Escenarios

‘Un día soñé a Curicaveri’ devela placa por 60 funciones
Omar Arriaga Garcés Lunes 19 de Marzo de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Develación de placa por 60 funciones y la última representación de la temporada celebra este miércoles 21 de marzo a las 17:00 horas en el Teatro Ocampo ‘Un día soñé a Curicaveri’, obra de Hasam Díaz Hierro con dirección de Eli Ramsés Figueroa Zúñiga de Silencio Teatro.

Producida por Paulina Cuiriz Ríos y Giovanni Rafael Paz Camacho de Parasubidas Teatro, el montaje que aborda la creación del universo desde la cosmogonía purépecha fue seleccionado como uno de los ocho que se presentarán en la Gira IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) Cultura Teatros 2018, con funciones en seis estados de la República Mexicana.

Rafael Paz y Paulina Cuiriz
Rafael Paz y Paulina Cuiriz
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

“Estamos contentos porque nos seleccionaron para la Gira IMSS Cultura 2018, una convocatoria con la que el año pasado vinieron a Morelia las obras ‘Un Picasso’ con Ignacio López Tarso y Gabriela Spanic, y ‘Zapato busca sapato’ de Clarissa Malheiros -indicó Rafael Paz-. “Este año el 15 de febrero salió la convocatoria y estará ‘Un día soñé a Curicaveri’ en abril en seis estados con seis funciones, en ciudades como León, Guadalajara, Aguascalientes, Zacatecas y Tijuana. La obra sigue y estamos contentos de poder tener ese alcance a nivel nacional, llevando esta historia con toda la identidad nuestra”.

De acuerdo a Paulina Cuiriz, fue el lunes 12 de marzo cuando los encargados de la convocatoria emitida por el IMSS comunicaron al equipo de Silencio Teatro y Parasubidas Teatro que habían sido seleccionados para la gira, con lo que ‘Un día soñé a Curicaveri’ será una de las ocho obras con las que la dependencia federal buscará este año continuar el programa de reactivación de sus recintos teatrales en la República Mexicana, con propuestas de temática libre aunque de un marcado corte familiar.

Placa por ‘Un día soñé a Curicaveri’



Al preguntarle por la develación de placa en el Teatro Ocampo el miércoles a las 17:00 horas, donde estará la Escuela Primaria Lázaro Cárdenas de Tenencia Morelos como invitada, Paz Camacho expresó que se trata de un gusto, una especie de abrazo y cobijo con los que se festeja el término de la temporada del Programa Nacional de Teatro Escolar en su convocatoria 2017 para Michoacán que, en esta ocasión, cumplió 60 representaciones en cinco municipios.

“La obra se realizó en coproducción con la Coordinación Nacional de Teatro del INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes), la Secretaría de Cultura (SC) federal y la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum)”, apuntó el también director de teatro, quien explicó que a lo largo de los últimos cinco años el Programa Nacional de Teatro Escolar ha cambiado, toda vez que con ‘Elena sabe a dulce’ de Hasam Díaz en 2015 y 2016 llegaron hasta las 100 funciones.

“Estos números son por los que antes se develaba una placa, pero hoy -al ser complejos los modelos con grupos de teatro independiente- a veces es complicado tener una tan larga, entonces se celebran los términos de temporada: a veces con 50, 60, 100 funciones, dependiendo. En este caso, el programa respondió a esta convocatoria en la que ahora son 60 funciones y, de manera simbólica, lo hacemos”, explicó.

Expuso que el proceso de montaje comenzó en agosto de 2017 para estrenar el 15 de enero en el Teatro Lázaro Cárdenas del Centro Dramático de Michoacán (Cedram) en Pátzcuaro, con funciones diarias de lunes a viernes en horario escolar, mecanismo con el que también se presentaron en Cuitzeo, Apatzingán, Zitácuaro y Morelia.

“Estamos contentos de cerrar este proceso que ha sido largo; nos comprometimos con los espacios a los que fuimos. La obra la han podido ver niños de comunidades rurales y de ciudades, y la respuesta ha sido positiva en general. Es una confrontación temática de la cosmogonía purépecha y la respuesta de los niños por los personajes y la creación del universo a través del pensamiento purépecha es interesante”, refirió Rafael Camacho, más conocido en el medio teatral como “Gio”.

Paulina Cuiriz señaló que también fueron invitados a Santa de Fe de la Laguna, Paracho y San Benito, si bien por cuestiones de agenda -secundó Paz Camacho- la obra no pudo montarse en esas localidades.

El director se mostró satisfecho por el interés de los padres de familia y de los niños, pues a pesar de tratar temas complejos como el tiempo y la creación del cosmos ‘Un día soñé a Curicaveri’ tuvo buena recepción. “Hay diferentes versiones de las historias de Curicaveri, Xaratanga o Cueraperi, y la obra parte de la tradición oral; los dioses son percibidos de distintas formas”, apuntó Paz Camacho.

Y añadió para finalizar sobre la Tortuga, uno de los personajes: “Nos visitó un grupo de teatro para niños de Zitácuaro y salieron muy emocionados; estaban haciendo una adaptación de ‘Momo’ (de Michael Ende). Hasam pensó un poco en ese personaje para hacerlo. Llegaron con muchas preguntas sobre lo que implicaba el tiempo. Por fortuna, hemos tenido la posibilidad de afinar la obra, la historia se ha hecho más clara; los niños han estado receptivos a los temas: el cuidado de la naturaleza, la violencia, el tiempo y los matices alrededor de él, hasta llegar a la temática de la cosmogonía purépecha. No somos purépechas, pero con todo el respeto nos acercamos a la tradición oral; nos interesaba ir a donde sí lo son para conocer su respuesta y ver qué tan cercanos estábamos”.