Elector 2018

Matrimonio igualitario e interrupción del embarazo, ausentes en discurso de candidatos
Castro Herrejón no está de acuerdo en la postura de quienes aspirando a la silla presidencial aseguren que sólo a partir de su llegada todo será transformado.
Ernesto Hernández Doblas Martes 10 de Abril de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- "Hay candidatos que sostienen que va a depender de que estén en el poder para que cambie todo a su alrededor, incluidos nosotros", apuntó para Cambio de Michoacán, la licenciada en filosofía por la Casa de Hidalgo, Kenneth Yannick Castro Herrejón.

Esta es la segunda y última parte de la conversación sostenida con la también activista desde el feminismo, impulsora entre otras cosas del protocolo en contra del acoso y el hostigamiento en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

Castro Herrejón no está de acuerdo en la postura de quienes aspirando a la silla presidencial aseguran que sólo a partir de su llegada todo será transformado.

Kenneth Yannick Castro Herrejón. Imagen tomada de su Facebook
Kenneth Yannick Castro Herrejón. Imagen tomada de su Facebook
(Foto: Especial)

Entre otras razones porque eso supondría, dijo, que se está mirando a los ciudadanos desde una postura incluso paternal, creyendo que éstos necesitan tutela para la toma de las decisiones que les atañen, en base a lo que se considera correcto o incorrecto.

Necesidad: alerta de género nacional



En relación a los temas que son importantes para la agenda del feminismo y de la atención a las mujeres, la activista enumeró algunos aspectos como la igualdad jurídica y política, así como los feminicidios en donde "es probable que se deba impulsar una alerta de género nacional pero no nada más normativa ni de título".

Y es que hay que recordar que en algunos de los estados en donde ha sido declarada la alerta de género a causa del alza de asesinatos en contra de mujeres, no ha fluido de manera adecuada un presupuesto y un plan de acción que lleve a cambiar de manera efectiva las agresiones por cuestiones de género.

No solo eso es importante, abundó, sino también colocar a las personas adecuadas a cargo de ese tipo de acciones y no continuar designando a quienes no tienen ninguna preparación en el tema. Los derechos sexuales y reproductivos tienen también importancia, en especial lo referido al matrimonio igualitario y la interrupción legal del embarazo, expuso la entrevistada.


"Hace falta homologar en el país; esos derechos ya están en la Ciudad de México. En cuanto al matrimonio igualitario ya está en algunos estados incluyendo Michoacán, pero también se nos está rezagando el derecho a la interrupción del embarazo".

Los candidatos presidenciales no han abierto ni siquiera el debate al respecto, lamentó, y cuando se les pregunta evaden una respuesta clara aduciendo que no pueden declararse en ese sentido por respeto a todas las opiniones.

"Al parecer, queremos candidatos que no estén dispuestos a discutir absolutamente nada. No tenemos demócratas en nuestra democracia; entonces, yo propondría que busquemos el cuestionamiento y que nos digan qué piensan al respecto y nosotros ya veremos qué hacer con nuestro voto razonado".

La consulta popular ha sido también una respuesta dada frente a este tipo de cuestiones por los políticos, es decir que, de acuerdo a ello, se sometería al parecer de las mayorías temas que atraviesan los social y cultural.

Castro Herrejón consideró que los derechos no deben estar sujetos a este tipo de ejercicios ya que en términos generales solo admiten preguntas cerradas para ser respondidas con un sí o un no.

"Hay discusiones que no tienen por qué someterse a la decisión de la mayoría. Imaginemos por ejemplo que se pusiera a discusión como sucedió en algún momento, si las mujeres deberían tener derecho a votar y ser votadas".

Entonces se le preguntó si desde su punto de vista el hecho de que poco a poco hayan llegado mujeres a puestos de elección ciudadana, ha redundado en hechos concretos a favor de este sector de la población que hace tres años representaba el 51.4 por ciento del total de habitantes en el país.

La respuesta de la entrevistada de inmediato fue en sentido afirmativo y un ejemplo de ello, dijo, es la Ley por una vida libre de violencia y específicamente a partir del año 2000 se han venido impulsando varias legislaciones entre las están las implementadas a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, el matrimonio igualitario entre otras acciones.

“No es inmediato, es probable que vayamos muy despacio y haya que acelerar los cambios. Todavía faltan esfuerzos, pero sí hemos tenido una mucho mayor representación y algunos efectos favorables que hay que reconocer”.

Para finalizar, y a modo de reflexión, apeló al voto razonado sea cual sea la postura política de cada quien, así como a la pregunta sobre la confianza o no en el proceso electoral del 2018. “¿Vamos a aceptar los resultados únicamente si gana el que queremos? Porque eso es una simulación. Invito a que de veras pongamos atención en el procedimiento, que lo conozcamos y lo cuidemos. Vamos a ser demócratas, si gana el que queremos que bueno, pero si no, y el juego fue limpio, hay que respetarlo”.


Comentarios