Escenarios

Las redes sociales como dispositivos de vigilancia
Omar Arriaga Garcés Lunes 26 de Marzo de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Las redes sociales tienen un anverso luminoso pero un reverso en ocasiones perverso, indicó el maestro en Filosofía de la Cultura Alejandro Ruiz Zizumbo, quien refirió que Facebook y Twitter serán este año en México un “escenario vital” de cara a las elecciones.

Entrevistado en las instalaciones de Cambio de Michoacán, Ruiz Zizumbo habló de “Acercamiento a la relación entre la construcción de la identidad y las redes sociales”, una investigación que hizo en 2015 en la que analizaba la imagen que los usuarios de Facebook buscan proyectar en aquellos con quienes interactúan. “A casi quince años de la conformación de Facebook como un espacio de estudiantes para intercambiar información nos podemos preguntar: ¿Qué representa esa red social? ¿Cuáles son los puntos favorables y desfavorables? ¿Hacia dónde nos llevan las redes sociales?”, tras lo cual dijo que no son algo fijo sino dinámico, que cambia rápidamente.

El maestro en Filosofía de la Cultura Alejandro Ruiz Zizumbo
El maestro en Filosofía de la Cultura Alejandro Ruiz Zizumbo
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

Agregó que las redes sociales son algo novedoso, con gran auge en la última década, siendo México uno de los países con más número de usuarios en el mundo, al menos hasta hace tres años, en un planeta de cuyos siete mil 442 millones de habitantes más de dos mil millones usan Facebook, una herramienta que puede injerir en la población de distintas manera. “Surge Facebook y las redes sociales se dejan venir en cascada; parece que el mundo se ha vuelto más pequeño, empieza a haber mayor diálogo entre más familiares y amigos que están a gran distancia. Parece que la distancia se acorta, es uno de los beneficios”, destacó.

En el caso de la configuración de la identidad de los usuarios, Ruiz Zizumbo externó que está en juego la imagen, el tema de la representación, dar razón de lo que sucede en nuestra vida cotidiana a través de publicaciones, videos y comentarios, “pero principalmente imágenes”: “Es sorprendente el número de millones de imágenes que circulan diariamente en las redes sociales. Por los teléfonos con cámara fue algo novedoso, la persona se mostraba, exponía su yo”, adujo.

Y continuó: “Con un acento más clínico, lo que está de trasfondo es esta parte del yo, esta parte narcisista de mostrar la identidad a través de las pantallas, lo que estoy haciendo y que los demás me vean, una dialéctica de ‘me muestro y soy observado a la vez’”, luego de lo cual señaló que en algunos casos se trata de personas con un vacío existencial que quieren ser vistos para ser tomados en cuenta y a las que les es difícil interactuar de forma cotidiana tal como lo hacen en el espacio virtual.

Por otro lado, Alejandro Ruiz expuso que hay en las redes sociales una parte desconocida, no muy clara, que sólo se intuía, pero que a partir de 2013 con Edward Snowden, extrabajador de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, comienza a salir a la luz. “La vigilancia de los datos, de la información que circula en las redes, a dónde se dirige”, manifestó. “Esto no es nuevo, hay mecanismos y antecedentes de vigilancia en varias épocas. Michel Foucault trabajó sobre esos dispositivos. Las redes sociales podrían ser un semblante actual de esos dispositivos de vigilancia”.

Añadió que aunque las redes sociales parecen algo benevolente y noble, lo que ponen en juego puede ser cuestionado: “Toda esa circularidad de imágenes, esa información que se va subiendo, esos comentarios, se puede cuestionar si realmente son una manera de comprender los sucesos culturales y hacia dónde nos están llevando”.

Recordó que hace ocho días en varios medios circuló un escándalo del corporativo inglés Cambridge Analytica, empresa que obtuvo una base de datos de 50 millones de usuarios gracias a Facebook, con lo que creó un algoritmo para publicar “noticias tendenciosas” que beneficiaran a Donald Trump en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos, lo cual contextualizó para nuestro país: “Este año (las redes) serán un tema crucial, es año de elecciones... Pueden ser un punto de inflexión en la política de México, y lo que implican en lo social, lo cultural, lo económico”, por lo que afirmó que las redes sociales serán un “escenario vital” este 2018.

Agregó que en Facebook y Twitter hay ‘bots’ o perfiles falsos creados para desestabilizar algún tipo de información, hacer propaganda de algún tema en particular o aminorar una protesta social, por lo que dijo que las redes sociales no están exentas de la censura.

Para concluir, el especialista reconoció que con la nueva aplicación de reconocimiento facial de Facebook es más sencillo monitorear a las personas, algo que ya se hacía en el pasado, por ejemplo en aeropuertos de países de primer mundo donde se montan torres de vigilancia. “Toman una imagen de la persona y con una especie de algoritmo y cuestiones técnicas pueden vincular esa imagen con la cuenta o cuentas de la persona. Se pone en cuestión la privacidad, la barrera entre lo público y lo privado está borrosa. Es el reverso de las redes sociales, de lo que la mayoría de los usuarios no se dan cuenta. ¿Qué pasa con la información de los usuarios? ¿Hacia dónde va cuando se utiliza con intereses perversos, hacia dónde apuntan?”, finalizó.