Escenarios

'Más allá de los archipiélagos', abre la Muestra Universitaria de Teatro
Omar Arriaga Garcés Miércoles 6 de Septiembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Cuatro obras fueron elegidas para la Muestra Universitaria de Teatro, siendo Más allá de los archipiélagos, escrita y dirigida por Atzumey León Domínguez, la que abrió el evento este miércoles 6 de septiembre a las 11:00 horas en el Teatro José Rubén Romero.

Las actividades continuaron a las 13:30 horas en la Sala Silvestre Revueltas de la Facultad Popular de Bellas Artes (FPBA) con Pájaros, dirigida por Fernando Ortiz Rojas y el Colectivo 60 Mil, en tanto que el trabajo con el que concluirá la muestra será el performance Nadie se acuerda de ellos… Ni de nosotros, de la asociación teatral Contrapeso, basada en una idea de Roberto Briceño Figueras y con dirección colectiva, a las 17:30 horas en el Foro Eco del Centro Histórico.

Más allá de los archipiélagos, escrita y dirigida por Atzumey León Domínguez
Más allá de los archipiélagos, escrita y dirigida por Atzumey León Domínguez
(Foto: Especial)

Fragmentos del alma en tiempos fríos, de Ricardo Robles, se presentó también en el Teatro José Rubén Romero, pero a las 16:00 horas, aunque queda en el aire la pregunta de por qué los grupos de teatro de la FPBA no enviaron propuestas o, si lo hicieron, ¿por qué no fueron seleccionados?

Más allá de los archipiélagos



En el caso de Más allá de los archipiélagos, Yunuén -interpretada por Amanda Maldonado- y Joba -encarnada por Estefany Torres- son dos personajes que se conocen en un hospital, con sendas enfermedades terminales, por lo que además de ser amigas comparten una relación de complicidad que explora las posibilidades de la mente, cuando se hallan ya próximas a la otra orilla.

Como había explicado a Cambio de Michoacán Atzumey León, el proceso de montaje duró ocho meses y la obra surgió de dos contextos distintos pero conectados entre sí: el de Michoacán y el de Veracruz: “Pongo dos personajes en escena que son de estos estados; mi intención es hablar de la muerte. Los dos personajes están en un hospital y llevan demasiado tiempo ahí. Lo que quieren es salir; están en un hartazgo total.

“Tienen enfermedades graves y sienten que van a morir en cualquier momento; ese proceso de los personajes les lleva a viajar a través del imaginario. Empiezan a hacer una analogía del hospital y es ahí donde caemos con los archipiélagos”, explicó.

¿A dónde podría uno viajar si fuera la última posibilidad de vida? ¿Acaso un hospital podría detener a quién se ha determinado a partir? Con un texto que pone en escena diversas tradiciones de ambas entidades y que indaga en las profundidades de dos mujeres heridas de muerte, Más allá de los archipiélagos constituye una oda a la libertad.

Pájaros



Pájaros, adaptación del libro La guerra no tiene rostro de mujer, de la escritora y periodista bielorrusa Svetlana Alexiévich, Premio Nobel de Literatura 2015, tiene una participación constante de las actrices Dalia Próspero, Ligia Mazariegos y Eva Sánchez, tanto en el recreación del texto como en la dirección, dijo Fernando Ortiz antes de comenzar temporada.

El trabajo del Colectivo 60 Mil recrea algunos pasajes de la periodista en su búsqueda de las mujeres que habían acudido a la Segunda Gran Guerra y que, aunque iban como enfermeras o asistentes, terminaron en las trincheras para ayudar a los hombres, en un montaje en el que las protagonistas cantan, actúan e inclusive bailan.

“Es importante que estas mujeres a final de cuenta hablaron; no querían hablar por muchas razones, a algunas en su casa no se los permitían. Afortunadamente, esta periodista va y expone las cosas que les sucedieron y cómo fueron involucradas en la guerra.

“Las mujeres fueron hipervalientes a pesar de todo. Hay una escena donde las chicas se lanzaron a sacar a los hombres del campo de batalla; todas resultaron heridas pero salvaron a muchos soldados y eso no se sabe. Se habla de los soldados, pero de las chicas enfermeras no se habla, ni de ese batallón que salvó a muchos hombres”, expresó Ortiz Rojas en relación a la experiencia y la visión de la guerra desde la perspectiva de esas mujeres rusas, con lo que queda de manifiesto que ningún conflicto vale la pena.

Una obra desgarradora que sitúa al espectador en todo momento en el campo mismo de batalla y ante la tragedia de tener que matar para vivir, cuestión que se hace nítida en una conflagración de tal dimensión, pero que en realidad es algo implícito cada día en la vida que cada uno de nosotros vive.

Nadie se acuerda de ellos...



A su vez, Nadie se acuerda de ellos… ni de nosotros, de Contrapeso, es un performance que con una estética post-apocalíptica presenta diversos cuadros en los que el público se ve enfrentado a situaciones límites, ya sea como producto de una violencia irreductible o bien cuando se lo reta a postular un futuro a partir del mundo existente.

Participan como personajes-ciborg Nair Leana, Jesús Suárez, Rodrigo Béjar, Brenda Tinoco, Itzel Ponce, Bryce Ixchel, Xosé Fabián, Ricardo Cruz y Sheyla Rodríguez, en una especie de relato cyberpunk en el que sólo la memoria de lo que fue quedara y un hipotético espectador debiera re-construir un espacio y un tiempo hechos añicos, guiado por textos de Jerzy Grotowski, Herta Müller, Thadeusz Cantor y de los propios intérpretes.

En palabras de Juan Velasco Herrejón, de Contrapeso, el montaje podría verse de dos maneras: “Por un lado lo que llamaríamos una ‘memoria del presente’. Si el mundo en el que vivimos es en cierto modo la representación que nos hacemos del mundo, la pregunta es: ¿Cuáles son los elementos que incluimos en esa representación?

“Esos elementos son los que nos permiten de una manera o de otra identificar cómo nos relacionamos y con quiénes nos relacionamos. Entonces la idea general es preguntarnos, ¿cuáles son los elementos que dejamos fuera de nuestra representación, a quiénes y por qué?”, comentó a este medio uno de los tres directores de la compañía teatral.