Educación

en el Museo Casa Natal de Morelos
Ofrece Ramón Sánchez la conferencia ‘Diego Rivera a su paso por la URSS’
Ernesto Hernández Doblas Martes 19 de Junio de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Este próximo viernes a las 19:00 horas en el Museo Casa Natal de Morelos, tendrá lugar dentro de su tradicional programa de cada ocho días, la conferencia titulada “Diego Rivera a su paso por la URSS”, presentada por el historiador y catedrático nicolaita Ramón Sánchez Reyna.

Cambio de Michoacán lo entrevistó para conocer los detalles tanto del evento como de las perspectivas de quien se ha dedicado a investigar el tema del arte en general, siendo esta la primera de dos entregas.

"Por lo menos dos o tres veces al año la Casa Natal de Morelos me invita para impartir algún tema tanto de mi interés como alguno que se me proponga". Desde hace más de cuatro décadas, recordó, dicho espacio cultural y artístico ha hecho de los viernes un foro abierto de expresión y comunicación.

Museo Casa Natal de Morelos
Museo Casa Natal de Morelos
(Foto: Especial)

Rafael Alcantar y Fidel Ramírez de la casa editorial FIMAX junto con otros ciudadanos fueron unos de los iniciadores de ello, dando oportunidad a intelectuales, artistas, gestores culturales y una amplia gama de participantes.

En relación al tema a tratar este próximo 22 de junio, Sánchez Reyna comentó que le atrae desde hace tiempo, de manera particular a partir de que a los fideicomisos de los acervos Diego Rivera y Frida Kahlo se han acercado investigadores, dando a conocer aspectos poco trabajados de la trayectoria del reconocido pintor originario de Guanajuato.

Producto de ello se realizó una exposición en la Ciudad de México, respecto a la presencia y producción de Diego Rivera en los Estados Unidos "que no se limita solamente al muralismo sino también al caballete".

Aunque en este sentido, apuntó, lo que más se ha comentado de su obra tiene que ver con su fallido trabajo en uno de los edificios Rockefeller en Nueva York mismo que además de ser cancelado fue destruido el avance que se llevaba ya que estaban incluidas figuras importantes del socialismo como Lenin y Karl Marx.

"Ese mural después lo ejecuta Diego Rivera tal cual lo había diseñado, en el Palacio de Bellas Artes y ahí lo podemos apreciar".

Fue justamente en ese lugar, en donde también de junio a septiembre del 2017 fue presentada una exhibición para mostrar las relaciones entre el mexicano y el célebre artista español Pablo Picasso, especialmente respecto a la corriente conocida como cubismo, resultado del primer viaje a Europa en 1907 de Diego Rivera.

"Es interesantísimo porque en la exposición se ve la formación academicista de ambos, después ambos produciendo cubismo y más adelante la separación total; uno muy influenciado por el arte Griego y Romano antiguo y el otro muy nacionalista y alimentado en el México indígena".

De la misma forma el museo que lleva el nombre del artista nacional presentó del 30 de noviembre del calendario pasado al ocho de abril del 2018, el trabajo de éste durante su paso por la extinta Unión Soviética

"Cómo sabemos Diego Rivera fue militante del Partido Comunista y sobre su relación con algunos personajes como León Trotsky. Diego Rivera es un pincel que va con los valores europeos, porque desde que se forma en las escuelas de arte mexicano llegan estampas y reproducciones de lo que ya se está haciendo, pero además recibe el impulso del gobierno mexicano que lo beca en dos ocasiones para realizar estancias allá".

El primer viaje a la URSS lo lleva a cabo en 1927 en ocasión de los primeros 10 años del triunfo de la revolución "y conoce lo que se está haciendo; las miradas occidentales van muy poco en aquellos años a lo que se está haciendo en la Unión soviética pero ellos también tienen un importante movimiento modernista y de vanguardias. Nada más que la tradición Europea llega hasta Alemania y el expresionismo y se regresa".

Desde su punto de vista lo que es de llamar la atención de la estancia del mexicano en Rusia así como lo que artísticamente surge de ello es la pincelada, la temática y el colorido porque usa tonalidades pasteles aprovechando también la técnica de la acuarela y luego pinta “esa Rusia que se está construyendo, esa nación triunfante a la revolución”.

Más adelante, explicó Sánchez Reyna, realiza un segundo viaje en 1957 motivado por la búsqueda de atenderse de un cáncer que le había sido diagnosticado meses atrás, siendo entonces sus pinturas basadas en rostros y situaciones de personas que se encontraban en el hospital donde se atiende así como gente durante sus actividades en la cotidianeidad y en la mendicidad.