Municipios

Cambio climático en el suelo del pico de Tancítaro generaría deslaves
Grecia Ponce Jueves 4 de Octubre de 2018
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- El cambio de uso del suelo en el pico de Tancítaro, de forestal a agrícola, incluso en la zona considerada Área Natural Protegida, podría generar más deslaves como el de Peribán o Angangueo.

Así lo advirtió el ambientalista, Juan Manuel Madrigal, quien alertó acerca de que Uruapan no es ajena a estos peligros, debido al deterioro de los cerros de La Charanda y de la Cruz, antiguamente poblados por pinos, pero ahora, llenos de viviendas, talados, incendiados y con huertas de aguacate.

El cambio de uso del suelo en el pico de Tancítaro, de forestal a agrícola, incluso en la zona considerada Área Natural Protegida, podría generar más deslaves.
El cambio de uso del suelo en el pico de Tancítaro, de forestal a agrícola, incluso en la zona considerada Área Natural Protegida, podría generar más deslaves.
(Foto: Grecia Ponce)

llenos de viviendas, talados, incendiados y con huertas de aguacate.
Las afirmaciones de Madrigal Miranda, no son descabelladas si se comparan con el estudio elaborado por el doctor en Ciencias, Alberto Gómez-Tagle Jr.; el también doctor en ciencias, A Francisco Gómez-Tagle y el maestro en Ciencias, Rafael Morales Chávez, especialistas del Instituto de Investigaciones sobre Recursos Naturales (INIRENA) de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

Esta investigación expone que el desastre ocurrido en Peribán, no sólo tuvo su origen en el hecho de que no se respetó el cauce del río Cutio, sino en otros factores.

Por lo que respecta al citado río, afuera de la ciudad, el cauce natural tiene un ancho de 20 metros, pero conforme el río se adentra en Peribán, dicho cauce se va reduciendo, primero a un grosor de nueve metros y luego a uno de siete.

A esta situación en Peribán se le sumó el factor del cambio de uso del suelo de boscoso a agrícola y específicamente a aguacatero, como lo advierte también Juan Manuel Madrigal, quien posee una trayectoria de 30 años en cuestiones ambientalistas.

De acuerdo al Análisis hidro climático histórico, precipitación y de uso del suelo, Periban, Michoacań y Área Natural Protegida (ANP) Pico de Tancítaro, de las 4 mil 208 hectáreas que componen la cuenca del Río Cutio, mil 658, es decir el 39 por ciento ahora son huertos de aguacate.

Pero yendo más allá del desastre de Peribán, hay otras contingencias en puerta, ya que de las 23 mil 405. 92 hectáreas que conforman el ANP, Pico de Tancítaro 4 mil 292 ya no son bosques, sino huertas de aguacate. Esta cifra equivale casi a una quinta parte de la superficie total del coloso, que es el pico más alto de la entidad.

Estos hechos son acerca de los que alerta precisamente Juan Manuel Madrigal quien expuso que el problema crecerá mientras se siga talando en cerros con gran pendiente, como en el cerro de la Charanda, de la Cruz, en Uruapan; en el pico de Tancítaro, "de donde vendrán más deslaves. Lo constaté haciendo un recorrido desde San Juan Nuevo hasta Peribán".

Pero por otra parte, el mismo peligro está latente "para Santa Ana Zirosto y Nuevo Zirosto, poblados ubicados también en las faldas deforestadas del Tancítaro".

Finalmente, Juan Manuel Madrigal llamó a recordar "el deslave en Angangueo, que acabó con el pueblo. Es la misma historia de inconsciencia".