Morelia

Regidor Rodríguez Herrejón pide transparencia ante la próxima desincorporación de 90 vehículos del Ayuntamiento
Josafat Pérez Miércoles 10 de Enero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Luego de aprobarse la desincorporación de 90 unidades (47 automóviles y 43 motocicletas) propiedad de la administración municipal –bajo el argumento de estar en desuso y franco deterioro–, el regidor Fernando Rodríguez Herrejón, que votara en contra, lamentó que el dictamen fuera aprobado con premura y sin haber realizado un análisis exhaustivo.

Será en base al artículo 132 de la Ley orgánica municipal que los automotores y motocicletas (bienes muebles enajenados) puedan ser subastados al público y el recurso económico recuperado –a decir del Cabildo moreliano–, será destinado a programas en beneficio de personas con escasos recursos, a desarrollo social, deportivo y cultural.

Sesión del Cabildo de Morelia
Sesión del Cabildo de Morelia
(Foto: Carmen Hernández )

Cabe señalar que al momento de aprobar el dictamen, no fueron despejados los pormenores sobre el destino del recurso acumulado en la subasta ni la feche y lugar tentativo para realizarla.

“Quiero dejar en claro que los vehículos, en el oficio que me envía la sindicatura, dicen que su valor agregado es cero en los libros; es algo ilógico, puesto que la Ley de contabilidad gubernamental entró en vigor a partir del primero de enero de 2012 y estos vehículos fueron adquiridos con anterioridad, por tanto, su valor en libros debe ser su valor en factura”, dijo Herrejón Peredo al señalar la necesidad de realizar un análisis profundo y esclarecer el verdadero valor de los vehículos.

En ese sentido, propuso que esa revisión deberá hacerse en tres categorías, a saber: los vehículos que puedan recuperarse, los que pueden recuperarse en partes y aquellos que son chatarra, antes de llevar a cabo la desincorporación.

Cabe destacar que los 47 automóviles y 43 motocicletas que actualmente yacen en corralones del Ayuntamiento, fueron adquiridos en las administraciones que van de 1998 hasta el 2008.

“Estaremos al pendiente de la desincorporación, ya que mis compañeros de Cabildo, por mayoría, ya aprobaron esto que yo pretendía, en un momento determinado, no se aprobara, sino que se hiciera un análisis más profundo y se tuvieran los documentos correspondientes para conocer el estatus y el valor de dichos automóviles”, detalló el regidor en demanda de transparentar el proceso de desincorporación.