Educación

Documentalistas comparten imágenes del sismo de 1985 con alumnos de la UM
Josafat Pérez Jueves 5 de Octubre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- La pareja de cineastas dedicados al documental, conformada por Jeanette Russ Moreno y Tomás Sampedro Fernández, compartió su proyecto 1985, Héroes entre ruinas, con alumnos de la carrera de Ingeniería civil de la Universidad Michoacana.

Luego de proyectado el cortometraje sobre el terremoto que sacudió a la Ciudad de México en 1985 –actualmente work in progress de un proyecto de mayor duración–, sostuvieron una charla con la comunidad estudiantil de ingenieros en formación, algunos de los cuales colaboraron en la evaluación de daños en Juchitán, Oaxaca, tras el sismo del siete de septiembre, y tuvieron contacto con los documentalistas en la comunidad oaxaqueña.

Entrevistas con médicos y rescatistas, material visual proporcionado por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y testimonios de la sociedad civil, encuentran asidero en 1985, Héroes entre ruinas
Entrevistas con médicos y rescatistas, material visual proporcionado por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y testimonios de la sociedad civil, encuentran asidero en 1985, Héroes entre ruinas
(Foto: Especial)

En el diálogo con los estudiantes, moderado por la doctora Patricia Chaires –quien ha dirigido los viaje a Oaxaca y Morelos para evaluar inmuebles y entregar apoyos a los damnificados–, Jeanette Russ Moreno habló de cómo el proyecto cinematográfico ha crecido y se ha vuelto más oportuno con el material recabado después de los sismos del mes pasado, que será incluido, dijo, “como una confirmación de la tesis del documental”.

Entrevistas con médicos y rescatistas, material visual proporcionado por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y testimonios de la sociedad civil, encuentran asidero en 1985, Héroes entre ruinas.

“Tenía tanta información que vi la manera de hacer un documental porque son documentos históricos que se deben compartir”, dijo luego de detallar las etapas del proyecto a lo largo de cuatro años y confiar en que al paso de dos meses pueda entrara a la fase de post-producción.

Destacó la labor de los ingenieros, al igual que la del Ejército y grupos de rescate durante el sismo del pasado 19 de septiembre, pero hizo una mención aparte sobre la solidaridad que observó entre los ciudadanos voluntarios que “al igual que en 1985, salieron a las calles a ayudar y demostraron como la mano civil entra al quite cuando la capacidad del gobierno y sus instituciones queda rebasada ante desastres de esta magnitud”, señaló.

“Lo maravilloso de México, que ha tenido este tipo de eventos, igual que Japón, es que ha aprendido de ellos y se ha solidarizado”, comenta Russ Moreno mientras su socio, Sampedro Fernández, reconoce que gracias a los desastres causados por los terremotos en México, las delegaciones de topos y rescatistas de otras países que brindaron auxilio, tanto en 1985 como este año, “han aprendido mucho, sobretodo en la aplicación de protocolos, gracias a la experiencia y el trabajo en México”, advirtió.