Escenarios

Encuentro de Poetas del Mundo Latino debe mantenerse en Morelia: Neftalí Coria
Omar Arriaga Garcés Lunes 13 de Noviembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- A un año de cumplir dos décadas de vida -de las cuales once ediciones se han celebrado en Morelia-, el Encuentro de Poetas del Mundo Latino debe mantenerse en la ciudad, pese a que haya cambios de funcionarios en el gobierno, indicó el poeta Neftalí Coria Ceja.

Entrevistado en las instalaciones de Cambio de Michoacán, dijo que si bien el evento tiene una calidad probada no se le ha dado la difusión que merece, por lo que junto a su organizador -el poeta Marco Antonio Campos Álvarez- había analizado antes de 2012 buscar el nombramiento de Morelia como “ciudad de la poesía”, además de exponer que el encuentro no se lleva los millones que sí se se etiquetan para festivales como el de Música de Morelia (FMM) o el Internacional de Cine de Morelia (FICM).

Tras comentar que el encuentro está aceitado y consolidado ya el equipo que lo organiza -con relaciones directas con las embajadas que eligen a los poetas que participarán de los distintos países-, el autor de Ritual de medianoche (1984) refirió como durante el evento una joven se acercó al organizador del Seminario de Cultura Mexicana.

Neftalí Coria Ceja la cabina de Cambio de Michoacán
Neftalí Coria Ceja la cabina de Cambio de Michoacán
(Foto: Cambio de Michoacán)

“Me impresionó una muchacha de unos 17, 18 años, muy joven, que alcanzó a Marco Antonio Campos a la salida del teatro y le dijo: ‘Gracias por haber traído otra vez a los poetas a Morelia’. Significa que si tenía 18, cinco años atrás había venido.

“El estado no debería perderlo; no por administraciones ni gobernadores ni nada: viene la edición XX y habría que hacer algo más importante. No se ha hablado todavía qué pasará, pero no es el momento de dejarlo ir”, expuso.

Recordó que de 2012 a 2016 “no se presentó aquí poema alguno, por negligencia, desprecio o esa cosa espantosa que tienen algunos políticos que no contestan el teléfono, un correo y dejan ir las mejores oportunidades de eventos como éste. Eso ocurrió. ¿Para qué decir otra cosa?”.

Indicó que el encuentro volvió en un “clima difícil, que viene desde los ayeres”, toda vez que aunque no tiene información de primera mano, sabe que hay deudas con el gremio cultural, “presupuestos mal empleados por administraciones anteriores, que ésta no ha podido resolver por obvias razones”, acotó.

Mantener el encuentro en Morelia



Coria Ceja manifestó que pese al alto nivel que tiene el evento, “para mi gusto ha sido mal difundido donde quiera: no se ha difundido lo suficiente, no se ha valorado la estatura del encuentro”.

Y añadió: “Si hiciéramos un recuento de los años que lleva aquí o en Oaxaca, veríamos que han venido poetas fundamentales en la poesía de lenguas latinas; y no se han hecho memorias, por ejemplo. Algunas se llegaron a hacer hace quince años, hay dos o tres.

“Es una oportunidad y un foro importantísimo para que las ciudades sedes, el país, pudieran hacer mucho más difusión de la poesía de altísima calidad”, reflexionó, y dijo que hay grandes exponentes de países como Italia o Rumania.

Ante los cambios de gobierno que se avecinan en 2018, el autor de LunaMía (1994) apuntó que Michoacán debería actuar como Aguascalientes en el sector cultural: “Por eso cuando tomó el encuentro en sus manos funcionó inmediatamente, creo que mejor que aquí. De ahí era Víctor Sandoval; ahí puso la primera Casa de la Cultura en México: ese concepto de maestros que enseñan arte. Y sembró una infraestructura cultural inamovible.

“No hay gobernador capaz de testerear y quitarle un pelo al Premio (Nacional) de Poesía Aguascalientes; ningún gobernador se atrevería. Eso debería suceder con el Encuentro de Poetas del Mundo Latino; tiene un prestigio altísimo y se lo ha dado su trabajo”, dijo.

Comentó que entre tantos festivales que hoy se organizan, hay algunos como el Internacional Cervantino que son inamovibles, algo que debiera pasar con el encuentro, que es casi tan importante como el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes, por lo que no descartó buscar junto a Marco Antonio Campos el nombramiento de Morelia como “ciudad de la poesía”, algo que ambos poetas se plantearon antes de que el evento se mudara en 2012 a Aguascalientes.

Antes de responder la pregunta de cómo sería posible afianzar el encuentro en la capital michoacana, el también autor de Tejer la luna con las manos (editado en Bélgica en 2009), dijo no haber visto durante las lecturas del evento a escritores michoacanos para acercarse a escuchar poesía y dialogar con los invitados, tras lo que señaló que debe crearse una estrategia integral.

“La parte de educación debe hacer su trabajo, es muy importante que a los niños los lleven, que los jóvenes desde la secundaria hacia adelante pudieran acudir; hacer un programa integral. Estoy seguro que el poeta francés (Sylvestre Clancier) podría ir perfectamente a dar una plática con los niños de tres o cinco grupos de secundaria. ¿Qué de importancia tiene eso? La gente queda marcada por esas figuras. Soy la prueba”, afirmó el autor.

Contó que en 1981 al Festival Internacional de Poesía Morelia acudieron figuras capitales de la literatura contemporánea, como Jorge Luis Borges, Günter Grass o Tomas Tranströmer: “Me impactaban, no porque iban a ser Premios Nobel: aún no lo eran ni Seamus Heaney ni Günter Grass ni Tranströmer; Borges ya era Borges, como un Nobel.

“Pensaba que Borges era de otro mundo, no pensaba que ese tipo que había escrito ‘El Aleph’ o el poema ‘1964’ o el de ‘Ajedrez’, no podía existir en este mundo. Verlo pasar en el Teatro Morelos fue fundamental”, rememoró.

Por ello, insistió en que se debería encontrar una manera de blindar el encuentro “contra secretarios de Cultura y presidentes municipales y todos cuantos van cambiando”, y agregó que también “hay que sentar precedentes con un modelo de difusión mucho más vigoroso”.

Reconoció la voluntad de la secretaria de Cultura de Michoacán (Secum), Silvia Figueroa Zamudio, por traer el evento de vuelta y externó que no es un evento “caro” si se lo compara con el FMM o el FICM: “Le cuesta al estado las camas donde duermen los poetas y los platos de comida. ¿Cuánto es eso? Tres días de hospedaje y de alimentación”, dijo.

Para concluir, mencionó que el Premio de Poesía Jaime Sabines-Gatien Lapointe entregado a Luis Armenta Malpica, así como el Premio Víctor Sandoval conferido a Elsa Cross son importantísimos, como el reconocimiento que en la clausura se hizo a Gaspar Aguilera Díaz en su cumpleaños 70.

“Ha sido un hombre muy trabajador, muy tenaz; ha estado ahí todo el tiempo, ha escrito... Nos ha ayudado a los que fuimos jóvenes. He estado cerca de él. La figura de Gaspar es muy importante para el estado y había que reconocerlo”, finalizó.