Escenarios

Morelia
Los Daniels y una gran explosión estelar
Redacción Lunes 9 de Abril de 2018
A- A A+

Morelia, Mich.- El pasado viernes presenciamos la unión de un público multigeneracional para disfrutar, bailar y cantar al ritmo de una agrupación que este 2018 cumple 11 años en la escena musical independiente de México. Se trata de Los Daniels, banda que ha logrado posicionarse entre los grandes exponentes de la escena del indie rock nacional y que en el marco de su Giraparaiso visitaron la ciudad de Morelia y nos ofrecieron un show rico en texturas sonoras. La locación: Tezla Music Gallery, lugar que desde el año pasado funciona como una sala de conciertos para los amantes de la música independiente. Los Daniels, en conjunto con las bandas invitadas y bajo la supervisión y coordinación de Pulso Booking and Management, regalaron al público de la ciudad de la cantera rosa una experiencia comparable a una explosión estelar.

La riqueza de texturas y ritmos fue provista por los distintos géneros musicales que confluyeron en este evento, iniciando con Noah Pino Palo, banda originaria de Monterrey conformada por Mauricio Jasso (voz), Elías Amed (guitarra), Kid (bajo) y Alex Benavides (batería); una propuesta de pop alternativo con algunos tintes de funk que nos hacen deslizarnos en una atmósfera dulce, positiva, ensoñadora y tranquilizante. Nuestro viaje en la galaxia de algodón de azúcar inició con la canción “Helado”, seguida por “Niña Rosa” que podemos encontrar en sus plataformas digitales junto con “Polvos Blancos”. En siete temas de autoría propia y el cóver de la canción “Hold On” de Alabama Shakes, Noah Pino Palo permanecen fieles a su estilo único, que a más de uno de los presentes haría mover la cabeza y los pies fascinados.

Aspecto del evento.
Aspecto del evento.
(Foto: Especial)

El turno de subir entonces fue de Leiden, una joven artista cubano-mexicana que nos visitó desde Guadalajara acompañada en esta ocasión únicamente por su guitarra y su poderosa y armoniosa voz. Leiden, cual estrella, irradia luz con su carisma, frescura, soltura y talento en el escenario. Las raíces latinoamericanas presentes en cada una de sus melodías y la alegría que estas desprenden, revelan ante nosotros una promesa musical que solo necesita de una guitarra y palmas para crear un ambiente agradable. Algunas de las canciones que interpretó esa noche fueron “Cuando Soñaba”, “A Saber” y “Turbio el corazón” en la cual involucró al público activamente.

Tras Leiden, Pequeño Fénix ocupó el escenario, una gran banda originaria de Monterrey conformada por Carlos Solís (voz y guitarra), César Rendón (guitarra), Edgar Ramírez (batería), Harley Lozano (bajo), Emilio Ocejo (teclado), Erick Lozano (saxofón) y Ricardo Palitroche (trompeta), que tras recorrer casi 900 kilómetros en camioneta se encontraron con un cálido recibimiento y un encantador Centro Histórico. Hoy sabemos que esos kilómetros valieron la pena con el fin de que el público conociera y se sorprendiera con una propuesta musical juguetona, que experimenta con ritmos de diversos géneros como el country pero conservando un denominador común: el rock. Su nueva canción dio inicio a su concierto, seguida por temas como el romántico “Annie”, “Tijuana”, “América” y “Genial”.

Finalmente fue el turno de la banda más esperada de la noche: fanáticos se reunieron emocionados bajo el escenario esperando la llegada de Los Daniels. Conformada por Ismael Salcedo (vocalista), Alfonso Díaz “Poncho” (bajo), Miguel Ortiz (guitarra), Dan Koh (guitarra) y Rasheed Durán (batería), la agrupación interpretó sus 14 temas más populares que resumen a la perfección su trayectoria 11 veces alrededor del sol y su evolución musical hasta llegar al día de hoy con su nuevo tema “Vendrás por mi”. Además de dicha canción, algunas de las que interpretaron fueron “Uno para el otro”, “Se lo dejo al tiempo”, “Te deseo lo mejor”, “Quisiera saber”, “Morena”, “Really Sex”, “Te puedes matar” y la canción “Desesperado” con la que rinden un adecuado homenaje a José José.

Casi al finalizar el concierto, y aprovechando el diálogo armónico entre fans y la banda, Ismael bajó para saltar, cantar, bailar y convivir alegremente con todos al ritmo de sus canciones, regresando posteriormente al escenario para dar cierre al concierto que nos emocionó y caló hasta la médula con su poderosa ejecución. No en vano, Los Daniels es catalogada como una de las bandas con los mejores shows en vivo a los que realmente vale la pena asistir.