Escenarios

Artistas apoyan iniciativa de rescatar la casa de Alfredo Zalce
Omar Arriaga Garcés Jueves 11 de Enero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Que el lugar que habitó Alfredo Zalce Torres de 1963 al 2003 vuelva a ser su templo, esperó la pintora Mónica Gray Rodríguez, algo en lo que coincidió la artista visual Soledad Tafolla Leveroni, si bien esta última se preguntó por qué la Fundación Cultural Alfredo Zalce no puso manos a la obra antes de que transcurrieran 15 años.

Y es que después de que durante diciembre la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum) fuera desahuciada tras no pagar renta por más de 30 meses y acumular una deuda cercana a las seis millones de pesos, una de las cuatro sedes a las que la institución mudó sus oficinas fue la avenida Camelinas 409, espacio que con sus propias manos construyó durante décadas el pintor Alfredo Zalce -del que este viernes se cumplen 110 años de su nacimiento-, motivo por el cual la presidenta de la fundación que lleva su nombre -e hija del artista-, Beatriz Zalce de Guerriff, pidió a las autoridades culturales revertir la decisión y dar seguimiento al proyecto Casa Taller Alfredo Zalce, con el fin de crear un museo de sitio y centro cultural en ese inmueble.

Casa Zalce
Casa Zalce
(Foto: Archivo)

Sin darse a conocer acciones precisas por parte de la institución hasta ese momento, el miércoles 10 de enero en la capital del país Zalce de Guerriff y la fundación hicieron pública una misiva enviada al presidente Enrique Peña Nieto, al gobernador Silvano Aureoles Conejo, a la secretaria de Cultura (SC) federal María Cristina García Cepeda y a su homóloga estatal Silvia Figueroa Zamudio, para que las oficinas fueran retiradas del domicilio y se efectuara la Casa Taller Alfredo Zalce.

La carta fue firmada entre otros por Francisco Toledo, Elena Poniatowska, Juan Villoro, Julio Hernández, Denisse Dresser, Lydia Cacho, Luis Rius Caso, Alejandro Escuer, Mónica Lavín, Rogelio Cuéllar, Mardonio Carballo, Homero Aridjis, Jorge Ayala Blanco, Blanca Guerra o José Gil Olmos -y ahora mismo más de 700 personas-, luego de lo cual la Secum anunció vía un comunicado este jueves en la tarde que se desarrollarán ahí unos talleres plásticos, impartidos por los jóvenes artistas César Magenta, Zaizhi Monfon, Olivia Tena y Alejandro Sandoval, en el marco del CX natalicio de uno de los fundadores del Taller de Gráfica Popular (TGP) y alumno de Diego Rivera.

“A fin de rescatar y reabrir el espacio en el que vivió uno de los artistas michoacanos más importantes de la historia nacional, la Secum inició el taller para preservar y difundir entre las nuevas generaciones el trabajo y legado de Alfredo Zalce”, se lee en el comunicado, en el que también se informa que con 25 “niñas, niños y jóvenes de ocho tenencias y colonias marginadas de Morelia” se efectuarán más de cuatro talleres de linóleo como parte del Proyecto Federal de Artes Gráficas Alfredo Zalce en Zonas Marginadas, echado a andar en septiembre de 2017.

Este viernes a las 17:00 horas, de hecho, la Casa Alfredo Zalce abrirá por fin sus puertas para presentar los avances de dicho programa.

Para Mizraim Cárdenas, discípulo de Zalce Torres e integrante de la fundación cultural, la medida no está a la altura del patzcuarense: “Al parecer van a maquillar el uso del espacio con unos tallercitos hechos al vapor”, escribió en redes sociales, situación que la hija del artista había mencionado ya en entrevista con este medio el 3 de diciembre: “No entiendo por qué teniendo el gobierno michoacano seguramente muchos inmuebles dónde albergar la Secum -y sus diferentes departamentos- haya elegido un lugar que es emblemático, que debe ser un centro cultural bien hecho... No nada más dar un tallercito de grabado o que vayan las señoras a pintar acuarelas, sino una cosa consistente, como es el proyecto que se presentó”, expuso a la sazón.

Incluso el director del Centro Cultural Antiguo Colegio Jesuita, Raúl Calderón Gordillo, expresó hacia el 10 de diciembre que el espacio de avenida Camelinas 409 no daría para oficinas y un centro cultural: “No da para tanto”, dijo entonces.


