Escenarios

El documento más antiguo de Michoacán data de 1542
» Se encuentra bajo resguardo del Archivo histórico de Pátzcuaro
Omar Arriaga Garcés Miércoles 28 de Febrero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Los documentos más antiguos de Michoacán datan de 1542 y están bajo el resguardo del Archivo Histórico del Ayuntamiento de Pátzcuaro, explicó el cronista y director de la institución, Fernando Mendoza Molina, quien dijo que cualquier persona puede consultarlos.

En una visita realizada al archivo, el integrante de la Asociación de Cronistas por Michoacán apuntó que a pesar de que en otros lugares hay documentos con menos recorrido se plantea una serie de trámites complejos para acceder a los textos, proceso que en Pátzcuaro se busca facilitar. “Los documentos que resguardamos son a nivel estatal los más antiguos; el más antiguo está aquí desde 1542, es un proceso por unas tierras en Zacapu”, expresó el especialista.

Los documentos resguardados son a nivel estatal los más antiguos; el más antiguo está aquí desde 1542
Los documentos resguardados son a nivel estatal los más antiguos; el más antiguo está aquí desde 1542
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

Explicó que el hecho de que se encuentren los papeles más antiguos en Pátzcuaro y no en Morelia, que es la capital, se debe a que la Ciudad de Mechuacán, capital de la región durante el Virreinato de la Nueva España, tuvo su sede en lo que hoy es Pátzcuaro: “Aquí estaba el alcalde mayor y desde aquí se llevaban los juicios jurídicos: desde la venta de un esclavo hasta poder hacer tu testamento, hasta pelear porque se te perdió un caballo y lo tiene fulano... Por unas tierras, una casa”, expuso.

Refirió que una de las cosas más interesantes que guarda el archivo es el testamento del primer alcalde mayor de Pátzcuaro, Antonio de Godoy, cuyo documento está fechado en 1562 en Pátzcuaro; asimismo, apuntó que el Archivo Histórico resguarda el proceso por el matrimonio de doña Gertrudis Bocanegra, heroína insurgente de la ciudad durante el periodo de la guerra de Independencia de México.

Aunque Vasco de Quiroga realizó gran parte de su labor en Pátzcuaro y a pesar de que se resguardan documentos de la época en que vivió el nacido en Madrigal de las Altas Torres, Fernando Mendoza señaló que “no hay un solo documento de don Vasco, hay uno que hace referencia a él; posiblemente cuando se traslada el Obispado de Michoacán a Valladolid posiblemente se llevaron estos documentos”, indicó.

Asimismo, expresó que Pátzcuaro es uno de los pocos lugares donde se conserva un documento con la firma original de fray Maturino Gilberti, “franciscano que apoya la fundación y sostenimiento de varios pueblos de Michoacán y quien tiene un pleito interesante contra don Vasco de Quiroga. ¿Quién era inocente y quién culpable? Quizá no había malos ni buenos, ni tenían la culpa, para no ver la parte maniquea de la historia, cada uno defiende su posición y su postura”, afirmó.

-Consulta y conservación
Sobre la conservación de los expedientes, Mendoza Molina explicó que se separan para que no se atoren uno con otro y en consecuencia se dañen, para lo cual se los coloca en carpetas con un material intermedio, cuyo fin es evitar que se continúen deteriorando, “luego los llevamos a un lugar donde la temperatura se conserva igual, para que no haya variaciones y que esto no genere problemas”.

Añadió que la otra parte es el manejo para la consulta de los documentos, para lo cual se debe llevar cubrebocas y traer guantes, “y una recomendación es que no haya nada de líquidos cerca de los documentos para evitar cualquier situación de daño. La consulta no la permitimos que se haga con pluma, cualquier situación puede generar deterioro”.

 Fernando Mendoza Molina, el cronista y director de la institución
Fernando Mendoza Molina, el cronista y director de la institución
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

Asimismo, el director del Archivo Histórico de Pátzcuaro señaló que semestralmente se fumiga el lugar para que no haya propagación de ácaros que pudieran carcomer el material de los documentos, al tiempo que se controla la humedad por medio de la temperatura.

Acerca de la consulta de los papeles, manifestó que la gente puede acudir cuando quiera, siempre y cuando esté justificado: “Tenemos algunos de los documentos más antiguos que se conservan en el estado, pero tampoco somos tan rudos como en archivos donde quizá se conservan documentos más recientes y luego les piden requisitos que de verdad son difíciles de cumplir. Con nosotros no hay ningún problema, tratamos de ser flexibles y de apoyar al investigador; el archivo está abierto a todas las personas, simplemente que justifiquen la consulta del documento”, finalizó Fernando Mendoza.