Municipios

Disminuye actividad comercial y consumo de carne debido a la cuaresma en Zamora
Ernesto López Servín Lunes 11 de Marzo de 2019
A- A A+

Zamora, Michoacán.- Durante la celebración de la cuaresma la venta de carne de res, puerco, borrego y chivo baja considerablemente, esto por esta celebración religiosa no permite el consumo de alimentos que contengan sangre.

El porcentaje de la disminución de estos alimentos llega a ser de un 30 por ciento en comparación de temporada regular, no obstante la demanda de los cárnicos bajan hasta en un 90 por ciento, señala Juan Luis Morales Navarro, socio de una cadena de carnicerías de la región.

Los que mas disminuyen son los de corte fino; arachera, tibón, pierna, etc., en contraste los mas económicos llegan a subir hasta un 30 por ciento, como el bistec, espaldilla, costilla, chorizo, chicharrón, etc.


Baja en actividad comercial de carniceras.
Baja en actividad comercial de carniceras.
(Foto: Ernesto López Servín)

Los que mas disminuyen son los de corte fino; arachera, tibón, pierna, etc., en contraste los mas económicos llegan a subir hasta un 30 por ciento, como el bistec, espaldilla, costilla, chorizo, chicharrón, etc.

Otros productos que disminuyen en la demanda de los consumidores son los cárnicos que se usan para elaborar caldos de olla, como el retazo, la maciza de puerco, de res, de chivo, borrego, etc.

Esto no sucede con los productos del menudo que se siguen vendiéndose en los fines de semana, así como el chorizo, la tripa, el suadero que se siguen utilizando para surtir las taquerías, estos productos únicamente reducen en un 25 por ciento en promedio por la disminución de los consumidores del menudeo, que por la temporada de cuaresma los dejan de absorber.

Y no obstante que generalmente son los viernes los días de vigilia, los fines de semana no repunta el consumo de las carnes rojas, se mantiene igual que toda la temporada del año.
Hay que señalar que también como es una temporada de calor la gente deja de consumir los cortes que se usan para caldos, y consume los productos que se pueden cocinar más rápido y que son más secos, sobre todo el bistec, no obstante se adquiere la costilla, el chorizo, la tripa, el suadero, etc.

Esta es la temporada más baja para la venta de cárnicos durante todo el año, después de esto se estabiliza la demanda, y sólo llega a crecer cuando llega la época de navidad y celebraciones de fin de año.

Durante la cuaresma los carniceros de la región dedican este tiempo libre para vacacionar, para darle mantenimiento a los locales, a reparar los refrigeradores y maquinas de corte.

Y así como los expendedores disminuyen sus ganancias en esta época del año, al haber menos demanda de carne, se sacrifican menos animales y por lo tanto los ganaderos reciben menos ingresos en este rubro.

Y aunque disminuye la actividad comercial de las carnicerías, otros rubros adquieren grandes ganancias como los mariscos, las fruterías, las verdulerías, las pescaderías, entre otros.