Municipios

Señala organización campesina falta de voluntad para solucionar problema de vehículos extranjeros
José Luis Ceja Guerra Jueves 10 de Agosto de 2017
A- A A+

Sahuayo, Michoacán.- Luego de que una integrante del Legislativo Federal enviara ya el exhorto al Ejecutivo Federal en el sentido de legalizar los vehículos de procedencia extranjera en Baja California Norte, de acuerdo con Jesús González Ayala, presidente de la Unión Democrática Campesina de Michoacán AC, ha faltado voluntad en Michoacán para dar paso a este proceso.

Jesús González Ayala, presidente de la Unión Democrática Campesina de Michoacán AC
Jesús González Ayala, presidente de la Unión Democrática Campesina de Michoacán AC
(Foto: José Luis Ceja Guerra)

Destacó que lo presentado en días pasados por la diputada federal por Baja California Norte Eloisa Talavera es prácticamente lo mismo que lo que las organizaciones campesinas de Michoacán habían propuesto a la legislatura y al Ejecutivo Estatal con la salvedad de que en el caso de esta entidad los recursos recaudados podrían ser aplicados a las necesidades locales mediante un convenio con la federación como el caso del estado de Chihuahua.

Destacó que la intención de esta propuesta es que los propietarios de vehículos de procedencia extranjera que circulan en Michoacán dejen de ser víctimas recurrentes de las corporaciones policiacas asentadas en la entidad ya que, dijo, a excepción de la Marina y el Ejército, todas las corporaciones ha visto una fuente de recursos entre los propietarios de estos vehículos.

“Ese dinero se va a un barril sin fondo, por eso pedimos al gobierno de Michoacán que implementen los mecanismos para solucionar esto; los propietarios prefieren mil veces pagar la legalización de sus vehículos y no tener que pagar cada vez que los detienen” dijo González Ayala.

Si bien en Michoacán, a través de la bancada del PRD en el legislativo local se ha tocado el tema esto no ha sido suficiente toda vez que de acuerdo con Jesús González es más viable que este tema de la regularización pueda aplicarse en Michoacán que en los estados fronterizos porque en ellos el flujo de vehículos de un lado a otro de la frontera, lo que no ocurriría en Michoacán en el que cada organización cuenta con padrón de estos vehículos.

Actualmente, dijo, la internación de un vehículo extranjero tiene un costo de 3,600 y 3,800 dólares en modelos anteriores al 2009 en motores a gasolina y de 4,500 a 5 mil dólares en el caso de motores a diesel.

Destacó que organizaciones campesinas de 24 estados del País se han reunido ya en la intención de generar acciones que hagan entender a las autoridades la necesidad de atender esta petición que, en el caso de Michoacán aseguraría la estabilidad financiera y garantizaría el no heredar deudas a la próxima administración.