Educación

Suman trabajadores y académicos nicolaitas 36 días de incertidumbre
Ernesto Hernández Doblas Jueves 7 de Diciembre de 2017
A- A A+

Algo une a toda la comunidad nicolaita: 36 días de incertidumbre y presión frente a las necesidades económicas propias y de quienes dependen de ellas y ellos así como para los estudiantes que ven interrumpido su ciclo escolar normal.
Algo une a toda la comunidad nicolaita: 36 días de incertidumbre y presión frente a las necesidades económicas propias y de quienes dependen de ellas y ellos así como para los estudiantes que ven interrumpido su ciclo escolar normal.
(Foto: Héctor Sánchez)

Morelia, Michoacán.- 36 días han transcurrido, hasta este jueves, en los que los trabajadores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) siguen en esa zona llamada incertidumbre, al recibir solo el 25 por ciento de lo que deberían haber cobrado por las dos quincenas de noviembre.

Ni gestiones durante todo el año del rector Medardo Serna González, ni las que ha emprendido el gobernador Silvano Aureoles Conejo, ni las de las organizaciones sindicales junto a sus protestas y un paro de brazos caídos desde el 31 de octubre, han logrado lo que a veces parece sólo posible mediante una especie de milagro.

Así las cosas, los sindicalizados reanudaron este día sus actividades de protesta y presión, las que buscan entre otras cosas, dar a conocer a la ciudadanía su problemática. Sin interrumpir el tránsito cotidiano, agremiados al Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM) levantaron brazos y voz para demandar el pago de la quincena y media que se les adeuda a una semana de un nuevo periodo de pago.

Los sindicalizados reanudaron este día sus actividades de protesta y presión, las que buscan entre otras cosas, dar a conocer a la ciudadanía su problemática.
Los sindicalizados reanudaron este día sus actividades de protesta y presión, las que buscan entre otras cosas, dar a conocer a la ciudadanía su problemática.
(Foto: Ernesto Hernández Doblas)

Casa de Gobierno fue el sitio elegido para que aproximadamente un centenar de nicolaitas realizaran un mitin, lo que no suele ser común en este sector universitario. A veces incluso, la figura del académico o investigador, suele más bien imaginarse como la de alguien alejado de las diversas problemáticas y dolores del habitante común.

Y aunque tal vez ello no sea errado del todo, la crisis en la máxima casa de estudios del estado, reveló una cara que cada vez parece más común y frecuente, si se toma en cuenta la penuria de por lo menos seis instituciones de educación superior en el país; habiendo investigadores que aseguran que para el año por venir, aumentarán en número.

No están todos, también es verdad. Otros docentes han preferido no bajar los brazos en su tarea frente a los estudiantes que los requieren. Algunos manifiestan su apoyo a la actual administración nicolaita y otros más parecen completamente ajenos a lo que sucede.

Sin embargo algo une a toda la comunidad nicolaita: 36 días de incertidumbre y presión frente a las necesidades económicas propias y de quienes dependen de ellas y ellos, así como para los estudiantes que ven interrumpido su ciclo escolar normal.

Los manifestantes de este jueves, reparten un texto a los automovilistas, a los que también solicitan su apoyo a través del claxon, lo que algunos hacen. Elementos policiacos observan y resguardan las puertas del sitio en donde a pesar de no encontrarse Aureoles Conejo se abren para recibir a una Comisión del SPUM.

Mientras tanto, siguen las pancartas y el micrófono, siendo vehículos para subrayar ante la opinión pública, uno de los aspectos que también une a propios y extraños, es decir, la plena conciencia de que parte fundamental de la crisis económica, proviene tanto de los recortes presupuestales que los últimos años han implementado gobernantes y legisladores, como de la falta de apoyo de los mismos.

Por su parte, el Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) también reanuda este jueves acciones. Cierra durante una hora calles. Las Avenidas Ventura Puente, Múgica y Madero, frente al emblemático Colegio de San Nicolás.

Toma el edificio de rectoría y tesorería. Indica a sus agremiados que impidan cualquier acto en dependencias universitarias de funcionarios que de todos modos desde hace tres semanas no aparecen en sus lugares de trabajo. Mañana proseguirán las actividades de hoy jueves.

Mañana, el gobernador y posiblemente el rector de la Casa de Hidalgo seguirán también en las intensas y hasta el momento poco fructíferas gestiones ante la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Mañana será otro día, reza el dicho popular, pero seguramente para los más de seis mil trabajadores de la Universidad Michoacana será el mismo. O no, será el día número 37 en que la incertidumbre seguirá su imperturbable paso.