Mundo

Desconocen seis países del G-20 elecciones en Venezuela
Notimex Lunes 21 de Mayo de 2018
A- A A+

Buenos Aires, Argentina.- México, Argentina, Australia, Canadá, Chile y Estados Unidos desconocieron hoy aquí la reelección del mandatario venezolano Nicolás Maduro, al considerar que los comicios no fueron convocados por autoridades legítimas.

El canciller argentino Jorge Faurie leyó la declaración acompañado por el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, y representantes diplomáticos de Australia, Canadá, Chile y Estados Unidos.

Los funcionarios dieron a conocer su posición en el marco de la reunión de cancilleres del Grupo de los 20
Los funcionarios dieron a conocer su posición en el marco de la reunión de cancilleres del Grupo de los 20
(Foto: Notimex)

Los funcionarios dieron a conocer su posición en el marco de la reunión de cancilleres del Grupo de los 20, que se llevó a cabo en esta capital y en la que participaron representantes diplomáticos de más de 20 países.

En el pronunciamiento sobre Venezuela, los seis países firmantes explicaron que “teniendo en cuenta la falta de legitimidad del proceso electoral venezolano, desconocen los resultados de las elecciones de ayer al haber sido convocadas por una autoridad ilegítima", en referencia a la Asamblea Nacional Constituyente.

Agregaron que la Constituyente excluyó la participación de actores políticos, además de que “no ha contado con observación internacional independiente ni con garantías para que este proceso pueda ser aceptado como libre, justo, transparente y democrático”.

En el escrito, añadieron que “los países que se suman a esta Declaración entendemos que esta elección ilegítima es una clara reafirmación de la ruptura de la institucionalidad democrática en Venezuela”.

Ante este resultado, advirtieron los gobiernos de estos seis países “considerarán posibles medida políticas y económico-financieras sancionatorias del régimen autoritario de Maduro, procurando en ello no afectar al pueblo venezolano, que es la primera víctima de esta ruptura de la democracia venezolana”.

Además, reafirmaron que la solución a la crisis de Venezuela debe ser alcanzada de forma pacífica y con el protagonismo de los propios venezolanos.

“La comunidad internacional debe realizar su contribución a ese fin, impulsando acciones e iniciativas que permitan restaurar la democracia y el respeto de los derechos humanos en ese país”, señalaron.

Los países firmantes explicaron que la crisis humanitaria (de orden social, económica y de salud) en Venezuela se ha agravado y profundizado de manera alarmante, ratificada por el creciente éxodo de los venezolanos que abandonan su país.

“Más de 900 mil venezolanos han emigrado a diferentes países de nuestra región y esta situación de emergencia constituye una amenaza para la estabilidad y seguridad regional en lo sanitario-epidemiológico, migratorio, alimentario, social, educativo”, señalaron.

En medio de este escenario, recordaron que los países de la región “trabajamos en forma activa, junto a socios extraregionales, para hacer frente a esta dramática crisis de un pueblo hermano”.