Escenarios

Beatriz Siana Zalce de Guerriff
Oficinas en la Casa Zalce, atropello a la razón: hija del pintor
» Pidió dar marcha atrás a la transformación de la Casa Taller de Alfredo Zalce en oficinas por parte de la Secum
Omar Arriaga Garcés Lunes 4 de Diciembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Dar marcha atrás a la transformación de la Casa Taller de Alfredo Zalce en oficinas por parte de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum) pidió la única hija superviviente del artista patzcuarense finado en 2003, Beatriz Diana Zalce de Guerriff, considerado uno de los creadores más importantes de México en la plástica durante el siglo XX.

Luego de que la semana anterior se mudaran a la Avenida Camelinas número 409 la Dirección de Formación y Educación, así como los departamentos de Informática y Artes Visuales de la dependencia estatal, espacio en el que desde 2002 se ha proyectado la creación de un centro cultural al tratarse del inmueble que el artista habitó en vida, Beatriz Zalce se mostró indignada por la decisión de las autoridades culturales.

Un letrero en una cartulina avisaba del cambio de oficina.
Un letrero en una cartulina avisaba del cambio de oficina.
(Foto: Especial)

“Estoy dolida, indignada, esta medida se debe revertir, se puede corregir, sería un gran acierto que todavía esta administración de Silvano (Aureoles Conejo) puede corregir y mostrar que se preocupa por la cultura, por el arte, por el devenir de un proyecto cultural que tiene que ver con un hombre que siempre fue congruente con sus ideas, generoso, siempre tuvo al pueblo en los ojos, en la mirada y el corazón”, expresó la también presidenta de la Fundación Cultural Alfredo Zalce.

Y continuó: “Corregirlo sería algo maravilloso, algo que diría muchísimo del sentir del gobernador, porque a él también hay que preguntarle y darle todos estos antecedentes, desde la manera en que se adquirió la casa, para lo que fue adquirida, la constitución del patronato, las personas que intervenimos en este patronato.

“Pido respetuosamente no que se reconsidere, sino que se dé marcha atrás a ese convertir la Casa Taller Alfredo Zalce en oficinas, que sea la sede de un proyecto cultural que nosotros formamos y construimos, no cualquier proyecto cultural que se les ocurra o hagan ahorita para justificar”, señaló Zalce de Guerriff respecto al Patronato para la Casa Taller Alfredo Zalce.

Profeta en su tierra



La hija del pintor patzcuarense apuntó que el caso no se le hace “raro” pero sí “vergonzoso, escandaloso, indignante, de entrada”, pues recordó que en septiembre de 2011 Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano le propuso conformar un patronato en el que intervendrían la Secum, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y el Ayuntamiento capitalino a fin de dar continuidad al proyecto pensado desde 2002, antes incluso del fallecimiento del artista, toda vez que “los funcionarios lo son por un tiempo determinado y luego cambian de asignatura”, lo que sin embargo no llegó a cristalizar.

“Han pasado ya muchos sexenios, yo sigo siendo la hija de Alfredo Zalce y sigo luchando por esa casa; era el sueño de mi padre que cuando él ya no estuviera se convirtiera en un centro cultural o un museo de sitio; de hecho, se presentó un proyecto de trabajo al respecto.

“No entiendo por qué teniendo el gobierno michoacano seguramente muchos inmuebles dónde albergar la Secum y sus diferentes departamentos haya elegido un lugar que es emblemático, que debe ser un centro cultural bien hecho... No nada más dar un tallercito de grabado o que vayan las señoras a pintar acuarelas, sino una cosa consistente, como es el proyecto que se presentó”, expuso.

Comentó que en otros países los gobiernos respetan mucho las casas donde vivieron sus artistas, lo que además de reconocer a las propias figuras y sus trayectorias, brinda más sitios turísticos a sus ciudades: “Ya tiene un museo y no se trata sólo de ponerle el nombre y lucrar con el nombre de mi padre, es algo que se tiene que ejercer por parte del museo.

“Está toda la obra mural, las Estelas (de la Constitución); Zalce está por Morelia, por Michoacán, en la Ciudad de México, en el extranjero. ¿Cómo es posible que los polacos y los suecos y hasta los hawaianos y los estadounidenses admiren y respeten y tengan en sus colecciones obra de Alfredo Zalce y aquí miremos para otro lado?”, preguntó.

