Municipios

Exigen mejoras en servicio de transporte Jiquilpan-Sahuayo
*A raíz del accidente en que hace una semana resultaron lesionadas al menos diez personas
José Luis Ceja Guerra Lunes 12 de Marzo de 2018
A- A A+

Tras el accidente ocurrido hace una semana en el que resultaron lesionadas al menos diez personas, usuarios de la línea de transporte Águila de Sahuayo están exigiendo mejoras en las unidades y una estricta política en cuanto a la contratación de operadores.

Es de recordar que hace poco más de una semana se registró un accidente entre una de las unidades de esta línea de autotransporte y un camión de carga, y tras las investigaciones realizadas por la autoridad vial y los testimonios, el accidente se debió a que el chofer del camión pasajero soltó el volante cuando se le cayó el teléfono celular que manipulaba mientras conducía.

De igual manera están demandando una sanción severa al conductor responsable del accidente y que la empresa transportista cumpla con los gastos médicos de los lesionados.
De igual manera están demandando una sanción severa al conductor responsable del accidente y que la empresa transportista cumpla con los gastos médicos de los lesionados.
(Foto: José Luis Ceja Guerra)



Al conocerse este hecho, los usuarios de este servicio han emprendido una campaña en redes sociales exigiendo que la citada línea de transporte realice con carácter de urgente y obligatoria la renovación de su parque vehicular, que en muchos casos culminó ya su vida útil.

De igual manera están demandando una sanción severa al conductor responsable del accidente y que la empresa transportista cumpla con los gastos médicos de los lesionados.

Es de señalar que de manera pública, durante la administración municipal 2012-2015 de Jiquilpan, el entonces regidor Salvador Sánchez dio a conocer que la autoridad vial de esa administración recibía sobornos de cinco mil pesos semanales por parte de la empresa para permitir irregularidades, información que fue confirmada por quienes en ese entonces eran inspectores de la línea transportista.

La empresa, que actualmente mantiene un monopolio de transporte en las rutas Sahuayo-Jiquilpan-Totolán y Sahuayo-La Barca, ha cobrado notoriedad por la costumbre de evadir sus responsabilidades en los accidentes en los que se involucran sus unidades, además de faltas serias a las normas que rigen el transporte concesionado en el estado, como usar el mismo juego de placas en dos unidades.