Preservar el ‘templo’ de Zalce



Antes de saber si la Secum emprendería actividades para rendir homenaje a la memoria del pintor, Soledad Tafolla expresó que del 12 al 19 de enero por lo general se le hacen cada año eventos a Zalce Torres: “Participé en ‘Las mujeres de Zalce’ porque me hizo un retrato. Participamos en Palacio de Gobierno no sé hace cuántos años”, acotó.

Dijo que actualmente está por concluir un libro que compendia 40 años de su trayectoria, en el que hay pinturas, escritos propios, anécdotas, fotografías y textos de María Luisa Puga, Francesca Gargallo, Gaspar Aguilera, Francisco Javier Larios y otros autores, el cual habría debido presentarse el viernes 19 de enero para festejar los 110 años del nacimiento de Alfredo Zalce y la apertura de su casa como centro cultural, lo que finalmente tendrá que hacerse en marzo, ya que hubo retrasos en la edición: “En esta ocasión querían poner mi libro porque yo fui alumna de él; el libro no estuvo”, apuntó.
Y adujo: “Aparte creo que no es cierto, creo que sí quieren poner sólo las oficinas y no un museo dedicado a él, porque ahí vivió; habría que dejar su casa intacta como él vivió. El gobierno lo único que quiere es no gastar en lo que respecta a la cultura y a la educación. Es un panorama horrible”.

Mónica Gray
Mónica Gray
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

Sobre la casa de Zalce Torres, dijo que tenía 15 años abandonada: “Cómo la pueden tener así si es la casa del maestro y ahora que los corrieron ahí serán las oficinas de Artes Visuales; ahí no se tenían que meter, pero bueno.

“Después me di cuenta que hay muchas cosas que están pasando, lo de la hija: ¿Por qué hasta ahorita la hija se pone echar periodicazos, 15 años estuvo abandonado. Ella se quiere dar fama con eso”, manifestó la pintora que estudió en la Esmeralda.
Y agregó: “A esa tal Beatriz (Zalce) nunca la vi en tres años, sólo a sus hijos Javier y Andrés; los dos ya murieron”.

Acerca de su relación con el patzcuarense, manifestó que tras regresar de la Ciudad de México y casarse vino a Morelia con Zalce Torres a aprender grabado: “Estuve tres años con él, era como su achichincle. Me decía: ‘Tráeme el café’.

 Soledad Tafolla
Soledad Tafolla
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

“Cuando hizo ese mural en la Procuraduría General de la República (PGR) estábamos solos, después ya vino el gentío, pero entonces no había nadie. Le gustaba que hubiera muchas mujeres, porque era voladísimo, siempre te estaba dibujando”, refirió.

Al preguntarle si la Secum la había apoyado con el libro que tendrá 120 páginas y del que se tirarán mil ejemplares, comentó que la dependencia apoyó el libro “pero nunca me dijo ‘toma este dinero para apoyar’, sólo ‘estás programada para un libro’. Me dijeron: ‘No hay dinero’”.

A su vez, Mónica Gray Rodríguez -hija del pintor y coleccionista Ralph Gray- se mostró sorprendida por la discusión que la casa de Zalce ha suscitado, si bien dijo que por la figura del grabador la Casa Taller Zalce Torres “va a ser poderosa”, sin mencionar que consideró que hay un poder en el hecho “de tener la casa de Zalce”.

Externó que la decisión de la Secum de instalar en su domicilio oficinas fue una “ridiculez” y esperó que ese lugar vuelva “a ser un templo cultural de Zalce. ¿Para qué ponen oficinas, qué les pasa?”, se preguntó.

En relación a su vínculo con Alfredo Zalce, contestó que coincidían en reuniones: “Estuvo aquí algunas veces, fue muy generoso conmigo. Era muy coqueto. Si alguien le gustaba le regalaba obra de él. Pintó a un sinfín de mujeres... La misma Susana Solórzano. Era adorado el señor por todo su séquito de admiradoras, muy querido el señor. Crecimos con sus hijos”, manifestó.

Para concluir, señaló que pese a haber nacido en Pátzcuaro no hay en la ciudad ninguna casona de él: “Sólo tuvieron la deferencia en el (Centro Cultural Antiguo Colegio) Jesuita de ponerle a una de las salas Zalce; hay una Zalce y una Luft Pavlata”, finalizó.