Dijo que el proyecto de la casa taller del artista atraería muchos visitantes, tal como ocurre en otros países, hacia los cuales pidió voltear para ver lo que está bien hecho: “Si usted va a París puede visitar el taller convertido en museo de Auguste Rodin, ¿por qué no hacer eso con Zalce? Es uno de los más grandes artistas no sólo de Michoacán, no sólo de México, sino a nivel mundial, en la historia de la plástica Zalce ocupa un lugar importante. No me vengan con que nadie es profeta en su propia tierra”, indicó.

Zalce, alejado de la burocracia



Zalce de Guerriff afirmó que cuando Marco Antonio Aguilar Cortés estuvo al frente de la Secum se reunió con la Fundación Cultural Alfredo Zalce para llevar a término el proyecto, motivo por el que se le cuestionó qué habría pasado para que no terminara por realizarse.

“Pregúntele a él porque yo no sé, él estaba al frente de la Secum y de alguna manera tuvo la voz cantante en ese patronato ¿Por qué no se hizo? Hace algunos años, cuando él iba de salida, se nos dijo que se abría la casa para ya darle continuidad y hacer válido todo eso y se abrió únicamente el 12 de enero, un cumpleaños de mi padre.

“Fuimos muy contentos y emocionados y apenas nos fuimos volvieron a cerrar la casa. ¿Faltó voluntad política? El proyecto estaba aceptado. No sé qué faltó. Me gustaría saberlo, me preocupa saberlo, como hija de Zalce y como mexicana”, refirió.

No obstante, el plan para el inmueble de Avenida Camelinas número 409, en la colonia Félix Ireta, viene de más lejos: “Esa casa la compró el gobierno de Lázaro Cárdenas (Batel) con dinero del gobierno, es decir, de sus propios impuestos y de los míos.

¿Por qué no nos consultan? ¿Por qué no nos preguntan si estamos de acuerdo en que esa casa sean unas oficinitas? ¿Por qué no le preguntan a la comunidad artística su parecer en ese sentido, a cada uno de los diputados y de los senadores que votaron por unanimidad en 2006 y pusieron en letras de oro en el Congreso el nombre de mi papá, junto a los héroes que nos dieron patria, como José María Morelos y Pavón?”, cuestionó la presidenta de la Fundación Cultural Alfredo Zalce en relación con la decisión de la Secum para trasladar parte de sus oficinas a ese inmueble.

Añadió que cualquier edificio puede servir para oficinas, pero que se debe respetar un sitio emblemático como la casa del pintor, que de ser convertida en un centro cultural no competiría con el Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce (MACAZ).

“De ahí mi indignación. ¿Por qué no se consultó al patronato, que fue formado con el objetivo de convertir esa casa y abrirla a todo el mundo y no nada más a un gobierno en turno, a los funcionarios que están ahorita? Abrirla para que siga siendo lo que fue a lo largo de tantos años.

“Se empezó a construir en los 60, tiene tranquilamente medio siglo, en el que un hombre estuvo dedicado a la creación y a la enseñanza, no a la burocracia”, externó Beatriz Zalce, quien señaló no entender “¿por qué ahorita echar abajo esto?”.

Casi para concluir, manifestó que también se deberían preguntar al rector de la UMSNH en 2014, Salvador Jara Guerrero, los motivos por los que la Casa Taller Alfredo Zalce no se realizó, así como al resto de “los funcionarios y de la gente que tenía el poder, en el municipio, la UMSNH y la Secum, para sensibilizar actualmente a los que están en el poder y que se puedan hacer las cosas”.

Cuestionada sobre si la actual titular de la Secum, Silvia Figueroa Zamudio, o las autoridades de esa dependencia se han comunicado con la Fundación Cultural Alfredo Zalce o con ella directamente, la hija de uno de los miembros del Taller de la Gráfica Popular (TGP) respondió que ni ha habido reuniones “ni se han comunicado nunca, ni para saludar”.

Se le preguntó entonces si conocía las aseveraciones de Humberto Urquiza, asesor de la Secum, quien el 19 de enero de este año apuntó que en cuatro o cinco meses se retomaría el proyecto de la Casa Taller Alfredo Zalce: “Pregúnteles si no consideran que ya se acabó el año y de qué proyecto estamos hablando, igual el de ellos era esta locura, este atropello a la razón, de convertir la casa en oficinas. Si de algo estuvo alejado mi padre fue de las oficinas y de la burocracia, la que fuera”, finalizó.