Sociedad

Impuesto ecológico no afecta a recolectores, asegura Ricardo Luna
Erandi Torres Martínez Martes 15 de Enero de 2019
A- A A+

Morelia, Michoacán.- El secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (SEMACCDET), Ricardo Luna García aseguró que el impuesto ecológico que avaló el Congreso del Estado para el manejo de desperdicios sólidos no afectará directamente a los trabajadores de la recolección de basura pues esta disposición está dirigida a las empresas recicladoras.

Aclaró que varios municipios tienen concesionado el servicio de separación de materiales de desperdicio y será de ahí donde surja el pago de este impuesto "se debe generar el pago de diez centavos por kilo de basura, y ese recurso es para crear más infraestructura, hay 80 municipios con tiradero a cielo abierto”, señaló el funcionario estatal.

El secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, Ricardo Luna García
El secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, Ricardo Luna García
(Foto: Archivo)

Observó que quienes se dicen afectados no deben confundir a la población y realizar bien las operaciones aritméticas pues el impuesto no es muy gravoso aunque diariamente, el estado podría generar alrededor de 230 000 pesos por los 2 300 toneladas de residuos sólidos que se generan diariamente en la entidad.

“La verdad que lo que se va a recabar es poco para lo que se va a resolver, y tampoco es gravoso como lo está diciendo un diputado local” a quien llamó a hacer bien las cuentas y que conozca que existen otras entidades y países que emplean este impuesto destinado para crear la mínima infraestructura para el manejo de los residuos sólidos.

Recolectores de basura se manifestaron frente al Congreso local
Recolectores de basura se manifestaron frente al Congreso local
(Foto: ACG)

Indicó que este recurso servirá a largo plazo para que los municipios que no cuentan con infraestructura para la separación de basura, ahora tengan la posibilidad de contribuir al medio ambiente y con ello dar un buen manejo a los desperdicios, ya que actualmente existen rellenos sanitarios operando sin que tengan labores de separación de los desperdicios lo que a largo plazo genera un impacto ecológico importante.

Agregó que las empresas separadoras obtienen ganancias importantes por la compra-venta de desperdicios de reciclaje como cartón, aluminio, plástico y vidrio que son los principales desperdicios que revenden para su reutilización sin que por el momento exista una ganancia para el Estado o los ayuntamientos.

“Todos han visto como la basura sigue siendo desechada en las barrancas, las calles y en los propios ríos y al no haber la suficiente infraestructura y la cultura suficiente para que la gente desde en sus hogares separen la basura, se genera un problema muy grande” el cual será combatido con el ejercicio económico de este impuesto”, enfatizó.