Municipios

ante la mala calidad de los productos
En Zitácuaro, chef inglesa cultivará sus propios alimentos
Ricardo Rojas Rodríguez Jueves 10 de Agosto de 2017
A- A A+

Zitácuaro, Michoacán.- La chef inglesa, Diana Kennedy, cultivará sus propios jitomates, ya que afirma que los que actualmente se venden en el país no sirven, porque no tiene sabor. Y se dijo dispuesta a rescatar este fruto, que les da el gusto a los alimentos.

Entrevistada mientras hacía sus compras en el mercado municipal de Zitácuaro, la británica de 94 años de edad afirmó que el sabor de la comida mexicana se ha perdido porque las verduras son producidas con muchos químicos y ya no tienen sabor. Reiteró que los jitomates “parecen de plástico”.

La chef inglesa, Diana Kennedy
La chef inglesa, Diana Kennedy
(Foto: Ricardo Rojas Rodríguez)

Comentó que en sus viajes por el país ha encontrado una variedad de jitomates que se producen en Chiapas que sí tienen las propiedades naturales y el sabor de las verduras sin químicos ni conservadores.

Apuntó que traerá semillas de esos frutos para reproducirlos en su rancho, ubicado en la tenencia de San Francisco Coatepec, en donde vive. Sin embargo, lamentó que esto tendrá que esperar porque en este momento no es temporada de ese jitomate.

Por su labor de difusión de la cocina mexicana en el mundo, Kennedy ha sido reconocida por el gobierno mexicano con la Orden Mexicana del Águila Azteca, y por el inglés con la Orden del Imperio Británico.

Diana, chef reconocida, ha publicado 9 libros llamados The cuisiners of Mexico, con los que comenzó a cambiar la forma en la que los estadounidenses veían la cocina mexicana.

Kennedy lamentó que los jitomates actuales ya no son ácidos ni jugosos, como los de antes. Agregó que ella recuerda que cuando era niña, esta verdura, tanto en Europa como aquí, en México, tenía un sabor auténtico. Pero ahora ya no.

Señala que los jitomates que traerá de Chiapas dan un fruto boludo y grande, de forma como de riñón. Explicó que no sólo los plantará ella, sino que distribuirá semillas a los campesinos orgánicos de Zitácuaro, para que los produzcan y los comercialicen.