Municipios

Atiende Registro Civil de Huetamo corrección de actas
» Una persona con tres variantes de su nombre busca solucionar su problema
Ángel Ramírez Ortuño Martes 13 de Febrero de 2018
A- A A+

Huetamo, Michoacán.- Uno de los múltiples casos de problemas en el Registro Civil de Michoacán, en este caso el de Huetamo, es el de José Bartolomé García Martínez, su nombre de pila, nacido en este municipio en el año de 1933, después su acta de nacimiento quedaba registrado su nombre como José Bartolo García Martínez, y al final, frente a tales problemas cuando decidió casarse lo hizo como José García, de tal forma que fue registrado con un nombre, reconocido por otro, donde hay alteraciones, y un tercer nombre más con el que se casa, cuestión que ha mantenido de cabeza por años al huetamense involucrado en uno de los miles y miles de casos de garrafales errores que se detectan en los registros civiles del país.

Diariamente se solicitan correcciones en las oficinas del Registro Civil de Huetamo
Diariamente se solicitan correcciones en las oficinas del Registro Civil de Huetamo
(Foto: Ángel Ramírez Ortuño)

En realidad, comentaba don José, “a lo largo de toda mi vida he pensado que tengo mis papeles de nacimiento chuecos, por alguna razón u otra, dado que el nombre original quedó como José Bartolomé, pero después algún escribano en alguna corrección me puso Bartolo, y después, frente al enredo vivido y frente a un juez decidí casarme con sólo el nombre de José, y sólo agregar el apellido de mi madre, cuestión que se convirtió en un galimatías, sin embargo y a pesar de todo he logrado superar tales problemas, y por un acuerdo especial del Registro Civil ante un notario me son válidos los dos primeros nombres, y de esa forma aparece en mi pasaporte y no tengo problemas para viajar al extranjero”.

El diálogo se da ante la presencia del oficial del Registro Civil de Huetamo, José Luis Moreno Ortiz, quien atiende la solicitud de don José, y queda aclarado que en realidad sólo se trataría de un mero trámite a cumplir, dado que el caso en cuestión se había resuelto en algún juicio presentado en otros tiempos, dado que al nacer en 1933 el citado personaje, sería su señora madre, doña Nemesia García, la que iniciara tal cuestión, que determinó que su vástago fuera conocido como José García, José Martinez, lo mismo que José Bartolomé, que José Bartolo, y el personaje que en la actualidad cuenta con 85 años de edad esperaba que se corrigiera tal error en los viejos y desgastados libros del registro civil de Huetamo.

El misterio final, y que marca un precedente digno de ser considerado para un guion de cine en películas de suspenso, la ley determinó que el citado personaje, con todo y su variedad de nombres, es una sola persona, y señala que por fortuna trabajó muchos años en una empresa transnacional y logró conseguir su visa, con la que va y viene a Estados Unidos, sin embargo el atribulado personaje señalaba en Huetamo que en realidad él ha vivido toda su vida con ese enorme problema que le significa un eterno dolor de cabeza, sin embargo informa que en la actualidad todo está resuelto, pero que en los viejos libros empolvados de Huetamo su nombre sigue encerrado en un profundo misterio.