Economía

Michoacán, entre los estados con negativo crecimiento económico en 2017, según el Inegi
Maricruz Ríos Velázquez Jueves 11 de Enero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Michoacán es uno de los ocho estados con indicador de crecimiento económico negativo durante el último año, de acuerdo con el informe del Inegi, que realiza su más reciente corte con datos del primer semestre de 2017. La entidad cayó -0.1 por ciento anual, y durante el segundo trimestre del año pasado fue cuarto lugar entre los estados con decrecimientos más precipitados, con un -2.1 por ciento entre marzo y junio. El Semáforo Económico de la plataforma web de

La economía de Michoacán cayó -0.1 por ciento anual
La economía de Michoacán cayó -0.1 por ciento anual
(Foto: Carmen Hernández )

La analogía del Semáforo Económico utiliza colores verde (avanzar), amarillo (prevenir) y rojo (alto) para ilustrar ocho indicadores y calificar el desempeño económico con base en un seguimiento en las actividades productivas, condiciones de empleo y marginación social.

El segundo indicador reprobado es el de generación de empleos, que pese a tener números positivos al compararlos con años anteriores, no se cumplirá la meta propuesta de al menos 44 mil 500 nuevas plazas laborales al final de 2017 (50 mil tenía como objetivo el gobierno estatal). Para el tercer trimestre del año sumaban apenas 20 mil 795 según el reporte.

También en rojo el tema de productividad, o cuántos pesos se producen como ganancia por hora trabajada. El estado subió en el último año de 110 a 112 doce pesos por hora, pero sigue estando muy por debajo de la media nacional de 167 pesos por hora y se encuentra hasta el lugar 27 del listado nacional en este rubro; Campeche en primer lugar produce 736 pesos por hora.

También en rojo el semáforo de pobreza laboral, cuyo objetivo es medir el porcentaje de la población que no puede adquirir la canasta básica alimentaria con su ingreso. No sólo está reprobado el indicador, sino que aumentó del 40.6 por ciento de la población al 43.8 por ciento entre septiembre de 2016 y septiembre de 2017. Michoacán se ubica en el lugar 21 de pobreza laboral, con Baja California Sur en primer lugar al presentar una tasa del 20.1 por ciento.

El quinto indicador reprobatorio es el de informalidad laboral, pese a una mejora al pasar del 65.8 al 64.3 por ciento de la población económicamente activa en esta situación durante el mismo periodo del indicador anterior. El estado se ubica por debajo de la media nacional del 52.9 por ciento y también entre las entidades con mayor problemática, ubicada en el lugar 25 a nivel nacional.

El sexto y último semáforo en rojo es la deuda pública, ésta se redujo del 4.9 por ciento al 4.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) estatal, pero sigue estando encima del 2.9 por ciento de la nivel nacional. Michoacán se ubica 26 entre las 32 entidades en una escala ordenada de menor a mayor deuda pública. Sólo Tlaxcala en primer lugar no presenta adeudos de créditos financieros.

En verde y aprobado se encuentra el semáforo de desigualdad laboral, que mide las diferencias en el ingreso de las diferentes actividades. El índice se redujo de 0.372 a 0.359, por debajo de la media del país (0.382) y con una reducción mayor a la del promedio nacional. Michoacán se ubica en décimo lugar, Jalisco en primero.

También en verde el último indicador, ocupación del gobierno, trabajadores que dependen directamente del gasto corriente de las instituciones, dependencias y servicios que brinda el gobierno. En este caso se redujo de 3.6 a 3.0 por ciento. La media nacional es de 3.9 por ciento y a pesar de ser de los estados que más invierte en nómina para los tres sectores (educación, salud y administrativo) está en quinto lugar entre los que menos plazas directas mantiene.

En sintonía con las cifras del CEEM



A esto habría que agregarle el reciente informe del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM) que listaba que fuera de las remesas habían caído o desacelerado todos los indicadores económicos prioritarios en Michoacán durante 2017, con apenas un crecimiento real del 1.6 por ciento, 2.1 puntos menos que el crecimiento registrado entre 2015 y 2016.

El CEEM agregó que la tasa inflacionaria durante el año pasado fue del 7.1 por ciento, encima de la media nacional de 6.8, un magro crecimiento real del 1.7 por ciento en el PIB y una caída del 21 por ciento en la Inversión Extranjera Directa.