Municipios

En Uruapan, el Museo del Agua concientiza e informa a las nuevas generaciones
Grecia Ponce Domingo 10 de Septiembre de 2017
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Saber que para producir un kilo de carne de res se necesitan 15 mil litros de agua y para un kilo de queso 5 mil litros, da una idea de la manera en que usamos el elemento que solo se aprecia, cuando no se tiene.

El museo ha recibido en cinco meses a unos 5 mil estudiantes de nivel básico
El museo ha recibido en cinco meses a unos 5 mil estudiantes de nivel básico
(Foto: Grecia Ponce)

Esa es la labor que se realiza en el Museo del Agua, en donde se concientiza e informa a las nuevas generaciones sobre el uso racional del líquido.

Dicho museo se localiza en una área denominada Centro de Cultura para la Conservación del parque nacional, Barranca del Cupatitzio, un conjunto de instalaciones totalmente desaprovechadas, hasta que el pasado 21 de marzo , se instaló el montaje de esta sala museográfica.

Hasta ahora, este lugar ha recibido a aproximadamente 5 mil niños y jóvenes de preescolar, primaria y secundaria y su propósito es concientizar a las nuevas generaciones sobre el uso adecuado del líquido.

Lo anterior se plantea mediante un recorrido guiado y la impartición de talleres, entre ellos el de Formación del Agua en la Tierra, Ciclo del Agua, Cantidades de Agua en el Mundo, Cantidades de Agua en el Cuerpo Humano, Tornillo de Arquímedes, Manantiales, Huella Hídrica, Residuos Sólidos, Lixiviados y Planta Tratadora de aguas residuales.

También se proyecta un video educativo y se realizan juegos y actividades relacionadas con el agua.

Durante los recorrido se da a conocer que mientras que el 70 por ciento de nuestro cuerpo está compuesto de agua, de la totalidad de líquido disponible en el planeta, el 97 por ciento es agua salada, el 2.5 agua dulce y para consumo humano únicamente se accede al .5 por ciento.

Otros datos importantes son aquellos relacionados con la contaminación de los mantos freáticos y los años que dura un material inorgánico en desaparecer del entorno natural, poniendo de ejemplo que una botella de vidrio tarda 4 mil años, un pañal desechable cuatro años y residuos orgánicos como cáscaras de plátano o de naranja, dos años.

Pero también se ofrece información sobre las fuentes de abasto de la ciudad, precisando que la ciudad goza de nueve manantiales, que dotan a la población por bombeo o por gravedad y dos pozos profundos.

Aunque por ahora el equipo del museo es más bien modesto, se tiene un proyecto para dotarlo de tecnología, a fin de convertirlo en un museo interactivo, moderno, equipado con métodos audiovisuales y pantallas de realidad virtual.