Escenarios

La obra ‘Cena de compromiso’ regresa en febrero a El Foro
Omar Arriaga Garcés Jueves 8 de Febrero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Una breve temporada de tres funciones en el mes del amor y de la amistad será la que tenga la obra ‘Cena de compromiso’, original de Manuel Barragán Moreno, quien además de escribir y dirigir interpretará a Rodrigo los días 9, 16 y 23 de febrero a las 20:30 horas en El Foro.

El director de teatro, que presentó precisamente en la calle Aquiles Serdán 415 en el Centro Histórico de Morelia el miércoles 7 de febrero el Volumen XVII de Teatro de la Gruta, libro en el que aparece su obra ‘Rumis’ junto a las otras tres finalistas y la ganadora del Premio Nacional de Drama­turgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2017 en el cual participó, construye un monólogo preciso e irónico que desmenuza frente al espectador en alrededor de una hora de montaje las relaciones tóxicas, como la que el protagonista -Rodrigo- tiene con Ana Luisa, una mujer con la que desde meses ha creado un vínculo emocional, lo que le llevará a pedirle matrimonio frente a un petit comité de sus mejores amigos, a quienes -mientras la espera de su pareja se extiende les contará- algunos detalles íntimos que acaso puedan hacer creer que una boda no sea la mejor de las decisiones.

Manuel Barragán Moreno en la obra ‘Cena de compromiso’
Manuel Barragán Moreno en la obra ‘Cena de compromiso’
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

Por una extraña coincidencia que sólo puede obrar el teatro, los amigos de Rodrigo a los que éste ha invitado a compartir la felicidad -de ese momento que marcará un hito en su vida- coinciden con las personas que en ese mismo instante se hayan en el espacio escénico de El Foro, a las que el personaje ofrece una degustación del vino y de los alimentos que más tarde cenará con Ana Luisa, les enseña fotografías y les refiere cómo fue que la conoció, además de mostrarles la sortija de compromiso y realizar con ellos un breve ensayo para cuando sea la hora de la proposición que, cada vez más y más, se alarga y tarda en llegar, al grado de que la atmósfera no es tan diáfana como al principio y una llamada telefónica es capaz de alterar el rumbo de los acontecimientos y de hacer que el espectador se entere de que uno de los presentes ha traicionado la confianza del protagonista.

Sin duda, se trata de un trabajo que parte de un sólido texto dramatúrgico que, al montarse desde 2013, primero con dirección de Verónica Villicaña y más tarde con la del propio Manuel Barragán, tiene ya un ritmo natural que casi desde el inicio de la puesta en escena sumerge a la concurrencia en las peripecias del personaje, una propuesta idónea para festejar el Día del Amor y de la Amistad, que muestra el envés de lo que visto a simple vista podría parecer una relación de pareja en su cotidianeidad. “El monólogo es un formato de teatro-bar y tiene una visión muy ácida de las relaciones interpersonales, sobre algo que culturalmente también nos han heredado. Nos han dicho muchas veces que la realización personal está en el matrimonio, ya sea sobre todo sobre la mujer; la obra trata de eso: el personaje invita a todos sus amigos -que son el público que viene a ver la obra- para declarársele formalmente a su novia y hacer la petición de su mano frente a todos”, expresaba Barragán Moreno hacia el 14 de febrero, pero del 2017. Con todo, las cosas no siempre salen como se planean.

En relación al libro que el miércoles 7 de febrero presentó en El Foro de la Coregía, cabe apuntar que ‘Rumis’, una de las obras finalistas en el Premio Nacional de Drama­turgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2017, comparte volumen con ‘Aviones’ de Manolo Díaz; ‘Ataraxia o Las ganas siempre sobran’ de José Manuel Hidalgo y ‘El hombre que escuchaba las baladas de Alejandra Guzmán’ de Víctor Hugo Velo Muruato, así como con ‘La bala’ de Sergio López Vigueras, que a la postre resultó la premiada por el jurado.

Sobre su obra, ya hacia finales de noviembre el dramaturgo había comentado en las oficinas de este medio sobre su historia: “Son cuatro presidiarios en la cárcel que escuchan el término y dicen ser rumis porque están en la misma celda. Uno de los personajes principales se llama Jaime; es un hombre desencantado de la vida y del amor, que se quiere ir del país pero no tiene dinero, la única manera en la que puede sobrevivir para irse es dar un taller de teatro penitenciario en la cárcel. Y en esta búsqueda o ir hacia adentro, hacia el encierro, se encuentra con él mismo y todos los devenires de montar una obra en la cárcel. Ya tiene una obra y los reos le dicen: ‘No, ésa no nos gusta’, y escogen otra obra y ya están a punto de estrenar y liberan a uno. Se le viene abajo porque ya no tiene al elenco completo. Luego ya empieza a montar otra y matan a otro en una riña dentro de la cárcel y, bueno, una serie de cosas que suceden”, había dicho Barragán Moreno sobre la obra que integra el libro Teatro de la Gruta XVII, editado por el Fondo Editorial Tierra Adentro, que puede adquirirse en las librerías Educal de todo el país.