Municipios

Apariciones de rostros en el templo de San Juan de Dios en Pátzcuaro
Armando Martínez Domingo 15 de Julio de 2018
A- A A+

Pátzcuaro, Michoacán.- En el templo de San Juan de Dios, ubicada a unos pasos de la Plaza Vasco de Quiroga, justo en la calle de Romero y a un costado del Hospital Civil, han ocurrido tres casos raros, “milagros” dirían los fieles creyentes, por tres “apariciones” de rostros en diferentes lugares de la iglesia.

Al decir de personas que acuden regularmente a esta iglesia, manifiestan que la primera aparición de un rostro, que da la impresión de un hombre barbado, se encontró hace aproximadamente diez años en uno de los mosaicos del pasillo izquierdo del templo, a un costado del confesionario. En ese lugar de la iglesia, alguien se percató de que en el piso se figuraba el rostro de un hombre con el semblante triste y con la cabeza de lado.

La segunda “aparición”, se registró tiempo después, en la rodilla derecha del Cristo del Señor del Perdón, que se encuentra a un costado del altar principal. El rostro de un hombre barbado que apenas es perceptible, se encontró justo en el costado de la herida de esta imagen que data del siglo XVII, en los momentos que era reparada, el restaurador descubrió la “aparición” y posteriormente se han realizado investigaciones de este descubrimiento. Hasta el momento, la iglesia no ha dado una respuesta, pero la gente sí, dicen que son milagros y así se manifiesta en Creador.

Templo de San Juan de Dios, en Pátzcuaro, Michoacán
Templo de San Juan de Dios, en Pátzcuaro, Michoacán
(Foto: Especial)

La ultima “aparición” en esta iglesia, fue descubierta tiempo después, justo a la entrada principal de la sacristía; ahí en un mosaico que tiene medidas de 40 X 40 centímetros, se encuentra la figura del rostro de un hombre barbado, mirada triste y con la cabeza inclinada hacia su derecha.

Los creyentes que acuden a esta iglesia de San Juan de Dios, donde por cierto fueron llevadas las imágenes y mobiliario del ex Templo de San Agustín cuando fue expropiado y convertido en Biblioteca Pública, señalan que estas tres apariciones de rostros, es para que la gente incrédula voltee los ojos a la creencia, sobre todo en estos tiempos difíciles para la humanidad entera.

Los creyentes consideran un milagro o un aviso para los incrédulos que están alejados de la iglesia. Se dice que las medidas de los mosaicos de 40 X 40, representan la Cuaresma del Señor, que según la iglesia católica, estuvo orando 40 días previo a su crucifixión.