Escenarios

Se inaugura exposición de Heriberto Paredes
Omar Arriaga Garcés Domingo 11 de Marzo de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- “¿Por qué vivimos en el paraíso? Retrato de una comunidad nahua en su lucha por la vida” es el título de la exposición fotográfica que Heriberto Paredes inauguró este sábado 10 de marzo a las 19:00 horas en Giraluna, con comentarios de Irene Álvarez y Rodrigo Caballero.

Se trata de 37 de las 150 imágenes que el periodista independiente que cubre Santa María de Ostula desde hace varios años seleccionó para el proyecto que derivará en un libro, como una forma de retribución para con la primera comunidad michoacana que, desde el 29 de junio de 2009, apeló al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes para justificar vía un manifiesto la necesidad de autodefenderse, con lo que actualmente es un territorio autónomo de 23 poblaciones y mil 250 hectáreas de extensión, de cuyo tránsito da cuenta la lente de Heriberto Paredes.

Son 37 de las 150 imágenes que el periodista independiente que cubre Santa María de Ostula
Son 37 de las 150 imágenes que el periodista independiente que cubre Santa María de Ostula
(Foto: Especial)

En la charla de presentación de la muestra, el periodista señaló que ésta se plantea bajo la forma de una pregunta en primera persona del plural: ¿Por qué vivimos en el paraíso?, que es como los propios pobladores se refieren a una zona voluptuosamente surcada por riquezas naturales, a las que el crimen organizado accedió por varios años, hasta que el 14 de febrero de 2014 -luego del asesinato de 34 comuneros, seis desaparecidos, la muerte a manos del Ejército del niño Heriberto Reyes García y varios policías caídos- un convoy de autodefensas con desplazados de Ostula llegó a la localidad y convocó a su máximo órgano de toma de decisiones: la asamblea general, que definió crear Xayakalan, la encargatura 23 de la comunidad, y expulsar a los Caballeros Templarios.

Precisamente, Heriberto Paredes comentó que el primero de los cuatro ejes en torno a los cuales gira la exposición fotográfica es la seguridad, pues aun cuando el nivel de descomposición era muy elevado “la comunidad se mantuvo comunicada. Pero Ostula no es sólo una comunidad indígena que se levantó en armas, tiene procesos culturales”, externó el periodista, quien apuntó que el segundo eje de la muestra son sus tradiciones, que no pueden reducirse a meros productos turísticos y poseen raíces tan hondas como 1531, año en el que la Virgen de Guadalupe arriba a Nueva España y en el que se funda la comunidad.

Como tercer eje, el fotógrafo destacó que la vida de la población se desarrolla en un territorio y que, de ninguna manera, “esto es anecdótico: es un territorio impresionante; la siembra, la organización, la seguridad, las fiestas, las comunicaciones, todo está en función del territorio”, expuso, para después hacer hincapié en el cuarto eje: la identidad campesina, siendo México un país eminentemente rural. “(En Ostula) producen mucho del alimento que consumen”, dijo Paredes, y enumeró el maíz, el frijol, el melón, las hortalizas, mango, papaya, tomatillo, jamaica o tamarindo como parte de lo que consumen y cuyos excedentes venden, “un territorio muy celoso que se ha ido abriendo... tienen una relación con la tierra que se pierde de vista en otras regiones del país”, expresó, mientras varias imágenes también eran proyectadas con un cañón.

La socióloga del Colegio de Michoacán (Colmich) Irene Álvarez habló de Ostula como una zona de excepción con connotaciones positivas, dado que la capacidad de organización de los habitantes permiten vislumbrar una alternativa política y social ante el clima de desesperanza que impera en el país, donde “David venció a Goliat” -refirió-, toda vez que con José Manuel Mireles Valverde como comparsa y antecedente la comunidad de la Sierra Costa Michoacana se dio cuenta de que “el enemigo”, es decir, el crimen organizado, tenía debilidades y era humano, con lo que decidieron instalar barricadas, puestos de control y establecer su propio dominio en la zona que, en este 2018, continúa vigente.

No obstante, la originaria de Veracruz alertó de que con la implementación de las Zona Económica Especial (ZEE) de Lázaro Cárdenas la prosperidad de Ostula podría terminar, ya que al ubicarse entre dos sitios estratégicos, como el mayor puerto michoacano y Manzanillo, las cadenas de hoteles arribarían a la región y el gobierno federal se encargaría de la seguridad, con lo que toda participación comunitaria quedaría coartada.

El también periodista Rodrigo Caballero presentó al autor de las fotografías y dijo que la muestra no es sólo un retrato periodístico en la lucha de la comunidad por el paraíso, del que acotó: “También tiene sus amenazas”, una de las cuales es la minería, pues hay 35 concesiones mineras en la zona, a lo cual se suma el proceso electoral ya en marcha y el recelo a que vuelvan los partidos políticos a Ostula, explicó.

Tras las tres intervenciones, Heriberto Paredes hizo un recorrido por las imágenes y narró a los asistentes algunos momentos en que las fotografías fueron captadas o bien describió algunos de sus elementos.