Municipios

Reforestarán 90 hectáreas de San Juan Nuevo Parangarícutiro
Grecia Ponce Domingo 8 de Julio de 2018
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Con unas 20 mil plantas jóvenes han comenzado los trabajos de reforestación en la comunidad indígena de San Juan Nuevo Parangarícutiro.

Ésta comunidad podría ser la única de la región P'urhépecha, que no sólo administra de manera sustentable sus bosques; que se desarrolla mediante la instalación de diversas industrias; que le dan valor agregado a la madera, sino que protege sus patrimonio boscoso con vigilancia y mantenimiento, durante la temporada de secas y con reforestación en época de lluvias.

Se utilizarán cerca de 20 mil plantas
Se utilizarán cerca de 20 mil plantas
(Foto: Grecia Ponce)

Precisamente acaba de comenzar la tarea de reforestar en esta comunidad, en donde la meta de este año es de 90 hectáreas, en las que ya se inició con la plantación de 20 mil pinos, de entre año y medio y dos años de edad.

Cabe destacar que estos pinos fueron producidos precisamente en los viveros de las diferentes áreas de la comunidad indígena de Nuevo San Juan y su plantación está a cargo de los diferentes grupos de trabajo.

Estos grupos corresponden las diversas empresas que se han fundado en la comunidad y que están divididos en Administrativos, Sierras Cintas, Secundarios, Aserrío, Molduras, Estufas, Resina y Muebles.

Pero también en Dirección Técnica Forestal, Huertas, Invernaderos, Artesanos, Mantenimiento y Ayuntamiento, entre otros.

Una vez que se establecieron las lluvias, se dio inicio al programa de reforestación, en el que destaca que las plantas utilizadas no son como las de las reforestaciones, que se realizan en el resto de la entidad. Esas plantitas miden tan sólo unos centímetros y son prácticamente pinos bebés, con tan sólo unos meses de vida, que venden ciertas empresas de aquí de Michoacán y de otros estados.

En San Juan se utilizan plantas que miden un metro o más de alto, que mínimo tienen año y medio de edad o dos años, lo que garantiza la supervivencia de los arbolitos plantados.

La Comunidad Indígena de Nuevo San Juan Parangarícutiro es la única de Michoacán autorizada para el aprovechamiento sustentable de sus bosques, mediante un permiso de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), que la faculta a industrializar racionalmente parte de sus recursos forestales.

La comunidad puede aprovechar mil hectáreas por año, lo cual significa una porción de las 18 mil hectáreas que los P'urhépecha de esta zona resguardan; pero a diferencia de otras comunidades que ya acabaron con sus bosques y que van a depredar los de la región, la gente P'horé de San Juan es un ejemplo mundial incluso de organización comunal y forestal.

Mientras que otras comunidades que también fueron expulsadas de su ubicación original por el volcán Parikutini, se dedican a pedir beneficios teniendo como argumento único, su pertenencia a la etnia, en San Juan, cuando acceden a algún programa de gobierno es porque ya pusieron su parte por adelantado, ya que descubrieron que cuidar al bosque genera riqueza de muchos tipos.