Educación

Pese a merma en subsidio, moradoredes de albergues respaldan gestiones
Ernesto Hern√°ndez Doblas Martes 14 de Noviembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Al igual que los demás sectores de la comunidad nicolaita, los albergues estudiantiles han visto mermado el apoyo que reciben cada quincena, sin embargo la relación con ellos hasta el momento es cordial y mutuamente comprensiva.

Así lo aseveró este martes José Dolores Govea Paz, jefe del departamento de asuntos estudiantiles de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), quien incluso agradeció a las y los moradores su preocupación ante la problemática que atraviesa la Casa de Hidalgo.

José Dolores Govea Paz, director del Departamento de Asuntos Estudiantiles de la Universidad Michoacana
José Dolores Govea Paz, director del Departamento de Asuntos Estudiantiles de la Universidad Michoacana
(Foto: Carmen Hern√°ndez )

El funcionario quiso dejar en claro que no han existido recortes al presupuesto destinado a las diferentes casas de estudiantes agrupadas en la Coordinadora de Universitarios en Lucha (CUL) sino el mismo retraso de pagos que toda la comunidad universitaria padece desde hace quince días.

Así entonces, los estudiantes moradores sólo recibieron el 50 por ciento del subsidio correspondiente, cuya cantidad global dijo Govea Paz no tener a la mano.

Una de las formas en que la CUL ha mostrado su apoyo y acompa√Īamiento, es por medio de la consejera universitaria proveniente de la organizaci√≥n de albergues, quien acompa√Ī√≥ al rector Medardo Serna Gonz√°lez y una comitiva de funcionarios y sindicalizados que estuvo recientemente en la Ciudad de M√©xico para gestionar el apoyo de los diputados federales.

Seg√ļn palabras del encargado de Asuntos Estudiantiles, un grupo de moradores ha decidido apoyar por cuenta propia las demandas de los dos sindicatos mayoritarios de la instituci√≥n centenaria, pero no a nombre de la Coordinadora.

Para dar por concluida la entrevista colectiva, Govea Paz dijo que desde el 13 de octubre pasado el Consejo Universitario había propuesto un reglamento para normar la vida interna de las Casas de Estudiantes, sin embargo, ante la situación de penuria económica, no ha sido posible darle continuidad.

En esa línea, enfatizó que la posible aprobación del mismo, no sería en detrimento de los albergados sino todo lo contrario.

De los puntos a consensuar, abundó, está la propuesta de los consejeros universitarios, en el sentido de que sea un ocho de calificación la mínima necesaria, uno de los requisitos para recibir apoyo en un albergue estudiantil, mientras que los moradores han manifestado que sea de seis.