Morelia

Fuente del Ángel, lugar vandalizado constantemente
Josafat Pérez Lunes 12 de Marzo de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Rincón moreliano que no destaca entre los espacios con afluencia turística de la capital por ubicarse apenas en el gozne de dos calles angostas del Centro histórico, la Fuente del Ángel es a menudo presa del vandalismo.

Construida por órdenes del cabildo a finales del siglo XIX, durante la presidencia municipal de Zeferino Páramo (1871-1873), el pequeño surtidor de cantera entre las calles García Obeso y Guerrero, se erigió en terrenos del otrora huerto del Convento de San Agustín, según cronistas locales.

La Fuente del Ángel fue construida por órdenes del cabildo a finales del siglo XIX
La Fuente del Ángel fue construida por órdenes del cabildo a finales del siglo XIX
(Foto: Héctor Sánchez)

La historia de la que deriva su topónimo se debe a un relato pasado de boca en boca por generaciones de vecinos. Éste refiere al auxilio que un ángel prestó a una niña que se ahogaba en las aguas de la fuente.

El ángel de cantera en medio de la fuente octagonal, cuentan los vecinos, fue colocado ahí en evocación a dicha leyenda.

Pero historias más cercanas al devenir de la ciudad moderna, convierten al sitio de paso en un lugar donde confluyen algunas problemáticas cotidianas del Centro histórico, a saber, la concentración de basura, el acarreo de agua para lavar coches y el vandalismo.

“A cada rato son pintarrajeadas las paredes de aquí, incluso han manchado la cantera”, dijo una vecina anónima al aducir que la poca importancia turística del lugar es la causa de que los graffiti no sean retirados inmediatamente.

La entrevistada señaló también que el agua es utilizada por lavacoches de la zona, quienes muchas veces la ensucian al enjuagar sus utensilios de trabajo. De igual manera, advirtió que en los alrededores de este espacio público huele a orines porque “durante la noche algunos borrachos y gente que pasa, cree que aquí es un baño público”.

La concentración de bolsas de basura es otro problema no exclusivo de la Fuente del Ángel, puesto que atañe a una costumbre arraigada en varias calles y plazas del Centro histórico: dejar los bultos de basura cerca de los botes públicos –o donde alguna vez estuvieron, ya que la presente administración municipal ha reconocido un faltante de 100 unidades, mas no las ha repuesto–, lo que no siempre garantiza que los camiones del municipio se hagan cargo del problema.

“En esta esquina, seguido dejan bolsas negras como para que el camión se las lleve así nada más, sin pagar. Supongo lo hacen de noche, quizás alguien de aquí cerca en un carro, porque los vecinos de la zona vigilamos que no pase… Hemos tenido ese problema en muchas ocasiones”, aseguró la vecina.