Escenarios

Este sábado se efectuará el quinto torneo de Spoken Word del año
Omar Arriaga Garcés Martes 14 de Noviembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- El quinto torneo de Spoken Word del año -organizado por la gestora Purhépecha Slam- se realiza este sábado a las 20:00 horas en el foro cultural Gran Calavera de Pátzcuaro, indicó uno de los organizadores, Rogelio D’Lara Gutiérrez, conocido en el Slam Poetry como ShahMat, quien también impartirá ahí un taller gratuito a las 14:00 horas ese día.

Para D’Lara Gutiérrez, el Spoken Word es la palabra hablada, tal como dice su nombre en inglés, “algo que no se lee en vivo: no es como abro una libreta en la página 64 y leo enfrente del público, sino tener el texto ya naturalizado, integrado al organismo y exponerlo ante un público, al estilo de Sócrates o las exposiciones teatrales”, por lo cual se vincula con el teatro y las posibilidades del cuerpo a través de la voz.

El Spoken Word y los Slam Poetry impulsan mucho la cultura ahí donde se organizan, tal como ha sucedido en una década en la Ciudad de México, de donde ShahMat es originario, por lo que expresó que Purépecha Slam busca llegar a otros municipios.
El Spoken Word y los Slam Poetry impulsan mucho la cultura ahí donde se organizan, tal como ha sucedido en una década en la Ciudad de México, de donde ShahMat es originario, por lo que expresó que Purépecha Slam busca llegar a otros municipios.
(Foto: Especial)

Sobre las lecturas de poesía frente a público, ShahMat refirió que ello no es Spoken Word, pero apuntó que “si hay alguien que lejos de leer el texto en un libro lo dice de memoria y lo expone, para mí eso es más Spoken Word. Ambas dinámicas merecen todo el respeto, no demerito ninguna, sólo trato de señalar alguna diferencia”, agregó.

El Slam Poetry



ShahMat señaló que el Slam Poetry nace en 1985 en Estados Unidos: “Es un concurso realmente; la palabra ‘slam’ viene del francés ‘chelem’, torneo. Las personas se anotan en una lista y pasan una a una a compartir sus textos en tres minutos.

“Deben participar con textos propios sin instrumentos musicales ni disfraces, solamente cuerpo y voz; eso es básicamente el Slam. Si se pasan del tiempo cada diez segundos se les descuenta una décima a su calificación total.

“Las calificaciones van del cero al diez con decimales. ¿Por qué con decimales? Para evitar empates. Una vez terminada la primera ronda se ven las calificaciones más altas y pasan de tres a cuatro finalistas a una segunda ronda”, explicó el organizador.

Dijo que siempre es un número distinto de personas el que se inscribe en los torneos, habiéndose efectuado ya este 2017 uno en Morelia, otro en Ario de Rosales, uno más en Tacámbaro y otro en Pátzcuaro, donde se celebrará este sábado el segundo: “Al primero que hicimos en Pátzcuaro se inscribieron catorce, el segundo tuvo como doce personas... La dinámica es ésa: llegar puntuales ese día al Slam, que empieza a las 20:00 horas. Si llegan media hora antes se pueden inscribir. De ahí mismo del público se elige al jurado que calificará”, refirió.

En la ronda final los participantes llevan a cabo una improvisación con palabras que da el público, se usa algún elemento en vivo o una improvisación de cuerpo sin palabras de por medio y, en este caso, no es ya el jurado sino el público el que elige quien gana con sus aplausos y ruido: “Cada ganador tiene su boleto automático a la final que será en marzo de 2018 en Morelia”, acotó D’Lara Gutiérrez.

Expuso que en 2016 fueron dos los Slam Poetry organizados en Tacámbaro, dos más en Pátzcuaro, otros dos en Ario de Rosales, uno en Morelia y la final también la capital michoacana, en la que participaron siete personas, los siete finalistas de cada torneo: “Este año llevamos cuatro, esperamos hacer otros tres o cuatro para organizar una final en marzo o abril, tanto la sede como las fechas en Morelia están por definirse”, comentó.
Sobre los premios de este sábado al ganador, ShahMat explicó que en los Slams suele haber mucho contacto con el comercio local, “entonces a los participantes por lo general se les da obra de alguna galería, productos y vales para consumo... Cuidamos que puedan llevarse algo como retribución, aunque el objetivo es que vayan a compartir y a hacer comunidad”, indicó.


Llegar a más municipios



Aunque ShahMat empezó a hacer los eventos en 2016 por su cuenta, estos gustaron tanto que un equipo se integró y comenzaron a realizarse de manera más frecuente, ahora con la organización de Purhépecha Slam, en la que están Farah Wesley, Ireri Campoy García, Xany Ro, Sarayu, Ohmi Samad, Revilox, El Gran Calavera, el Colectivo Achokez y el propio D’Lara Gutiérrez.

“Buscamos hacer de este movimiento de Slam Poetry un torbellino cultural al que se unan muchísimas personas, tanto del ámbito artístico como de la gestión: empezamos siendo dos personas y ya somos ocho. Esto va más allá de nuestro esfuerzo, la labor del equipo es muy horizontal, somos varios los involucrados”, dijo Rogelio D’Lara.

Manifestó que el Spoken Word y los Slam Poetry impulsan mucho la cultura ahí donde se organizan, tal como ha sucedido en una década en la Ciudad de México, de donde ShahMat es originario, por lo que expresó que Purépecha Slam busca llegar a otros municipios.

“Queremos expandirnos a otros municipios como Zamora, Uruapan, Lázaro Cárdenas y Cherán; es importante empezar a adquirir la identidad purépecha para no tenerla sólo en el nombre; llegar a los artistas que usan su lengua natal u originaria para manifestarse, hacer poesía y levantar la voz en todo el movimiento cultural y social que se lleva a cabo en Michoacán y en Cherán en estos momentos”, dijo.

Cabe señalar que tanto el torneo como el taller de Spoken Word que ShahMat impartirá a las 14:00 horas en el foro cultural Gran Calavera de la calle Ahumada 57 en el Centro Histórico de Pátzcuaro no tienen costo alguno y son para todas las personas interesadas sin condicionantes por la edad: “Serán ejercicios de poesía en voz alta; lleguen puntuales, poco antes de las dos si se puede, con libreta y pluma. Ahí haremos ejercicios para poder llevar un texto a la poesía en voz alta”, finalizó.