Municipios

Imparten pláticas sobre la presencia de Morelos en la región del Balsas
Ángel Ramírez Ortuño Miércoles 26 de Septiembre de 2018
A- A A+

Huetamo, Michoacán.- El historiador Rubén Darío Núñez Altamirano visitó Huetamo para dar una serie de charlas en planteles educativos sobre parte de la vida de Morelos en la región de las tierras calientes del Balsas de Huetamo.

El historiador  Rubén Darío Núñez Altamirano
El historiador Rubén Darío Núñez Altamirano
(Foto: Ángel Ramírez Ortuño)

Habló a detalle del arribo de Morelos a Huetamo en 1810 con un grupo de valientes paisanos de Carácuaro y Nocupétaro, de cómo llegó inicialmente a la vecina ranchería de Uspio, donde durmió una noche, y de su ingreso pacífico a Huetamo, de cómo formó su primer ejército armado y sus primeros soldados de a caballo, y reconoció Núñez que las calles de Huetamo, sus viejas casonas, parques y jardines son un tesoro que deben apreciar los mexicanos, para señalar también que la Nueva España era interpretada por Europa como “una mina mundial”, como un continente inmaduro, y habló del guadalupanismo y el mestizaje, del fuero y otros variados temas.

Quedan muchas dudas, hay demasiado terreno por investigar sobre los pasos de Morelos por las tierras caliente que conoció el joven arriero, aquel que dejó el curato por seguir a Hidalgo y seguir la lucha de independencia por otro sendero, y recordó a los miembros de aquel congreso que formó Morelos, de las constantes visitas del cura de Carácuaro a Huetamo, y se le informó que en recuerda a Morelos, Huetamo tiene el Museo de Los 50 Pares, y que entre los valientes soldados que de este pueblo se fueron con él, hay injusticias históricas que se deben resolver, como es el caso del Coronel Mariano Garduño, desconocido en Huetamo pero reconocido en Cuautla al darle su nombre a una avenida.