la puesta, al igual que Juan Jesús Álvarez Ávalos, en tanto que el reparto de los niños del manantial -que se presente este viernes a las 17:00 horas en el Foro La Ceiba, de la calle Lacas de Uruapan 301 en la colonia Vasco de Quiroga- estará integrado por Ángel Uriel Contreras Vargas, Elisandro Vargas Guillén, Iris Camacho Ruíz, Yareli Pantoja Martínez, Yoseline Guerrero Ambriz, Paloma Aldana Medina, Johana Yasmín López Cortez, Wendy Barrientos Lara, Allyson Jazmin Guerrero Ambriz, Andrés Clemente Vargas Guillén, Erandy América Maldonado Sánchez, Guadalupe Borja, Yulissa Maldonado Álvarez y Karol Álvarez Ávalos.