Escenarios

Conocer usos y costumbres, imperativo para saber gobernar: Chávez Cervantes
Josafat Pérez Jueves 12 de Abril de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Conocer el significado de los usos y costumbres, así como distinguir en la práctica ambas nociones, es imperativo para que los gobernantes puedan mantener a flote su mandato, en equilibrio con las necesidades del pueblo, sin que éste se rebele por el hambre y la carestía de la vida.

Así lo expuso Felipe Chávez Cervantes, traductor de la Constitución Mexicana al purépecha e incansable investigador, durante la presentación de sus dos últimas obras: Usos y costumbres practicados en el pueblo de K'umbutsio o Parikutin y Biografía de Tanachuan.

Felipe Chávez Cervantes, traductor de la Constitución Mexicana al purépecha
Felipe Chávez Cervantes, traductor de la Constitución Mexicana al purépecha
(Foto: Héctor Sánchez)

El discurso pronunciado en su lengua madre, posteriormente traducido para la entrevista, destaca la importancia de conocer los usos y las costumbres de los pueblos, como forma de mantener la memoria histórica, interpretarla y aplicarla en la administración del poder, entre otras prácticas.

"Un uso pone en práctica los principios que nos rigen. Por ejemplo, para gobernar en paz, el gobernante necesita maíz, frijol, chile, vestido, salud, así como conocer la historia y la educación; para que el pueblo no tenga hambre y no se rebele, necesita usar maíz", dijo al explicar en sus palabras que la justicia distributiva es una condición primordial que debe tomar en cuenta el gobierno, a fin de evitar una rebelión por descontento popular y, por ende, una revolución.

En ese sentido, ahondó en cómo desde la Conquista de México se han puesto en prácticas "políticas europeas" que promueven la división entre los pueblos y las comunidades, mismas que perviven en la formas contemporáneas de hacer política.

"Queremos que los usos y costumbres nos unan, en lugar de dividirnos", advirtió y trajo a cuenta la crisis económica que atraviesa el país, con altos precios en gasolina, luz eléctrica y servicios, a causa de la venta que hizo el gobierno mexicano de los recursos energéticos -antes patrimonio de la nación- a empresas extranjeras.

Testimonio sobre el volcán


Durante la presentación de ambos volúmenes y el homenaje brindado a Chávez Cervantes en el Museo Regional Michoacano, Alejandro Cruz Alcántar, profesor normalista jubilado, evocó la erupción del volcán Parikutin, que el pasado 20 de febrero cumplió 75 años, luego de haber emergido en las parcelas del campesino Dionisio Pulido, habitante de San Juan Parangaricutiro.

"Era terrible poder acercarse al volcán, tuve que ir con un amigo que consiguió un helicóptero y vimos la profundidad del cráter desde el cielo. Curiosamente al cristo que estaba ahí, en el templo rodeado por la lava, no le pasó nada.

Después de que se disminuyó el fuego, la gente de lo que ahora es San Juan Nuevo, vino en una comisión y lo llevaron ahí", detalló cómo la efigie del Señor de los milagros fue llevada al nuevo santuario, establecido en el templo de Nuevo San Juan Parangaricutiro.