Municipios

Huetamo organizó en San Jerónimo gran festival al reto Náutico internacional del Río Balsas 2018
Ángel Ramírez Ortuño Miércoles 10 de Octubre de 2018
A- A A+

Huetamo, Michoacán.- Los bólidos náuticos que corren en la competencia internacional del río Balsas en busca de ganar el Campeonato Mundial de Ríos 2018, a temprana hora del martes 09 de octubre dejaban atrás la playa del puente Miguel Alemán, entre Coyuca y Altamirano y en un suspiro estaban ya en Zirándaro, lugar donde se tuvo que habilitar un espacio para atender a la embajada náutico deportiva internacional, y como pudo cumplió con el objetivo el alcalde Gregorio Portillo, y como singular recuerdo de Zirándaro, los pilotos recibieron, además de una playera de recuerdo de la tierra de los Chávez.

Y desde Zirándaro Gro; y El Embarcadero, Mich; arrancó la etapa complementaria del día martes rumbo a San Jerónimo, ya en territorio michoacano, y después de cruzar los tapetes verdes del valle de Huetamo sembrados de melón, ingresaron los pilotos a un gran cañón que se forma debajo de Santiago Conguripo, cuestión que permite observar desde diferentes puntos el paso de las lanchas a velocidad endemoniada, para arribar al rápido de El Tamarindo y cruzar por el cárcamo de la Quetzería para culminar la jornada en San Jerónimo, sitio donde el ayuntamiento de Huetamo esperaba a la embajada náutico deportiva visitante con música, gastronomía, mezcal, cerveza, mojarras fritas y en especial hermosas guachas lugareñas que adornaron ese paisaje ribereño michoacano.

Hospitalidad, música y  gastronomía  ofreció Huetamo al  evento Náutico Internacional en San Jerónimo.
Hospitalidad, música y gastronomía ofreció Huetamo al evento Náutico Internacional en San Jerónimo.
(Foto: Ángel Ramírez Ortuño)

Tras el arribo de las embarcaciones, San Jerónimo demostró su hospitalidad como pueblo ganadero, agrícola y melonero, y de forma conjunta, autoridades municipales, encabezadas por el alcalde , Ingeniero Juan Luis García Conejo y por las de la citada tenencia, se brindó cálida recepción a ritmo de músicas de viento, carpas y mallasombras, servicios de urgencia médica, Cruz Roja, Protección Civil, Policía Michoacán, patrullas, ambulancias y estricta coordinación de vigilancia garantizó la seguridad, y detalles que permitieron vivir una memorable jornada entre los acalorados canadienses y gringos que huían despavoridos de los piquetes de moscos y en busca de sombra frente al abrasador sol de la Tierra Caliente del Balsas.

Lo que aconteció en San Jerónimo ahí queda para la historia, dado que para tal fin se reunieron los alcaldes de Huetamo, Coyuca de Catalán y Churumuco, y un ex alcalde de Altamirano, y presentes también estuvieron autoridades del deporte, la cultura y la seguridad de Michoacán, y en especial la gente del pueblo, gente mayor que recordó otros tiempos y acudía a recibir a Sergio Velázquez, piloto que ha sido considerado desde siempre –hijo predilecto de San Jerónimo-, y junto con una treintena de pilotos arribó el personaje tripulando la lancha “Tlapehuala” y con el espíritu renovado, al igual que Guillermo Cortez, Leo Wright, los Quiroga, Villafuerte, Posadas, gente bonita que disfrutó de la terracalentanía huetamense.

Un festival con diversos grupos musicales, mil mojarras fritas, calidez desbordada y un banquete a los pilotos, jueces y organizadores se sirvió junto al río, hubo entrega de reconocimientos, invitación a los alcaldes para recorrer algunos tramos del Balsas en lanchas, entrevistas, regalos de gorras, playeras, y en especial hieleras repletas de bebidas refrescantes, donde no faltó el mezcal y la cerveza, pusieron la cereza en el pastel a esa memorable jornada náutica organizada por Huetamo, y donde los celulares, transmisiones de radio y grabaciones de la prensa internacional y michoacana registraron el acontecimiento, en tanto que la mañana del miércoles 10 de octubre se daba el banderazo de salida río abajo para seguir la carrera que concluirá en Lázaro Cárdenas.