Educación

Escuelas Normales en Michoacán, no deben desaparecer; señalan educadoras
Ernesto Hernández Doblas Domingo 11 de Marzo de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Las Escuelas Normales no deben desaparecer porque cumplen una importante misión frente a quienes tienen la tarea de la enseñanza escolarizada en el país.

Así lo expusieron en entrevista para Cambio de Michoacán los integrantes del Comité organizador del XXXVIII Foro Nacional de Educación Preescolar que se llevará a cabo por parte de la Escuela Normal de Educadoras.

Dicho evento tendrá lugar del 21 al 23 de marzo tanto en el Teatro Morelos como en el Centro de Convenciones.

La educación Normalista y la Superior en la República Mexicana, ha estado en constante cambio y transformación
La educación Normalista y la Superior en la República Mexicana, ha estado en constante cambio y transformación
(Foto: Archivo)

Familia, salud física y mental, políticas educativas, retos en un nuevo contexto social y estrategias pedagógicas serán algunos de los ejes que se buscarán abordar con un carácter holístico y transversal según palabras del Comité organizador que está conformado por Rodolfo Rodríguez Valencia, Adriana Torres Frutis y Lenin Gutiérrez Reyes.

Entonces, se les preguntó de la teoría a la realidad, cuál era el panorama que ellos veían en nuestro estado a lo cual respondió Torres Frutis, exponiendo que había un proceso de construcción permanente.

"No podemos decir que tenemos dominada toda la teoría y que ya solo hace falta ponerlo en práctica".

Y es que además la situación se hace compleja entre otras cosas, abundó, por los distintos contextos territoriales en que se hallan los Jardines de Niños.

Por ello, la docencia está en constante revisión de acuerdo a lo anteriormente dicho y a los movimientos propios de la cultura y sociedad.

"En cada contexto hay necesidades propias, pero como seres humanos y niños de preescolar en general también tienen necesidades que se articulan y que es necesario que las conozcamos como educadores y educadoras".

Sin embargo, reconoció que a veces había talleres y capacitaciones varias sin que se vieran reflejados en la realidad, por lo que había que entrarse en una labor de revisión para conocer en dónde estaba la ruptura o falla entre lo aprendido y lo practicado.

En cuanto a si tenían identificada alguna problemática o problemáticas recurrentes en el proceso educativo del nivel preescolar, Torres Frutis quien es coordinadora académica del mencionado XXXVIII Foro Nacional apuntó hacia la desintegración y nuevas composiciones del ámbito familiar.

Madres y padres están en buena parte ya insertos en lo laboral, llevando así a que sus hijos queden a cargo de otras personas o incluso solos; en algunos casos asisten a escuelas de horario ampliado para cubrir ahí parte del tiempo que tienen sin la presencia parental.

"Eso no quiere decir que no los quieran, pero hay que ver cómo nos reeducamos como familia y sociedad ante estos nuevos panoramas porque los más afectados en la parte emocional son los pequeños y a veces nos damos cuenta de ello".

Maltrato y violencia es otro aspecto importante a reflexionar abundó, enfatizando en la necesidad de una educación para la convivencia y la paz.

En un tercer aspecto está la tecnología que actualmente ya manejan quienes apenas están en camino de formarse no solo académica sino emocional y culturalmente, lo que asimismo plantea retos, dificultades y la enfática necesidad de un trabajo conjunto entre familia, escuela y sociedad.

De ahí se le interrogó sobre la situación actual de la Escuela Normal de Educadoras, que está a punto de cumplir un aniversario más de vida institucional.

"Como institución de educación superior, lógicamente que estamos entrando en nuevo proceso", contestó Rodríguez Valencia, quien es coordinador de difusión cultural y extensión educativa del evento en cuestión.

La educación Normalista y la Superior en la República Mexicana, ha estado en constante cambio y transformación, abundó, buscando la forma de mejorar las diversas competencias para la vida profesional.

Las circunstancias en el estado en el ámbito educativo han hecho difícil la incorporación al proceso de las reformas y cambios del presente sexenio.

"Sin embargo, estamos haciendo todo lo posible de entrar a esta proceso, ofertando este tipo de eventos que dejen muy claro exactamente a dónde queremos ir".

Rumbo al final de la entrevista, los organizadores del Foro Nacional de Educación Preescolar, comentaron que las cuestiones que plantea tanto las nuevas disposiciones constitucionales en el terreno educativo como el nuevo modelo, requerían no ser aplicadas simplemente sino reformuladas para irlas adecuando al contexto de la realidad en cada caso.

Rodríguez Valencia reconoció que las solicitudes de ingreso en las Escuelas Normales habían descendido y que se estaba en la búsqueda de repuntar esto.

"Yo creo que hay una disminución de un veinte por ciento entre un año y otro, pero son múltiples los factores, no podemos decir que es por el proceso académico únicamente, porque ahora para tener acceso a una plaza de educación básica, también pueden participar otros profesionistas", intervino Torres Frutis.

Las Escuelas Normales nos estamos reconstruyendo, agregó, ello por medio de varias capacitaciones y exigencias a la par de las demás instituciones de educación superior, a pesar de que no reciben el mismo apoyo económico, por lo que el reto es doble, subrayó.

Un maestro necesita mística e identidad, y la sensibilidad para responder, en este caso, a las diferentes circunstancias que enfrentan los infantes y un profesionista, según palabras de la entrevistada, no la tiene.

"Eso es lo diferente que tenemos nosotros en las Escuelas Normales y que no se podría obtener en una Universidad, por eso los niños de educación preescolar y primaria, requieren de un maestro normalista".