Sociedad

Cercanía del ejército con la gente, consecuencia del sismo: Jeanette Russ
Josafat Pérez Domingo 8 de Octubre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- A consecuencia de los temblores ocurridos los días siete y 19 de septiembre, la documentalista Jeanette Russ Moreno, directora de 1985, Héroes entre ruinas, advirtió que se debe pugnar por promover una mayor cercanía entre el Ejército mexicano y la sociedad civil, a fin de trabajar en conjunto en situaciones emergentes como las acontecidas el mes pasado.

De visita en esta ciudad para presentar, junto a Tomás Sampedro Fernández, el trabajo documental sobre el terremoto que devastara a la Ciudad de México (CDMX) hace 32 años, Russ Moreno platicó con Cambio de Michoacán sobre las circunstancias en que colaboraron y registraron –cámara en mano– las acciones de rescate en Juchitán, Oaxaca y en la CDMX, durante los sismos de septiembre.

La documentalista Jeanette Russ Moreno
La documentalista Jeanette Russ Moreno
(Foto: Especial)

“Cuando pasa una contingencia como esta se caldean los ánimos. En Juchitán, por ejemplo, no dejaban entrar al gobierno ni a la SEDENA (Secretaría de la Defensa Nacional), los repelieron a todos, hubo enfrentamientos… no querían que entrara la autoridad por miedo, por la mala imagen que de las fuerzas públicas se ha promocionado”, señaló.

A pregunta expresa, reconoció que el Ejército ha cometido violaciones a los derechos humanos y concedió que esa puede ser una causa del miedo y la animadversión con que la población percibe a la milicia.

“Tienen que ver cómo van a promover esa cercanía del ejército con la gente; nosotros presenciamos los enfrentamientos, es muy triste… pero creemos que van a poder congraciarse con la población. Además, vimos trabajar a los militares como no tienen idea, igual que los perros de rescate, mis respetos”, dijo al advertir que en momentos críticos debe propiciarse la unión y no el desencuentro, porque los efectivos de la SEDENA son la base para la implementación del plan DN-3.

A 32 años del temblor en la Ciudad de México –y gracias al trabajo de investigación y recopilación de archivos visuales para su proyecto–, consideró que se han logrado avances en las formas de actuación ante los desastres.

Sin embargo, señaló que Protección civil no supo tomar el control de la situación y ello generó un caos durante las horas que sucedieron al sismo de la CDMX, derivado de los “varios mandos” que aparecieron sin coordinarse para agilizar el rescate de las personas atrapadas en los edificios colapsados.



“Pudimos constatar la forma en que entró en acción la sociedad civil. Vimos a los voluntarios volcados sobre los escombros; primero llegamos con actitud de ayudar y después a documentar”, dijo luego de comentar que su documental incluirá el seguimiento de los topos aztecas, un doctor que salvó la vida de varios niños en la CDMX y el trabajo de los ingenieros en la evaluación de daños estructurales, entre una decena de personajes que, a manera de epílogo, ayudan a reforzar la tesis del documental.

Asimismo, dejó en claro que las cifras oficiales que ha aportado el gobierno sobre los niños muertos en el colegio Enrique Rébsamen, son dudosas si se contrastan con los testimonios de la gente que colaboró en las labores de rescate, quienes estiman que al menos fueron 100 víctimas y no 29.

A pregunta expresa sobre el encubrimiento de cifras, responsables y de cómo un sector de la sociedad muestra su lado más rapaz al aprovecharse del temblor para robar, señaló que no está en los fines de su trabajo exponer o cuestionar ese tipo de situaciones.

“Encontrar cosas de corrupción y rapiña le toca a las autoridades”, dijo luego de comentar que la grabación realizada del sismo del 19 de septiembre “se centra más en buscar la solidaridad humana”.