Municipios

‘Huyen’ turistas sonorenses por mala experiencia en el oriente michoacano
Ricardo Rojas Rodríguez Martes 13 de Febrero de 2018
A- A A+

Zitácuaro, Michoacán.- Turistas de Sonora “huyeron” de Michoacán, por la mala experiencia que tuvieron al visitar la región Oriente, en cuyo motivo principal era conocer el santuario de las mariposas monarca.

Moisés Acosta Acosta, impulsor de la conservación de la monarca en la región y dueño de Papalotzin, sitio de reproducción del lepidóptero, con fines de concientización, dio a conocer el incidente.

Dijo que fue contactado por el guía de los visitantes, quienes tenían planeada una estancia de dos días en Zitácuaro, para visitar el santuario y otros atractivos de la región. Sin embargo, le respondió que tenía un compromiso con turistas extranjeros y no podría acompañarlos.

Moisés Acosta Acosta, impulsor de la conservación de la monarca
Moisés Acosta Acosta, impulsor de la conservación de la monarca
(Foto: Ricardo Rojas Rodríguez)

Pero le dio toda la información para que se hospedaran en esta ciudad y visitaran El Rosario. No obstante, en el hotel en donde se quedaron, en el centro de Zitácuaro, no pudieron dormir, porque un antro que se ubica enfrente tuvo la música a todo volumen toda la noche.

A pesar de que pidieron que la apagaran, no les hicieron caso. Así, sin dormir, fueron al día siguiente a El Rosario. Este fue el único lugar en donde estuvieron a gusto. Al final, fueron a Angangueo, con el fin de visitar el pueblo y sus atractivos.

Sin embargo, para su sorpresa, todo estaba cerrado. No pudieron, ni siquiera, realizar un recorrido por la Casa Parker, porque ya no está abierta a los visitantes. Esto molestó a los visitantes, quienes estaban desvelados y querían descansar.

Pero el recuerdo de lo ocurrido la noche anterior les convenció de que no era buena idea volver al hotel y, a pesar de que ya habían pagado la otra noche, mejor decidieron irse a Toluca. Desde ahí escribieron a Moisés Acosta para contarle su mala experiencia.

Acosta mencionó que es lamentable la falta de sensibilidad de quienes tratan con el turismo: “Queremos visitantes y los que vienen los alejamos, con este trato”, lamentó. E indicó que es cierto que “corremos” a quienes vienen a conocer Michoacán.

Explicó que a los visitantes de Sonora nadie les dio solución. Se trataba de jubilados, gente mayor que venía a descansar. Además del santuario, irían a visitar las pirámides, Ciudad Hidalgo y Papalotzin. Pero ya no hicieron nada de esto.