Mundo

Rusia y Siria entorpecen el acceso a la zona del ataque químico a los inspectores
Redacción Lunes 16 de Abril de 2018
A- A A+

La Haya.- Tres días después de haberse desplegado en Damasco, el equipo de inspectores enviado por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) seguía este lunes sin poder acceder a Duma, a una decena de kilómetros de la capital siria, donde el día 7 se denunció un ataque letal con gas tóxico. El régimen sirio y sus aliados militares rusos, que controlan ese antiguo enclave rebelde desalojado por la oposición en Guta Oriental, alegaron razones de seguridad tras el bombardeo occidental de represalia contra centros de armamento sirios para retrasar el acceso de los investigadores internacionales.

Ígor Kirilov, alto cargo del Ministerio de Defensa ruso, anunció por la noche en La Haya, sede de la OPAQ, que los expertos de la organización internacional podrán visitar Duma el miércoles, según declaracines recogidas por Reuters. Los delegados rusos y sirios, que se habían reunido horas antes con el equipo de la OPAQ en Damasco, se limitaron a ofrecer la presencia de 22 supuestos testigos del ataque químico de Duma para que fueran interrogados en la capital, sin permitir por ahora el paso hasta el escenario de un presunto crimen contra la humanidad.

Edificios en ruinas en Duma, Guta Oriental
Edificios en ruinas en Duma, Guta Oriental
(Foto: Especial)

En Moscú, responsables diplomáticos citados por la agencia Interfax, achacaron a la ONU la responsabilidad del retraso por no haber comunicado “la aprobación de la visita de los expertos de la OPAQ”. Un portavoz de Naciones Unidas replicó desde Nueva York que los inspectores tenían todos los papeles en regla. El Gobierno sirio les concedió el visado en Bruselas el pasado miércoles.

Grupos relacionados con la oposición al presidente Bachar el Asad denunciaron el día 7 que un ataque químico lanzado por el régimen había causado al menos 40 muertos y varios centenares de intoxicados por la inhalación de gas cloro y gas sarín (agente nervioso). Las imágenes y testimonios que difundieron a través de las redes sociales, que mostraban a civiles con graves síntomas de asfixia, fueron consideradas consistentes por la OPAQ para abrir una investigación.

Estados Unidos encabezó el pasado sábado un ataque de castigo lanzado junto con Francia y Reino Unido contra instalaciones sirias —supuestamente vinculadas al programa de armas químicas— tras analizar informes que apuntaban a un ataque con armas prohibidas. El embajador norteamericano ante la OPAQ, Kenneth Ward, acusó ayer a Rusia y a Siria de estar bloqueando el trabajo de la misión internacional, y expresó sus sospechas de que Damasco y Moscú estaban intentando manipular las pruebas disponibles sobre el terreno. Fuerzas gubernamentales y policías militares rusos patrullan en las calles de Duma desde el pasado sábado, cuando los insurrectos de Jaish al Islam abandonaron el enclave tras una rendición pactada.

Frente a las condenas internacionales, rusos y sirios han insistido en que la denuncia del ataque químico en Duma es un montaje organizado por los llamados Cascos Blancos, socorristas voluntarios que operan en las zonas bajo control insurgente, y por asociaciones médicas en el exterior que prestan ayuda a los centros sanitarios en áreas rebeldes.

Más información en: https://elpais.com