Municipios

Indígenas exportan duela a E.U, producen celulosa para empresa papelera y muebles a tienda de prestigio
Grecia Ponce Domingo 20 de Agosto de 2017
A- A A+

Nuevo San Juan Parangarícutiro, Michoacán.- En la región conocida como la Meseta P'urhépecha existe una comunidad de la que no se habla por los problemas de tala ilegal y deforestación que se suscitan en el resto de la comunidades, sino que es puesta como ejemplo de cultivos boscosos exitosos y racionales.

En ese lugar la gente P'orhé exporta duela a los Estados Unidos; venden materia prima para hacer celulosa, con la que se elaboran los productos de la marca Scribe y le vende muebles a la cadena de almacenes, El Palacio de Hierro, que es uno de sus principales y más exigentes clientes.

Viven y trabajan en el municipio de San Juan Nuevo, en donde el aserradero y las diversas fábricas le dan empleo directo a más de mil personas
Viven y trabajan en el municipio de San Juan Nuevo, en donde el aserradero y las diversas fábricas le dan empleo directo a más de mil personas
(Foto: Grecia Ponce)

Se trata del municipio de San Juan Nuevo, en donde el aserradero y las diversas fábricas de variados productos de madera y sus derivados le dan empleo directo a más de mil personas, quienes procesan árboles completos sin desperdiciar nada.

De todo esto habló el presidente del Comisariado de Bienes Comunales, J. Jesús Antolino Echevarría, quien explicó que en este lugar "producimos madera aserrada y como producto terminado, la duela, la moldura, muebles y productos secundarios como tarimas para la industria".

Recordó que antes "producíamos cajas de empaque, pero bajó la producción, porque la han sustituido por cartón; pero nosotros todo el pino lo aprovechamos no desperdiciamos nada. La corteza y las ramas las utilizamos como combustible para alimentar las estufas del secado de manera. También la molemos para sacar celulósico y los mandamos a Morelia, para la fabricación de papel, que se usa para las libretas de la marca Scribe"

Agregó que "dentro del bosque se extrae la resina. Hace años se le vendía a quien venía a comprarla, pero oscilaba mucho el precio y a veces no salía ganancia. Por eso mucha gente se desanimaba de resinar".

"Por fortuna tuvimos unos apoyos, aunque no nos basamos en dicha ayuda, sino que nada más es un pequeño empujón y nosotros ponemos lo demás. Ahora industrializamos la resina. Le damos un valor agregado para tener un trabajo sustentable para el resinero".

"Nosotros la recogemos en el monte y de allá nos la traemos. El resinero la deposita en centros de acopio y nosotros pasamos por ella y le facilitamos mucho las cosas. Les proporcionamos material, como cacharros y hachas para que nadie ponga pretextos de que no tiene herramienta".

"Esa resina la industrializamos y la convertimos en brea y en aguarrás, que es un producto más terminado que le vendemos a empresas industriales, que elaboran diversos productos".

Expuso que debido a que "hemos crecido en todas las áreas y formado diversas empresas, que empleamos a un promedio de más de mil jefes de familia, que tienen trabajo directo".

"Hay otros grupos de personas que dependen de este aserradero y las otras empresas de manera indirecta como los que tienen camiones fleteros que son comuneros que transportan la madera del monte hacia aquí; camioneteros que ingresan a caminos más accidentados a donde no pueden ingresar los camiones y extraen hasta la última rama, para no dejar nada, porque todo se tiene que aprovechar".

Precisó que actualmente "exportamos nada más la duela. La distribuimos a Laredo y Mac Allen, Texas y la vendemos a otras partes de México. Le vendemos muebles al Palacio de Hierro, quien es uno de nuestros clientes, más fuertes y más exigentes".

Dijo que todo esto se ha logrado "luchándole, porque hay problemas y retos que tenemos que enfrentar. No ha sido fácil, pero la comunidad se ha distinguido, porque estamos organizados".

Resaltó el entrevistado que "aquí no hay dueños, la máxima autoridad es la asamblea y sesionamos cada mes. También contamos con un consejo, cuyo número de integrantes es menor, pero que está formado con la gente de mayor experiencia, por la gente que ha tenido un cargo dentro de la comunidad".

"Ahí se ventilan primeramente los problemas, los proyectos, damos orden, discutimos y presentamos posteriormente las opciones a la asamblea, la cual es la máxima autoridad y nosotros somos nada más los ejecutores de lo que dicha asamblea decide".