Economía

Insuficiente el presupuesto autorizado por el Congreso, señala Heliodoro Gil
Maricruz Ríos Velázquez Lunes 8 de Enero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Como "limitado" consideró el economista Heliodoro Gil Corona el presupuesto autorizado por el Congreso local para el ejercicio del gobierno de Michoacán en 2018. La mayoría se irá en gasto corriente de nómina de los sectores de Educación y Salud, y otra buena parte para el pago de la deuda, por lo que se anticipa muy pocos recursos para la inversión productiva y nuevamente problemas para completar los pagos de quincenas a final de año.

Heliodoro Gil Corona, economista
Heliodoro Gil Corona, economista
(Foto: ACG)

En rueda de prensa ante medios para conocer el panorama económico que anticipa el Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM) a la entidad, el analista comentó que "de entrada es muy limitado pues apenas crece en términos reales un 2.2 por ciento: pasó de 61 mil 798 millones de pesos a de 65 mil 605.4 millones de pesos.

Este aumento de tres mil 708 millones de pesos apenas servirá para cubrir el servicio de deuda directa financiera estatal y destinar "recursos modestos" para la inversión productiva, anticipó el economista.

De hecho, Heliodoro Gil explica que el balance real del presupuesto es que pese al incremento en dinero ya tiene un déficit inicial, pues "si al monto autorizado se le incorporan los pasivos operativos de la Secretaría de Educación del Estado, la Universidad Michoacana, el Colegio Bachilleres, Conalep, CECyTEM y Telebachillerato, así como el de la Secretaría de Salud el déficit presupuestal estimado para el presente ejercicio fiscal asciende a menos tres mil 051.9 millones de pesos, desde los cuatro mil 702.2 millones de pesos estimados en el gobierno".

Es decir, los adeudos a los diversos sindicatos del sector Salud y Educación parecieron no tomarse en cuenta, de acuerdo con el analista. "El presupuesto es insuficiente" y pronosticó que de nueva cuenta hacia final de año se experimentará la falta de pagos a maestros, docentes, personal de servicios salud, así como a diversos proveedores.

Hacia final de año, maestros de la CNTE, docentes y trabajadores de los sindicatos nicolaitas SPUM y SUEUM, de Telebachillerato y de personal del sector salud se manifestaron ante la falta de pago de las últimas quincenas y/o la prestación del aguinaldo.

La cobertura de los pagos atrasados y el tratar de cubrir la nómina para el año en curso limitarán la inversión productiva, que para 2018 apenas suma mil 165.8 millones de pesos, partiendo de los 666.7 millones asignados en el presupuesto de 2017.

A esto hay que agregarle el pago de la deuda estatal, cuyo aumento se estima en 22.7 por ciento al incrementar el servicio de dos mil 554.4 millones de pesos a tres mil 133.9 millones de pesos de 2017 a 2047, "debido al crecimiento de la deuda financiera y al alza en la tasa de interés".

"Con esto", puntualiza Heliodoro Gil, "se puede advertir que se destinan mayores recursos al servicio de la deuda que los orientados a la producción productiva". De hecho, este recurso es 2.7 veces mayor.

El pasado 1 de diciembre Cambio analizó que Michoacán es la cuarta entidad que mayor porcentaje de su Valor Agregado Bruto (VAB) destina a este rubro, con el 60.7 por ciento, sólo por detrás de Coahuila, Puebla y Sinaloa. Algo muy similar sucede con su gasto operativo corriente: en total, la administración estatal gastó 39 mil 099 millones de pesos en sueldos y prestaciones en 2016; el 60.8 por ciento de esta cantidad, 23 mil 775 millones de pesos, se destinó a cubrir al personal del sector educativo.

En lo que respecta a las actividades de gobierno, Michoacán aporta el 32.2 por ciento de su VAB a este rubro, once puntos por debajo de la media nacional. En contraparte, Michoacán destina el 7.1 por ciento de su VAB a servicios de salud y asistencia social, el tercer porcentaje más bajo del país, por detrás sólo de Baja California y Coahuila, aunque ambos estados cuentan con una mejor cobertura médica y de seguridad social.