Escenarios

Mariela Ferreyra, aclara que ella no fue objeto del juicio sucesorio promovido por Carmen de la Paz Rivero
Omar Arriaga Garcés Domingo 7 de Enero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Aclarar que ella no fue objeto del juicio sucesorio promovido por María del Carmen de la Paz Rivero Rodríguez a la muerte de Andrés Zalce Reason -hijo del pintor Alfredo Zalce Torres-, pidió la asistente del artista, Mariela Ferreyra Calderón, vicepresidenta de la Fundación Cultural que lleva el nombre del patzcuarense.

Tras una nota publicada en este medio el viernes 5 de enero, intitulada “Sin comunicación entre Secum y Fundación Alfredo Zalce”, que a la letra indica que la viuda de Zalce Reason “promovería un juicio sucesorio con número 848/2005 contra Mariela Ferreyra Calderón, asistente del muralista patzcuarense, quien atendió a Zalce Torres hasta su fallecimiento y también buscaba permanecer en la casa”, la vicepresidenta negó haber sido el objeto de la demanda.

Casa Zalce
Casa Zalce
(Foto: Archivo)

“Sí fue un juicio, no fue un juicio sucesorio, porque no puedo llevar yo un juicio sucesorio... Yo no me quería quedar con la casa, ni me interesaba tampoco”, externó la asistente del nacido el 12 de abril de 1908 en Pátzcuaro.

“En ese tiempo la fundación ya estaba hecha, formada, el comodato que hizo el maestro no fue a Beatriz (Zalce de Guerriff, presidenta de la Fundación Cultural Alfredo Zalce), fue a mi persona, desafortunadamente, no sé por qué.

“A lo mejor porque yo era la que estaba ahí, era parte de la fundación, la que me encargaba. Se me hace a mí. Obvio que la que tenía que aventarse la bronca fui yo, y nada agradable... Fue una persecución terrible durante el tiempo: iban y me tapaban las cerraduras de las puertas, fue horrible, un tiempo muy fuerte; pero aguanté, aguanté porque había una intención de que en la casa se hiciera el proyecto de la Casa Taller (Alfredo Zalce)”, expuso Ferreyra Calderón, quien agregó que al no ser familiar ni dueña del inmueble el juicio sucesorio no fue en su contra.

Apuntó que el párrafo en que se afirma que la demanda fue en contra suya ha generado comentarios de artistas que le expresan “Esto que dijo Beatriz (Zalce) está grave”, pese a que en la nota no se señala que se trate de una declaración de la única superviviente de Zalce Torres, lo que la propia Mariela Ferreyra reconoció: “Hay una confusión entre las lecturas de las personas”.

En ese sentido, comentó tener toda la documentación del proceso legal que se suscitó por la propiedad de la casa en avenida Camelinas 409 a la muerte de Andrés Zalce, cuyos hijos y él mismo eran herederos del inmueble: “Fueron hojas y hojas y hojas, fueron dos años, tres años casi”.

Sobre el expediente, Ferreyra Calderón se ofreció a hacerlo público: “Para que (lo escrito) sea lo más real, lo más apegado a la realidad y fuera de especulaciones... Me quiero mantener a veces al margen...".

Y agregó: “Si las cosas se van a decir que se haga bien... Ser como bien puntuales en ciertas cosas. (En la nota) estoy en el mismo lugar en el que está Rubén (Ascencio Barajas), que también fue parte de la casa del maestro. Como que no. Yo jamás peleé nada para mí, o sea, nada. Por azares de la vida y porque el maestro así me lo pidió, yo estoy”.

Para concluir, sugirió que desde la muerte de Alfredo Zalce ha sido blanco de los medios de comunicación: “Nada de lo que está pasando es nuevo para mí; desde que se murió el maestro he pasado por muchas... Tengo ahí todos los recortes de periódicos y lo que pasó en ese tiempo, pero sí había descansado yo, en ese sentido”.

Contexto



Tras la aclaración de Ferreyra Calderón al punto del juicio sucesorio, este reportero le explicó que en el documento intitulado “Centro Cultural Alfredo Zalce, proyecto inconcluso” de 2012 -hecho para el Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce (MACAZ), una de cuyas copias fue entregada a este medio por un funcionario de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum) hace más de dos años- se expone que “Maricarmen Rivero, esposa de Andrés y madre los niños, promueve un juicio sucesorio a su favor sobre los bienes testamentados de Alfredo Zalce, quedando éste en nuda propiedad”.

El cual dice una página después: “Maricarmen toma acción en contra de Mariela Ferreyra Calderón, asistente del maestro, quien estuvo atendiéndole en sus últimos años y a quien se le otorga un juicio de amparo. A esto sigue un litigio agobiante con declaraciones a menudo en los diarios”, de donde se le expuso que la nota no trataba de “especulaciones” sino del propio proyecto que la Fundación Cultural Alfredo Zalce había hecho llegar a la Secum en 2012, en el que no se especifica por qué a la asistente se le otorga un juicio de amparo.

Es de resaltar que Rubén Ascencio -asistente del hijo del artista- demandó laboralmente ante la Junta de Conciliación y Arbitraje en 2001 a la “sucesión de bienes del extinto Andrés Zalce Reason y otros”, entre quienes también se hallaban el propio Alfredo Zalce, María del Carmen Rivero -viuda de Andrés Zalce- y Beatriz Zalce, lo que a la postre derivaría en el remate de la propiedad en 2005, por tres millones 568 mil 700 pesos, una vez que Ascencio Barajas ganó la demanda laboral, de cuya postura se deslindó: “Yo jamás peleé nada para mí”, dijo la vicepresidenta de la Fundación Cultural Alfredo Zalce, artista plástico del que este viernes se celebra el CX aniversario de su nacimiento y el 19 de enero los quince años de su desaparición en 2003.