Municipios

Concluye diplomado de Periodismo y Locución en Uruapan
Grecia Ponce Domingo 11 de Marzo de 2018
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Los medios tradicionales son los responsables de haber perdido credibilidad, opinó Fernando Antonio Mora Guillén. El especialista consideró sin embargo que en los medios impresos se escribe la historia, mientras que en los electrónicos y digitales, la información se la lleva el viento.

Mora Guillén fue el último ponente del diplomado de Periodismo y Locución. Al módulo final asistieron 15 de 33 inscritos. Con una Maestría en Comunicación Institucional, impartió Normatividad Protocolaria para Prensa, Locución y Organizaciones de Derechos Humanos.

Mora Guillén fue el último ponente del diplomado Periodismo y Locución
Mora Guillén fue el último ponente del diplomado Periodismo y Locución
(Foto: Grecia Ponce)

Este diplomado inició en agosto pasado y lo organizó la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado, con apoyo de la Asociación Nacional de Locutores de México, quien aportó a los profesores, los que fueron verdaderos expertos en los diversos temas. Los que lo cursaron aportaron un pago simbólico, sobre todo si se toma en cuenta la calidad de los ponentes que vinieron a esta ciudad.

Descuidaron su contenido



Fernando Antonio Mora Guillén consideró en entrevista, que "evidentemente parte de la responsabilidad radica en que los medios de comunicación en lugar de avocarse a difundir noticias certeras, a verificar sus fuentes informativas, al paso de los años fueron compitiendo con medios digitales o con nuevas herramientas de comunicación por ganar la información y eso nos llevó a descuidar el contenido y la calidad de la misma".

"Muchas veces se compartía información que no se verificaba, por ganar la nota y eso es un grave error. El ejercicio profesional del periodismo nos obligar a partir de tres principios: De la veracidad, la objetividad y la prontitud; pero desde luego eso parte de la responsabilidad de cada periodista de verificar las fuentes informativas; de dar un contexto adecuado a los sucesos. No es lo importante ser el primero en dar la nota, sino dar certeza en la información que estamos difundiendo".

¿Cómo recuperar la audiencia y los lectores?



De acuerdo al material proporcionado por Fernando Antonio Mora, teniendo como base una encuesta realizada en viviendas, por la empresa Parametría, "en enero de este año sólo 19 por ciento de los encuestados afirmó tener mucha o algo de confianza en los periódicos; el 18 por ciento dijo confiar en los noticieros de radio y 17 por ciento en los noticieros de televisión. Lo que revela que sólo 2 de cada 10 mexicanos confía en los medios tradicionales o formales.

Estas cifras reproducen una dramática realidad, ya que hace 15 años, de acuerdo a datos de la misma empresa, el 70 por ciento de los mexicanos confiaba en los noticieros de televisión; 64 por ciento en los programas de noticias de la radio y el 58 por ciento de los encuestados, en los periódicos.

Los datos proporcionados por Mora Guillén también revelaron que ahora la gente confía en las redes sociales, espacio que se ha convertido en el reino de la fake news o noticias falsas.

Y lo que es peor aún, según destacó el ponente, mucha gente cree en lo que se publica en Facebook y comparte lo publicado sin siquiera leer completa la nota; se entregan por completo al encabezado.

Acerca de cómo revertir esta situación, el especialista indicó que "los medios tradicionales tendrán que recuperar su papel el día que dejen de competir contra las redes sociales; el día en que el periodista y el medio de comunicación se preocupen por la calidad de la información que van a difundir".

Agregó que "por eso son importantes los ejercicios de profesionalización del gremio periodístico. Es importante que impulsemos la licenciatura en Periodismo y la licenciatura en Locución".

"Como lo reiteré en el curso, las autoridades nos catalogaron en el nivel de oficio, por eso está dentro de los salarios mínimos de los oficios y realmente no es un oficio".

"El periodismo desde los años 60 fue una licenciatura, que poco a poco fue desapareciendo y la incrustaron en la licenciatura de Comunicación; pero debemos luchar por recuperar la licenciatura en Periodismo; por recuperar la certificación de locutores y de conductores".

"No puede ser que ahora un conductor o un locutor simplemente por tener una carta de acreditación del medio de comunicación pueda salir al aire. La responsabilidad de estar detrás del micrófono y de transmitir a la sociedad la información es muy alta. Tenemos que tener una preparación adecuada; tenemos que estudiar".

"El periodista tiene que ser una persona con mucha cultura y conocimiento; hacer ejercicios de lectura constante. Es muy importante que nosotros mismos defendamos el ejercicio periodístico, anteponiendo siempre la veracidad, la objetividad y poderle dar contexto a la sociedad en las decisiones que se van a tomar".

"En un proceso electoral tan relevante como el que estamos viviendo, que importante es que el periodista informe en forma veraz, objetiva, oportuna y que le dé a la sociedad ese derecho a la información que está consagrado en la Constitución.

Se pronunció porque "ejerzamos debidamente el derecho a la libertad de expresión, pero que también asumamos las obligaciones que implica el ejercicio periodístico, el poder tener ese derecho a la libertad de expresión, ese derecho a la información, teniendo la obligación de conducirnos en una forma ética, sin llegar más allá de editorializar y de querer influir en la Opinión Pública, sino que realmente la sociedad reciba la información que le permita normar su criterio y tomar una decisión adecuada".

La historia se imprime



Mora Guillén consideró que los medios impresos no están al borde de la extinsión: "No, yo creo que al contrario. Creo que la crisis de los medios impresos se dio hace 10 años. En este momento los medios impresos están retomando su rol. Están volviendo a tomar un ritmo en el que saben que no van a competir contra un medio digital".

"El medio impreso debe avocarse al análisis profundo, a la investigación real de los hechos, a dar un contexto real de los sucesos y desde luego a aportar elementos que a lo largo del tiempo perdurarán".

"La radio, la palabra, las imágenes digitales se las lleva el viento. La historia se forma con textos, con evidencias reales y justamente el medio impreso es el que perdurará a través del tiempo".

La situación "es que los medios impresos tienen que refundarse. Tienen que partir de la investigación profunda, de documentar los hechos reales, incluso exhibiendo a los medios digitales que muchas veces dan a conocer información falsa y que luego se desdicen sin el menor recato".

"El medio impreso es el que tiene que dar un contexto real para que la gente recupere esa confianza que siempre tuvo en el periodista y en el medio impreso y desde luego que eso perdurará por mucho tiempo. Los medios impresos no van a desaparecer".

Ser profesionales



Finalmente resaltó "la importancia de impulsar la profesionalización del gremio periodístico; de que el gremio se involucre en la problemática, que enfrentemos los ataques de la libertad de expresión. Hay que ser parte del problema y la solución y no nada más alzar la voz cada vez que se mata a un periodista".

Es indispensable que "seamos parte de documentar el marco legal en el que se ejerce el periodismo, que luchemos por que haya una igualdad en ese marco legal, porque hay una gran desigualdad".

También dijo que el gremio debe impulsar "estos procesos de profesionalización para hacer diplomados, doctorados, maestrías. No podemos dejar de aprender. El periodista con el compromiso que tiene con la sociedad y con la gente que lo conoce, debe de tener una respuesta para muchos temas, pero siempre y cuando estemos preparados para tener esa respuesta. No hablar de lo que no sabemos".

También dijo que es obligación de los periodistas profesionales "exhibir a quienes ejercen un periodismo sin ética, sin preparación; sin tener los elementos fundamentales, sin verificar sus fuentes. para que quede en claro quien realmente es periodista profesional y quien no lo es".