Sociedad

La fe vistió de blanco este domingo en el Palacio del Arte
Ernesto Hernández Doblas Domingo 8 de Octubre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- La fe vistió de blanco este domingo en el Palacio del Arte y expresó su gozo en cánticos, oraciones e himnos, al reunirse más de seis mil personas que forman parte de las delegaciones en Michoacán de la iglesia denominada La Luz del Mundo.

Aunque, hay que agregar que también asistieron al evento representantes de otros estados, así como ministros de algunas partes de Latinoamérica. El motivo del encuentro religioso, fue asistir al mensaje que trajo su presidente internacional, Nasson Joaquín García, llamado también apóstol de Jesucristo, nieto de quien fundara esta expresión evangélica en Guadalajara en 1926 e hijo de Samuel Joaquín Flores, dirigente de la misma desde 1964 hasta su muerte, en 2014.

Joaquín García lleva dos años realizando una gira internacional por los países y regiones en donde la iglesia referida tiene presencia, celebrando este día la onceava etapa que correspondió a la entidad.

Hasta el momento ha llevado su mensaje a 237 naciones de tres continentes en donde tiene presencia la denominación religiosa
Hasta el momento ha llevado su mensaje a 237 naciones de tres continentes en donde tiene presencia la denominación religiosa
(Foto: Héctor Sánchez)

Su mensaje tuvo que ver básicamente con la fe y adoración hacia el dios en el que creen, es decir, se trata de una actividad de reforzamiento y continuidad para la vida religiosa de los fieles, en donde además habló de los recientes acontecimientos sísmicos del país, así como de las penurias climatológicas que afectaron principalmente a Puerto Rico y Haití.

Dios reprendió a la humanidad por medio de esos desastres, aseguró el líder religioso, ya que, abundó, en su voluntad estaba todo movimiento de la tierra, aunque también dijo a los presentes que ningún integrante de la Luz del Mundo había resultado dañado, lo cual fue respondido con muestras de júbilo.

A las 10:00 de la mañana estaba anunciado el evento, pero los asistentes ya estaban en el ruedo y gradas del Palacio del Arte desde mucho antes. Vestidos en su mayoría de un impecable blanco, no dejaron de entrar al lugar de la cita, incluso, tiempo después de que ya había comenzado la ceremonia.

Las mujeres, quienes fueron evidente mayoría, abarrotaron las escaleras de acceso, con sus características faldas largas y cubriéndose la cabeza, tal como está escrito en la biblia que era la costumbre en tiempos del antiguo testamento en señal de reverencia, respeto y sumisión.

Los hombres entraban por otro lado, ya que unos y otras ocuparon distintos espacios. Aunque había una buena cantidad de adultos y ancianos, también jóvenes y niños componían la congregación.

Antes de la llegada del líder religioso, dos coros entonaron alternativamente himnos y alabanzas; uno de ellos compuesto por más de cien personas adultas en donde nuevamente las mujeres eran evidente mayoría, y otro compuesto principalmente por niños y jóvenes.

En la parte donde suelen venderse alimentos y bebidas en los conciertos o festejos taurinos, se pusieron a la venta diversos objetos como biblias, lapiceros, camisas, discos compactos y videos entre otros productos, además de grandes fotografías enmarcadas de Joaquín García.

Entrevistado para Cambio de Michoacán, Adrián Calvillo, vocero de la iglesia, informó que la gira internacional del llamado apóstol de jesucristo o varón de dios, comenzó en Talca, Chile hace dos años y concluirá cuando recorra los 55 países que le faltan.

Hasta el momento ha llevado su mensaje a 237 naciones de tres continentes en donde tiene presencia la denominación religiosa. En cuanto a la república mexicana, ha visitado la mitad de los estados, tanto los del sur como del centro.

Apuntó que fue Apatzingán en 1954 cuando inició la presencia de la Luz del Mundo en la entidad, y desde entonces hasta la fecha, ha logrado expandirse en todos los demás municipios, estableciéndose un aproximado de 150 iglesias y misiones.

Para finalizar, comentó que parte de la importancia del evento, es el que refuerza la fe y compromiso de los fieles con una vida lo más apegada posible a los postulados y mandamientos del cristianismo, lo cual, aseguró, se ve reflejado en conductas sociales adecuadas y armónicas.

“La venida del varón de dios a este lugar va a resultar en una mejora de las familias, de la sociedad, porque el mensaje que él está trayendo no está relacionado con las cosas materiales sino que viene con el objetivo de que el hombre reconozca a dios en su vida; el reconocer a dios en sus vidas le hace más sensible, no solamente para adorarlo sino en la responsabilidad que tienen como ciudadanos y en el comportamiento social, por ello, su mensaje reditúa en mejores ciudadanos para el mundo”.