Mundo

El museo de los amores rotos también festeja el Día de San Valentín
Redacción Jueves 14 de Febrero de 2019
A- A A+

Zagreb, Croacia.- Olviden las cenas románticas a la luz de las velas y los ramos de rosas rojas. En Zagreb, San Valentín se celebra este jueves en el Museo de las Relaciones Rotas.

De acuerdo con Expansión, cada uno puede traer un objeto que simbolice su amor destruido a este pequeño museo del centro de la capital croata. Debajo de cada objeto, un texto cuenta la historia.

A veces es muy corto, como en la sala bautizada "Tomar lo amargo con lo dulce", en la que debajo de un libro de recetas para adelgazar se puede leer: "Esto fue un regalo de mi exnovio... ¿Es realmente necesario que continúe?"

Llama la atención un vestido de novia sin estrenar venido de Turquía. El futuro esposo murió de forma inesperada antes de la ceremonia. Hay también una pierna artificial que perteneció a un antiguo combatiente de la guerra de independencia croata de 1991-95: "La prótesis duró más que nuestro amor".

En Croacia existe un lugar donde se exhiben objetos con pequeñas historias de amor que hay detrás de ellos
En Croacia existe un lugar donde se exhiben objetos con pequeñas historias de amor que hay detrás de ellos
(Foto: Especial)

El museo nació en 2006 de una ruptura, la de los artistas Olinka Vistica y Drazen Grubisic. Tras su separación, decidieron crear un espacio para sus objetos compartidos en lugar de tirarlos a la basura.

"Cuando empezamos este proyecto no tenía ni idea de lo que íbamos a recibir (...) pero ha resultado que la gente es muy interesante, cada uno tiene una historia", dijo Drazen Grubisic, de 49 años.

Explica que el museo recibe 200 objetos cada año y, después de más de una década de existencia, organiza exposiciones en todo el mundo, trayendo objetos e historias de cada una de estas experiencias.

"Es realmente bello. Muchas cosas me han hecho reír a carcajadas, con otras he soltado una lágrima. Pero encuentro realmente amenas estas instantáneas sobre la vida de la gente", agregó Jon Turner, un turista británico de 33 años.