Escenarios

Rechaza Luis Jaime Cortez malos manejos al frente del Conservatorio
Omar Arriaga Garcés Viernes 13 de Octubre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Pretensión por parte de la Junta de Gobierno del Conservatorio de las Rosas para que el entonces rector Luis Jaime Cortez Méndez desviara recursos, fue uno de los motivos por los que éste decidió separarse de su cargo, dijo Arturo Ismael Ibarra Dávalos, abogado del músico.

Fue a las afueras de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje -a la que se dirigió a interponer una demanda laboral contra el Conservatorio de las Rosas-, donde Luis Jaime Cortez negó que hubiera “malos manejos” de su parte al frente de la escuela, tal como este medio indicó en la cabeza del pasado lunes 9 de octubre -“Por malos manejos, rescisión del contrato a Cortez Méndez del Conservatorio de las Rosas”-, en una nota que consigna que el vicepresidente de la Junta de Gobierno, Ramón Ramírez Guzmán, “se refirió a malos manejos financieros durante los años en que Cortez Méndez estuvo al frente de la institución”.

En la foto Arturo Ismael Ibarra Dávalos, abogado del músico y Luis Jaime Cortez Méndez, rector .
En la foto Arturo Ismael Ibarra Dávalos, abogado del músico y Luis Jaime Cortez Méndez, rector .
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

A lo que el ex rector, dijo: “Estamos aquí para hacer que el señor Ramírez aclare su dicho en esa reunión”, después de lo cual señaló que el problema en el Conservatorio de las Rosas “surgió porque teníamos que recibir recursos…”.

Y continuó: “Hice una gestión para el Conservatorio de la Secretaría de Cultura (SC) federal. Los recursos llegan a través de la Secretaría de Cultura estatal; sin embargo, a la hora de firmar el convenio de las partes tenía que presentar la factura correspondiente.

“En ese momento el contador Joel (Alejandro Rosas López) me explica que no se puede timbrar la factura… por los problemas de Hacienda; la pretensión es que se usara una factura de la ‘Fundación Conservatorio de las Rosas (A.C.)’ y definitivamente me pareció el límite de lo aceptable.

“Después de esa respuesta y (de) entender que si no firmaba ese documento se me iba a levantar un acta administrativa -como pasó en otros momentos por no firmar un documento-, decidí... Estoy demandando la separación de la relación”, expuso Cortez Méndez, a lo que Ibarra Dávalos complementó: “Pretendían que se desviaran recursos, dando una factura diferente a la que decía el convenio”.

Crisis por usar dinero para pagar demandas



El abogado añadió también que las afirmaciones que en rueda de prensa del 9 de octubre hicieron el presidente de la Junta de Gobierno, Ricardo Casiano Alba; Ramón Ramírez y el vocal Eduardo Rubio Elosúa, fueron causas de su separación, “situaciones que nunca han comprobado”, como las calificó Ismael Ibarra, arguyendo que el músico “rescinde la relación laboral por falta de probidad y honradez de parte de la institución… Es un grito a todo México y Michoacán por el deterioro del Conservatorio de las Rosas”.

Diría después: “El Conservatorio ha dicho que ha habido fraudes pero jamás han mostrado un solo documento que lo avale”, externó el abogado, por lo que dijo que pudiera haber también una demanda civil por el daño moral que Cortez Méndez ha recibido.

“La ventaja de la vía legal es que todos los implicados -la Junta de Gobierno y la Rectoría- debemos aportar documentos que muestren los elementos plasmados; sería un ejercicio de transparencia”, apuntó el ex rector.

Y agregó sobre la cuestión financiera de la que hablaron Casiano Alba y Ramírez Guzmán: “Éste es un cuestionamiento directo a la administración de Carmen Alicia Dávila (Munguía): el cien por ciento de los cheques los firmaba ella o el tesorero”, puesto que durante su gestión correspondió a Alfonso Mier, Gabriel Ávila y Francisco Bribiesca, de acuerdo al ex rector, quien aseveró dar cauce legal al tema para que haya “evidencias” y no se trate sólo de un tema “mediático”.

Operación saludable de la escuela



Cuestionado entonces sobre si habría alguna omisión de su parte durante su periodo al frente del Conservatorio, Luis Jaime Cortez respondió: “Lo niego absolutamente, lo cual está manifestado en esta demanda. Ofreceremos las pruebas”.

En ese sentido, explicaría que la auditoría de la que Casiano Alba y Ramón Ramírez hablaron el 9 de octubre “lleva nueve meses”, si bien acotó que el procedimiento abarca “un periodo en el cual el propio Ricardo Casiano fue comisario.

