Municipios

Con una alegoría del bosque
La comunidad indígena del barrio de San Francisco Uruapan celebró a su santo patrono
Grecia Ponce Jueves 5 de Octubre de 2017
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Con una danza que evocó la riqueza forestal , los habitantes de la comunidad indígena del barrio de San Francisco Uruapan celebraron al santo patrono de Uruapan. Esta comunidad ha defendido el recurso forestal, incluso en contra de la delincuencia organizada y a lo largo de su historia ha peleado por sus tierras.

La danza fue presentada durante la fiesta en honor de San Francisco de Asís, el santo patrono de Uruapan; celebración que es la única fiesta patronal en la que toman parte los nueve barrios fundadores de la versión colonial de esta ciudad. También es la única en la que durante su desfile, no se suman al contingente cultural personas que ingieren bebidas embriagantes en la vía pública.

Cabe destacar que la comunidad indígena del barrio de San Francisco, en este 2017 por segunda vez en 72 años coronó a una joven de este asentamiento como su Ireri
Cabe destacar que la comunidad indígena del barrio de San Francisco, en este 2017 por segunda vez en 72 años coronó a una joven de este asentamiento como su Ireri
(Foto: Grecia Ponce)

Durante la tarde del miércoles, grupos de danza de los barrios constituyentes realizaron una procesión, acompañados de las figuras peregrinas de sus respectivos santos patrones, desde la capilla del Siglo XVI de San Francisco, la primera que se construyó en esta ciudad, hasta el centro de la misma, donde la actividad concluyó con una ceremonia religiosa en la parroquia de San Francisco, en el primer cuadro.

Cabe destacar que la comunidad indígena del barrio de San Francisco, en este 2017 por segunda vez en 72 años coronó a una joven de este asentamiento como su Ireri, responsabilidad que recayó en María Salud Carlón Ayala.

Y es que durante más de siete décadas este barrio fundador, dejó de lado su papel como constituyente del Uruapan colonial y dejó de practicar sus fiestas patronales.

Pero la situación fue distinta la tarde noche del jueves, cuando encabezó los festejos del santo patrono de esta ciudad, cuyo nombre tras la invasión es precisamente San Francisco Uruapan, ya que el 4 de octubre de 1533, al norte del Uruapan precolombino, llegó fray Juan de San Miguel y fundó la ciudad actual.

La trazó en concordancia con puntos cardinales, la dividió en nueve barrios y a cada uno le asignó un santo patrono, siendo el de San Francisco el primero y el primero también en contar con una capilla, la cual aunque severamente deteriorada continúa en pie, ahogándose entre puestos callejeros.

Sobre la historia de la ciudad y la comunidad indígena del barrio de San Francisco, habló el historiador, escritor y nativo de ese barrio, Benigno Espinoza Calderón.

Explicó el entrevistado que "en 1928 hubo un litigio. La comunidad era la dueña de más de 10 mil hectáreas, que disputaban los licenciados Acevedo y Martínez. El comunero, que es bisabuelo de María Concepción Morales, que es la actual tesorera de la comunidad y que era el último de los comuneros que hablaba P'urhépecha" peleó por esas tierras.

Rememoró que "las colindancias abarcaban desde el cerro de La Cruz, en la barraca de la Bolita, hasta la antigua estación del ferrocarril, quizá por eso empezó a perder la comunidad sus manifestaciones culturales, por esa terrible pérdida de sus tierras".

"Ahora hemos retomado las tradiciones, porque somos defensores de nuestros bosques. Este año se derribaron los árboles de una huerta de más de cien hectáreas, situada en un área en donde lamentablemente los malosos destruyeron una superficie boscosa de 500 hectáreas".

"Este año me gustó que las muchachas, sacaron una danza (termino local para indicar que se creó una coreografía), en la que usaron crespones o gusanos elaborados con agujas de pino", en alusión a los bosques que todavía conserva esta comunidad.