Especiales

Morena busca perfil idóneo para la candidatura a la alcaldía de Morelia
Gabriel Envila Fischer Sábado 9 de Diciembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Heredero de la histórica dificultad que la izquierda electoral ha enfrentado para seducir a una mayoría conservadora de electores morelianos, el partido Morena se encuentra extraviado intentando resolver un crucigrama que le permita deletrear el nombre de su candidato a la Presidencia Municipal de la capital michoacana. Un nombre con posibilidades reales de triunfo, que aporte votos por su propia cuenta y no sólo los consiga colgado del nombre de Andrés Manuel López Obrador.

Los interesados sobran pero ninguno convence. El primero en la lista de virtuales aspirantes es el aún joven (políticamente hablando) regidor del Ayuntamiento de Morelia, Osvaldo Ruiz Ramírez, quien desde su salida del PRD e inclusión a Morena comenzó a cabildear su postulación logrando ubicarse como uno de los posibles, pero al que sólo lo sustenta la casi nula competencia que tiene para obtener la candidatura. Con casi tres años en la Regiduría, Osvaldo Ruiz ha desaprovechado la oportunidad que como regidor de oposición ha tenido para contrastar con elementos de prueba los errores de la administración del alcalde independiente, Alfonso Martínez Alcázar, a quien pretende sustituir.

El partido Morena se encuentra extraviado intentando resolver un crucigrama que le permita deletrear el nombre de su candidato a la Presidencia Municipal de la capital michoacana
El partido Morena se encuentra extraviado intentando resolver un crucigrama que le permita deletrear el nombre de su candidato a la Presidencia Municipal de la capital michoacana
(Foto: Especial)



Recientemente una encuesta difundida, principalmente por los interesados, ubicó al ex jefe político de Osvaldo Ruiz, a Raúl Morón Orozco, como el político “más conocido” entre los posibles aspirantes de Morena para contender por la alcaldía; la encuesta, sin embargo, no reveló si la opinión sobre su nombre y la de los demás encuestados, que en segundo lugar ubicó a Osvaldo Ruiz, sea favorable o de rechazo. El pasado como líder sindical de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que dio a Morón Orozco la posibilidad de ingresar al terreno de la política electoral mexicana, hoy, irónicamente, provoca una de las principales dudas para enviarlo como candidato a la alcaldía, y más allá del intento por alejarse de la opinión que en Morelia pesa sobre los maestros michoacanos, el experimentado político tampoco ha tomado como suya ninguna sola de las banderas que existen entre la amplia esfera luchas sociales que persiguen los michoacanos, mucho menos una que en particular demanden los morelianos.

Durante los últimos seis años Raúl Morón ha ocupado un lugar en el Senado de la República y a cinco días de que concluya el tiempo legal para que el senador informe de qué le sirvieron a los michoacanos los seis años que estuvo en el Senado, qué papel jugó ante las reformas estructurales que impulsó Peña Nieto o incluso qué hará ante la Ley de Seguridad Interior, no se observa ningún movimiento sobre su informe de actividades.

Detrás de los dos primeros se encuentra el nombre de Alfredo Ramírez Bedolla, ex regidor y ex candidato a la alcaldía de Morelia por Morena en la pasada elección. Ramírez Bedolla también fue dirigente del PRD en la capital y pese al cuarto lugar que logró en dicha elección busca una segunda oportunidad actuando bajo el esquema perredista de grupos. Arropado por los también ex perredistas Ana Lilia Guillén y Sergio Acosta, Ramírez Bedolla se ha lanzado en contra de la administración del alcalde independiente sin que sus datos hayan causado un impacto significativo entre la opinión pública de los morelianos.

Miguel Ángel García Meza, ex director del Instituto Municipal de cultura Física y Deporte en la capital durante el gobierno del priista Wilfrido Lázaro Medina, ha promovido también el fortalecimiento de su imagen a través de una campaña “por la inclusión de las personas con discapacidad”, que esencialmente ha promovido su nombre en lonas colocadas en domicilios particulares y microperforados para los vidrios traseros de los automóviles, buscando figurar como una opción para Morena en la capital; su esfuerzo le ha permitido crecer lo suficiente para ser tomado en cuenta dentro de las mediciones, pero a poco tiempo de que Morena deba definir el perfil para la candidatura a la Presidencia Municipal de Morelia, García Meza ha logrado ubicarse en un tercer lugar en las mediciones.

Mientras los interesados enfocan sus esfuerzos en figurar por la candidatura, Roberto Pantoja Arzola, dirigente en el estado de Morena, busca nuevos nombres y pide sugerencias en lugar de descalificaciones, sin que el partido haya trazado una ruta general y clara del proyecto morenista, un diagnóstico de la compleja problemática de la capital ni mucho menos una plataforma que dé a los electores la confianza de que Morena pueda ser una esperanza para una población moreliana ataviada por la inseguridad, la falta de oportunidades de empleo, por administraciones poco transparentes, servicios e infraestructura deficientes, nula oferta para el desarrollo cultural de la población y no sólo para el entretenimiento de los turistas, entre muchas de las carencias que arrastra la ciudad.

Comentarios