Educación

Pide SPUM prudencia a legisladores respecto a la reforma a jubilaciones y pensiones
Ernesto Hernández Doblas Viernes 1 de Diciembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.-El Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM) llamó a la prudencia y la reflexión a los integrantes del Congreso Estatal, en cuanto a las declaraciones vertidas respecto a la necesidad de una reforma al sistema de jubilaciones y pensiones en la máxima casa de estudios del estado.

Incluso, algunas de esas voces, han asegurado que antes de que concluya el 2017, se habrán hecho los cambios a los artículos 28 y 29 de la Ley Orgánica de la institución benemérita y centenaria.

Ambos, están relacionados con aspectos laborales entre la administración nicolaita y los trabajadores, lo que incluye aquello que se pretende transformar, en el entendido de que sea compartido el fondo para quienes se jubilan en un sistema tripartito: patrón, Estado y trabajador, así como extender el tiempo de vida laboral.

Anaya Sánchez puntualiza que el déficit presupuestal de la máxima casa de estudios del estado es causado por la falta de apoyos tanto de los gobiernos estatal como federal.
Anaya Sánchez puntualiza que el déficit presupuestal de la máxima casa de estudios del estado es causado por la falta de apoyos tanto de los gobiernos estatal como federal.
(Foto: Especial)

Por medio de un documento de tres hojas, este 29 de noviembre, el secretario general del SPUM, Gaudencio Anaya Sánchez, en su calidad de presidente del Consejo General, hizo llegar a las y los congresistas la postura de los sindicalizados.

Además de solicitarles prudencia frente a un tema en el que tendría que haber consenso entre los actores implicados, agregó que la representatividad de la parte patronal está minada, es decir, que desconocen como interlocutor a Medardo Serna González, rector nicolaita.

Al comienzo del documento en cuestión, Anaya Sánchez puntualizó que el déficit presupuestal de la máxima casa de estudios del estado es causado por la falta de apoyos tanto de los gobiernos estatal como federal.

Es así, que el secretario del SPUM recordó que el 3 de febrero de 1986, el Congreso decretó la Ley Orgánica de la Casa de Hidalgo, en la cual se incluía en los artículos 28 y 29, lo referente a las relaciones laborales y a su vez planteaba disposiciones para la jubilación.

Este decreto obliga, asegura el oficio, al Congreso Local, a que desde ese momento, establezca una partida para el pago de las pensiones, así como a tomar las previsiones necesarias a futuro, obligación que ni en el pasado ni en el presente se ha cumplido.

Otra agresión a la Universidad Michoacana, se dio en 1989, cuando la Secretaría de Educación Pública (SEP) le exigió reformar el Plan de Estudios de Bachillerato, acordado a nivel nacional desde 1972, “atentando contra la autonomía, con el argumento de que el nivel medio superior, estaba consumiendo el presupuesto destinado a la investigación científica”.

Es así como en julio de 1990, el Consejo Universitario nicolaita, aprobó ese mandato, en espera de recibir el presupuesto correspondiente al nivel medio superior, situación que hasta la fecha no se ha visto reflejado en la realidad, por lo que la Universidad Michoacana tiene que absorberlo con gasto corriente.

Rumbo al final del oficio entregado a las y los congresistas, Anaya Sánchez enumeró otra serie de acciones tanto del poder legislativo como ejecutivo que han adelgazado las finanzas universitarias, tales como recortes y disminución de apoyos extraordinarios que se venían otorgando.

El secretario general del sindicato de profesores, reiteró que no es jubilaciones y pensiones el problema a resolver en aras de abatir el déficit financiero, “más bien haría que el gobierno se desentienda de sus obligaciones en cuanto a la previsión social”.

Serna González ha declarado en varias ocasiones que los temas esenciales para resolver la problemática estructural es que la Casa de Hidalgo reciba un mejor presupuesto anual por alumno, el reconocimiento a plantillas y prestaciones que no lo son, así como aportaciones para el fondo de pensiones y jubilaciones.

Sin embargo, hasta el momento, las voces del Congreso han enfocado el interés en la polémica reforma que a su vez forma parte de las condiciones para brindar apoyo financiero extraordinario que ha planteado el gobierno de Enrique Peña Nieto, vía la Subsecretaría de Educación Superior cuyo titular es Salvador Jara Guerrero.

Por no haber realizado dicha enmienda, según palabras del rector, la Universidad Michoacana no ha podido participar del programa que a nivel federal existe para las 34 instituciones que sí la han aceptado, y que durante el presente año les representó recursos por 700 millones de pesos.