Municipios

Pareja uruapense acusa al IMSS de negligencia en la muerte de su hijo
Grecia Ponce Domingo 13 de Mayo de 2018
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Luego de que su hijo de poco más de un año de edad, murió por falta de atención adecuada, tras recibir una bala perdida, padres derechohabientes, acusan de negligencia al Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS).

Pero además piden que la institución les restituya el pago de una ambulancia, que tuvieron que rentar, ya que en la institución tampoco les proporcionaron este tipo de servicio.

Su pequeño hijo murió por falta de atención oportuna, tras recibir una bala perdida
Su pequeño hijo murió por falta de atención oportuna, tras recibir una bala perdida
(Foto: Grecia Ponce)

Los progenitores son de escasos recursos y ahora al dolor de su pérdida le tienen que sumar las deudas que contrajeron, ante lo que consideran fue una falta de atención oportuna, por parte del Instituto, al cual acusan de negligencia.

Jesús Ángel Calderón, el padre del pequeño, que falleció el mes pasado, dijo que a dos meses de que el IMSS les iba a dar respuesta sobre la restitución de los 18 mil pesos, que pagaron al tener que rentar la ambulancia, la institución no les ha dado una solución concreta.

Pero lo más grave fue lo que el progenitor considera una negligencia al atender a su ahora finado hijo. Recordó que la noche que el niño fue atendido luego de que fue víctima de una bala perdida el pasado, en el área de urgencias del IMSS, "había gente que no supo reaccionar. Había puro practicante ahí".

"Vi la ineficiencia que tienen ellos al reaccionar ante una urgencia. Necesitaba una traqueotomía, pero no tenían el equipo, ni los doctores no sabían ni cómo hacerlo y ni ambulancia tenían para trasladar a mi hijo a un lugar en donde sí lo atendieran de manera eficiente.

Su bebé fue operado en Guadalajara y estuvo tres meses en terapia intensiva, pero finalmente murió.

El niño se llamaba Christopher Ángel Villaseñor y tenía un año nueve meses, cuando el 24 de diciembre pasado, a las 23.30 horas fue alcanzado por una bala perdida.

Sus padres lo llevaron al servicio de emergencias del IMSS, el que se conoce como "el Seguro de la Charanda", pero ahí "me dijeron que por la fecha y por el horario, no había, médicos, aparatos ni ambulancias, pero que nos dejaban hablar por teléfono para llamar a una ambulancia particular".

Resaltó que "mi esposa y yo tenemos seguro, porque los dos trabajamos, pero no tuvimos derecho ni siquiera a una ambulancia. Tuvimos que rentar una para trasladar al niño al Centro Médico de Occidente.

Dijo que es "lamentable ver que los hospitales son el cascarón nada más; las cuatro paredes, pero no tienen el equipo ni los médicos. Los médicos se ve que son inexpertos, a diferencia de los que atendieron a mi hijo en Guadalajara. Los de aquí no tienen ni tantita sensibilidad. Si reconocieran que no tienen equipo la gente no iría a perder el tiempo".

El niño fue operado en Guadalajara y salió bien luego de la intervención. Estuvo internado un mes en terapia intensiva en aquella ciudad y falleció aquí en Uruapan, el 9 de abril en la clínica 81.

finalmente el entrevistado dijo que todas las personas con las que habla de caso, le dicen que lo lamentan, pero "nada más uno como padre sabe lo que se siente perder a un niño de esa edad;que apenas va empezando; que no le ha hecho mal a nadie; que era muy sano y muy fuerte y que perdió la vida por culpa de personas que no le ponen cariño a su trabajo".