Municipios

El 17 y 18 de octubre, Zacán muestra al mundo la riqueza de la cultura purhépecha
Redacción Martes 9 de Octubre de 2018
A- A A+

Zacán, Los Reyes, Michoacán.- La máxima expresión cultural del pueblo purhépecha en orquestas, bandas, danzantes, y la pirekua como patrimonio cultural de la humanidad, se pueden apreciar y admirar durante los días 17 y 18 de octubre de cada año en la comunidad de Zacán.

Esta población, enclavada en la Meseta Purhépecha, entre los municipios de Uruapan y Los Reyes, ofrece además a los visitantes, su hospitalidad y gastronomía tradicional, con técnicas ancestrales e ingredientes naturales para su elaboración, informa Agencia RED 113.

El churipu, las kurhundas o una atápakua con tortillas del comal en fogón de paranguas, que se pueden saborear en la muestra y venta de comida tradicional, también patrimonio cultural de la humanidad; o sus más de 40 sabores y colores en la feria del atole, de nurite, grano de elote, zitún, caña o de leche, con paqués, pinole, ponteduro o esquites.

La máxima expresión cultural del pueblo purhépecha en orquestas, bandas, danzantes, y la pirekua como patrimonio cultural de la humanidad
La máxima expresión cultural del pueblo purhépecha en orquestas, bandas, danzantes, y la pirekua como patrimonio cultural de la humanidad
(Foto: Especial)

Somos un pueblo que le tiende la mano a quienes nos visitan; a los que admiran y disfrutan del juego prehispánico de pelota o uárhukua; las camisas o guanengos bordados a base de punto de cruz; los sombreros de palma, o las figuras talladas en madera, elaborados magistralmente con esas manos mágicas de nuestros artesanos.

Con su ojito de agua y su tradicional cerrito, así es Zacán, donde se da la mano con el corazón y se trata como hermano, al que es amigo sincero, dice el huapango de Humberto Méndez Campos; así es Zacán, con su 18 de octubre, la fiesta más popular.

Construcciones coloniales, antiquísimas, como la iglesia de San Pedro, el santo patrono, o la huatápera y su capilla dedicada a Santa Rosa; calles empedradas; el gigantesco monumento a nuestras raíces, elaborado en bronce por José Luis Retana, y su kiosko en la plaza principal. Así es Zacán, con mucho que ver y disfrutar.

Alegría y colorido de músicos y danzantes; es un encuentro de los pueblos indígenas, con más de 600 artistas que se preparan especialmente para participar en este evento, el más grande, el más importante en su género. Aquí se revive la herencia de nuestros ancestros, nuestra cultura, nuestra identidad.