“Ese periodo está ya observado y dictaminado por él como comisario antes de ser presidente; además esos estados financieros fueron aprobados en las asambleas anuales con su presencia.

“Hay un constante y oficial contacto, cuando menos por escrito, con la Junta de Gobierno, en cuanto a qué informé y de qué manera. Está todo claro en documentos oficiales”, acotó Cortez Méndez.

Ismael Ibarra señaló entonces que la decisión de separarse el 10 de octubre del Conservatorio está “justificada”, de lo cual responsabilizó a los representantes de la escuela de música “por ventilar incluso en medios de comunicación donde se ataca a su persona, que hubo algunos malos manejos, aunque no lo aclaran con certidumbre ni con documentos”, dijo.

El ex rector expuso que, de hecho, la operación en la escuela es “muy saludable, entendida como el presupuesto de egresos de la institución contra el presupuesto de ingresos; hablamos de que el déficit es del dos al tres por ciento.

“Es un déficit pequeño, alrededor de un millón de pesos, que se puede subsanar muy fácilmente para una institución de esa importancia. ¿Dónde está entonces la crisis financiera?
La crisis surge del hecho de que tomaron la decisión de -en lugar de usar los recursos de los impuestos de los trabajadores para pagarle a Hacienda, al Seguro Social, todo eso- usarlos para las demandas millonarias del Conservatorio. Ahí es donde está el descalabro”, explicó Luis Jaime Cortez.

Creación de un frente civil para defender el Conservatorio



El músico aludió entonces a la creación de la “Fundación Conservatorio de las Rosas A.C.” por parte de la Junta de Gobierno de la institución, con la que se buscaría subsanar el que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no permitiera por las deudas de la escuela timbrar las facturas emitidas.

Y mencionó sobre la asociación civil paralela a “Conservatorio de las Rosas A.C.”: “Contiene un conjunto de elementos que consideramos ilegales, como el pretender tener el comodato en posesión del claustro del Conservatorio de las Rosas... Es una fundación que tiene sólo a tres personas como socios. Queremos hacer valer de manera legal nuestra denuncia por ese hecho fundamental”, puntualizó.

Al preguntarle si la nueva asociación civil no era para buscar recaudar fondos para el Conservatorio, tal como los dirigentes de la Junta de Gobierno de la institución afirmaron previamente, Luis Jaime Cortez manifestó que durante los últimos 20 años “Conservatorio de las Rosas A.C.” sirvió a ese propósito, por lo que si ese fuera el motivo de la creación de la nueva asociación no habría razón para haberlo hecho: “Suponiendo que por alguna razón se buscara una fundación para ese propósito, eso no está expresado en el objeto social: tendría que ser el punto uno y no está expresado ahí”.

Agregó que si la A.C. fuera para recaudar fondos “tampoco se pretendería apropiarse del comodato del claustro... No parto de interpretaciones, es lo que dice el acta”, tras lo cual mencionó que con el recurso legal interpuesto se tendrá que revisar la constitución de “Fundación Conservatorio de las Rosas A.C.”.

Y continuó la relación de los hechos: “Presenté una carta a los consejeros, preguntándoles por esta asociación. La respuesta no fue oficial, pero fue en el sentido de que se conocía el contenido de esa fundación y que lo validaba el resto de los asociados”, a lo que añadió: “Lo que no le resta ilegalidad al acta como tal”.

Por ello, dijo que desde la tarde de este viernes 13 de octubre convocaría a la creación de un Frente Cívico en Defensa del Conservatorio de las Rosas: “Quiero insistir en que el Conservatorio es un patrimonio cultural, social, de Michoacán y del país, y que objeto comprado, cada bien y activo del Conservatorio es originado en recursos públicos.

“El Campus Ocolusen fue un donativo gubernamental; el Conservatorio es un organismo que funciona y opera gracias a diversos niveles de gobierno”, afirmó, por lo cual dijo: “He decidido crear un Frente Cívico en Defensa del Conservatorio de las Rosas intitulado ‘Yo soy Conservatorio’, el cual buscará sumar a la sociedad civil para supervisar, revisar y pedir cuentas, no sólo del presente del Conservatorio sino de su futuro”, expresó el músico.

Para concluir, indicó que la escuela cuenta con un equilibrio financiero probado y que el costo per cápita de cada estudiante es adecuado, sin mencionar que la institución está “bien” en resultados académicos, artísticos y en su número de estudiantes, en tanto que son los maestros y empleados quienes lo sostienen y le dan su fuerza, razón por la que “los padres pueden confiar. Queremos que el Conservatorio siga vivo, así debe ser”, finalizó.